Deportes

Tecnología en el deporte: ¿para aplicar justicia o quitar esencia?

Por: Daniel Kuschel | 26 de Junio 2017
Fotografía: Andrés Oreña P.

El uso de elementos técnológicos en las disciplinas deportivas llegó para quedarse y no sólo en lo relacionado a las decisiones de juego y arbitrajes. En el alto rendimiento es importante, en lo relativo a entrenamientos y sondeos, y en el básquetbol, tenis o rugby hace bastante está presente para los juicios referiles. Ahora, la video asistencia en el fútbol parece ser el próximo paso.

El uso de las tecnologías en el deporte entró nuevamente en discusión en la última semana. El inicio de la participación de Chile en la Copa Confederaciones y la aplicación del Video Assistant Referee (VAR) enfrentó nuevamente posturas disímiles de cómo aplicarlas en las distintas disciplinas deportivas, más allá del fútbol, que es el tema que hoy está en la agenda cotidiana.

El paso de los años y la evolución de lo relacionado con la tecnología ha traído mejoras al deporte de alto rendimiento en general, y en mayor o menor medida, los deportistas y las distintas disciplinas han sabido aplicarlas a su quehacer cotidiano y a sus competencias, desde las mediciones físicas para mejorar sus índices corporales, pasando por los chips con GPS capaces de entregar miles de datos acerca del rendimiento de un deportista y, ahora, los videos y tecnologías para definir un juicio arbitral en un deporte determinado.

Pero ha sido este último punto el más complicado de aplicar y el que genera las opiniones más distantes. El hoy comentado Video Assistant Referee (VAR) en la Copa Confederaciones, trajo nuevamente la disputa sobre si la tecnología hace más justa la práctica deportiva o le quita su esencia.

La video referencia es un aspecto que no es nuevo para el fútbol, pero sí para la cultura futbolística nacional. Esto, porque por primera vez un equipo chileno participa de una competencia en la que se utiliza esta tecnología, que también se vio en el pasado Mundial de Clubes y en el reciente Mundial Sub 20.

“La incorporación de la tecnología en este deporte no es algo nuevo. Es el mismo debate que se viene generando hace algunos años”, comenta el arbitro profesional Gabriel Romero Rocha, jefe de la carrera de preparador físico en el Instituto Santo Tomás. “Si bien las tecnologías no son completamente infalibles, fomentan también el juego limpio, permitiendo a los árbitros cumplir mejor su función de examinar un incidente confuso y tomar una decisión certera en segundos, cuando se produce una situación conflictiva”, agrega para justificar su implementación.

Para el ex juez de línea nacional con experiencia en la Copa del Mundo de Brasil en 2014, Sergio Román, es un avance al que necesitamos acostumbrarnos. “Esta evolución es necesaria porque va a ayudar a minimizar los errores y es sólo cosa de costumbre. De hecho, si el primer gol que le anulan a Chile (ante Camerún) hubiese sido al equipo contrario, creo que estarían todos contentos. Hay que ser objetivos en este nuevo aporte, porque así lo siento. Se va a hacer justicia”, indica.

La experiencia

Otras disciplinas como el básquetbol, el rugby o el tenis tienen incorporada hace bastante tiempo a la tecnología en las decisiones de juego.

En el caso del tenis, por ejemplo, se usa el mencionado “ojo del halcón” para definir jugadas difíciles, sobretodo en cancha rápida. Ahí, es el jugador quien la solicita y tiene tres desafíos por cada set. “Se hizo para hacer los cobros más justos en situaciones complicadas y en oportunidades más límites. Fue una modernización de las situaciones tenísticas”, comenta Rodrigo Canales, entrenador de tenis del Estadio Español.

Canales remarca que uno de los puntos importantes es que el mismo jugador pide la decisión. “En el fútbol es distinto, porque es una marcha blanca, en la que se han demorado mucho en tomar decisiones. Se han revertido cobros, igual que en el tenis, y la principal diferencia es que ahí el jugador te lo pide y ellos quedan con la tranquilidad de que la decisión de pedirlo fue suya”, expresa.

El directivo del Basket UdeC y estadístico del cesto nacional, Sergio Montoya, explica que en el básquetbol ésta se usa principalmente para definiciones. “Se utiliza en instancias definitivas. Generalmente, en los últimos dos minutos. Lo que más revisan es si las jugadas están dentro del tiempo y también para quién son las posesiones. La idea es que no gane un equipo por un error humano”, manifiesta.

Para Montoya, no se puede aplicar tecnología en todas las situaciones de juego. “La tecnología es para algunas cosas solamente, no para todo. En mi opinión, en el fútbol por ejemplo, se puede usar para la posición de adelanto y para ver si la pelota entró al arco en un gol o no”, comenta.

Esencia versus justicia

En el fútbol, el uso de tecnología no es nuevo. Antes se usó el Goal Line Technology, principalmente en el Mundial de Brasil 2014, el que permitió a los árbitros saber cuando la pelota traspasó la línea de gol mediante un aviso en el reloj del juez central.

“A nosotros esa tecnología nos sirvió en el partido de Italia y Costa Rica, porque el gol de Costa Rica pegó en el travesaño, picó justo adentro y salió”, recuerda Sergio Román, sobre el partido de primera fase en que los “Ticos” vencieron 1-0 a los europeos, justamente por ese gol.

De todas maneras, existen todavía posiciones diametralmente opuestas entre quienes creen que es necesario y entregará justicia y quienes dicen que le quita la esencia al juego. En los primeros, está el nuevo técnico de Huachipato, César Vigevani.

“Tiene sus contradicciones. Creo que se pierde un poco la esencia del fútbol. Sé que puede definir una jugada o un torneo, pero no soy partidario de meterle toda la tecnología. No me gustaría que el fútbol pierda ese folklore que lo hizo tan lindo a este deporte”, comenta el estratega acerero.

Para Vigevani esto va independiente de la manera cómo se implemente. “Va también la forma como se implementa, eso de parar el partido. En otras disciplinas es más normal porque se iniciaron con un proceso parecido. Sé que a veces es muy finito y puede definir competencias, pero no soy partidario ni de cómo se implementó, ni del método”, expresa.

En el otro costado, el presidente de la rama de fútbol del Campanil, Mario Rodríguez, es de los que creen que es la evolución lógica de una actividad inserta en un entorno determinado.

El uso mismo de la tecnología es imparable, porque toda la sociedad en sus distintos ámbitos va hacia allá. El tema es quiénes manejan la tecnología y cómo lo hacen”, expresa.

Cómo mejorar

La manera de instaurar la tecnología en el deporte es la principal crítica que todos los actores hacen respecto a la aplicación del VAR en la reciente Copa Confederaciones, que es el ejemplo más reciente de su uso en el juego.

“Es un tema más de la forma cómo se está aplicando que del fondo y de evaluar las situaciones. Porque en el tenis, que tienes tres, si le apuntas a tu cobro, no las pierdes. No puede ser que si pasan siete situaciones las vayan a revisar todas”, comenta Rodrigo Canales, argumentando además que para él sería ideal “que el capitán tenga la posibilidad de reclamar una cierta cantidad de jugadas por tiempo”.

Para Sergio Román, es necesario ajustar esta innovación reglamentaria que hoy tiene características de experimento. “Cómo en toda innovación, seguramente van a disminuir el espectro en lo que se puede utilizar, para que sea lo más rápido posible. Hay que entender que en el fútbol muchas jugadas son grises y dependen de la interpretación que haga cada uno, pero independiente de eso debiese esto minimizar los errores y hacer el juego más justo. La idea es que sea lo más rápido posible y no quite la emoción del gol como pasó en el segundo de Chile en ese partido”, sostiene.

Mario Rodríguez apunta que “dos o tres minutos para tomar una resolución es mucho, tiempo en que más encima el juego está parado. Y el tema del relato del gol al quitarle emoción es otro problema que dejará locos a los relatores”.

La idea es que el uso de la tecnología en las decisiones de juego repita las buenas experiencias en otros ámbitos del deporte, como los entrenamientos del alto rendimiento (ver recuadro) o los software de sondeo de deportistas.

“Hay otras formas en las que la tecnología ha ayudado, como por ejemplo el software que tenemos para sondear jugadores que nos ofrecen. Ahí podemos ver las estadísticas y reducir el margen de error en las contrataciones”, indica como ejemplo Mario Rodríguez, en lo que puede tomarse como el camino a seguir para que la justicia y la esencia logren convivir en la aplicación de las nuevas tecnologías en el deporte.

Los errores y aciertos de la Fifa cuando ha querido innovar en el reglamento del fútbol

Muchos intentos de mejorar el juego ha hecho la Fifa en las últimas dos décadas con el fútbol, en su objetivo de aumentar el espectáculo.
Así, a partir de la década del ‘90 se ven varias modificaciones, partiendo por la decisión de que el arquero ya no pudo tomar el balón con las manos cuando se la cede un compañero con el pie (en la imagen), o modificaciones al fuera de juego en el ‘94, en el que se validaron goles de jugadores que partían en línea con el penúltimo oponente.

Otra de las medidas fue el cambio de dos a tres puntos por victoria, para premiar a los equipos que tomaban más riesgos.
Dentro de las fallidas hay varias para contar, partiendo, por ejemplo, con el saque lateral con el pie que fue probado en el MundialSub 17 de 1993, ese en el que Chile fue tercero.

Además, para darle emoción a las definiciones, se intentó implementar el “Gol de Oro”, que daba por ganador inmediatamente al equipo que anotaba en el tiempo extra, y el “Gol de Plata”, que esperaba hasta el final de un suplementario.

Los tiempos muertos también se probaron en el Mundial Femenino de 1995, y ahora resta ver cómo evoluciona el nuevo sistema de penales, en orden similar a un tie break del tenis.

Agencia UNO

La tecnología también ahora ayuda a entrenamientos y recuperaciones físicas

Muchas son las herramientas que hoy entregan las nuevas tecnologías para el alto rendimiento deportivo.
Entre las más conocidas, se encuentran las distintas mediciones que se llevan adelante en los deportistas, para definir su condición física y también para trabajarla.

Distintas herramientas, por ejemplo, entregan índices a trabajar durante una pretemporada deportiva (en la imagen), que hace después más clara la labor de cuerpos técnicos y entrenadores.

Otro aspecto en el que la tecnología ha hecho un gran aporte es en la recuperación de lesiones. La evolución de los tratamientos ha hecho que en la actualidad existan muchas máquinas especializadas en tratamientos médicos deportivos, como la ya popular cámara hiperbárica que permite acelerar la recuperación, por ejemplo, de desgarros musculares.

Para el deporte, además, la tecnología ha llegado a hacer su aporte en decisiones administrativas de las instituciones, como son las contrataciones de los equipos de fútbol.

Hoy existen al menos dos softwares diferentes de sondeo de jugadores, que permiten a los clubes revisar datos de los futbolistas que son ofrecidos por representantes, reduciendo el margen de error en las contrataciones.

Carolina Echagüe M.

Etiquetas