Ciudad

Core aprobó fondos en 2012 para centro Sename: en 5 años no hubo avance y ahora costará el doble

Por: Diario Concepción | 13 de Agosto 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela V.

Por: Carolina Abello R. / Marcelo Castro B.

Documentos obtenidos por Transparencia revelan que las demoras en la concreción del centro Nuevo Amanecer se deben a diferencias presupuestarias que no fueron contempladas al momento de definir los dineros.

La reparación del Centro Nuevo Amanecer se ha transformado en un verdadero dolor de cabeza para el Gobierno, a raíz de los reiterados retrasos que existen en el proyecto, y que, al parecer, no tiene para cuando concretarse.

Tras el reportaje publicado el 16 de julio pasado, Diario Concepción, solicitó mediante Transparencia al Sename todos los antecedentes del proyecto que beneficiaría a 50 niños de entre 6 y 17 años. Pero la respuesta generó más dudas que certezas.

Según los documentos, los recursos para estas mejoras tan esperadas por los menores del lugar fueron anunciados el 19 de octubre del año 2012. Fue en el propio recinto, hasta donde llegaron los entonces seremi de Justicia, Roberto Coloma y la directora del Sename, Verónica Núñez, quienes explicaron que los más de $2 mil millones provienen desde el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (Fndr) que fueron aprobados por el Consejo Regional (Core) y priorizados por el intendente Víctor Lobos.

Desde ese día, hasta hoy, en la Región ha pasado mucha agua por debajo del puente, pero el proyecto se mantiene estancado en la fase de consultoría.

La historia parte en octubre de 2012, y continúa el 4 de abril de 2013, cuando el Gobierno Regional del Bío Bío firma el convenio mandato con la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas en el Bío Bío. Allí queda estipulado el desglose de dineros que serán utilizados en esta construcción, además, se incluye el marco normativo y plazos para ejecutar la obra.

Con esto, durante el primer trimestre de 2014, Arquitectura concreta el proceso de licitación y el 12 de junio de ese año, la empresa Guixe Arquitectos se adjudica una consultoría del proyecto por $80 millones y que tenía un plazo de concreción de 180 días.

Tras esto, la empresa emitió un presupuesto referencial, que aumentaba el monto aprobado por el Gore de $2.020 millones a $3.904 millones, una diferencia de $1.785.825.000.

Diario Concepción tomó contacto con el arquitecto Cristián Guixé, dueño de la empresa a cargo, quien explicó que “la consultoría incluía una serie de situaciones, como mecánica de suelos, infraestructura, diseño arquitectónico, entre otros”. Esta información fue evacuada en diciembre de 2014.

Ajuste acotado

Llama la atención, al revisar los documentos remitidos por el Sename, en el punto 6,2 del convenio mandato, “en caso de superar el monto real, se podrá solicitar al Gore un incremento de hasta un 10% del costo del proyecto. En caso de que los recursos adicionales sean superiores al 10%, se deberá iniciar un proceso de reevaluación ante el Ministerio de Desarrollo Social, quien emitirá una nueva recomendación técnica-económica”. O sea, en este caso, Desarrollo Social debió analizar la factibilidad del proyecto.

Desde diciembre de 2014 al 3 de agosto de 2016 no existieron novedades sobre este proyecto para mejorar un recinto que data desde la década de los ‘60. Es en esa fecha, que la directora nacional del Sename, Solange Huerta, le informa al seremi de Desarrollo Social, Juan Eduardo Quilodrán, que será ese organismo el que colocará el dinero.

Con este informe, la misma Solange Huerta le anuncia en junio de este año al intendente Rodrigo Díaz que será el Sename el encargado de entregar el monto restante y que ya se encuentra incluido en la partida presupuestaria del próximo año.

Se esperaba que en los próximos días pudiera concretarse el proceso de licitación, tal como lo anunció el seremi de Gobierno, Enrique Inostroza, el 20 de julio pasado, oportunidad en que explicó que la demora se debía a actualizaciones del proyecto, entre ellas la incorporación de la normativa de acceso universal a recintos públicos.

Sin embargo, desde la empresa de arquitectos, adelantaron a Diario Concepción que recién hace dos meses les solicitaron un nuevo informe de actualización de costos que incluyera la normativa de acceso universal, el que fue remitido hace tres semanas a la Dirección de Arquitectura del MOP. Incorporadas las nuevas mejoras exigidas por la ley, el presupuesto alcanzaría una cifra superior al doble del fondo aprobado en 2012.

El subsecretario de Gobierno, Omar Jara, quien conoció parte de los antecedentes que revela este reportaje, señaló que “claramente, lo que ha develado todo el tema del Sename es la necesidad de mejorar las condiciones materiales que tienen los chicos, y cualquier proyecto que vaya en esa dirección requiere de urgencia. Ojalá este proyecto pueda concretarse a la brevedad posible, más aún, si tiene los recursos asignados”.

La autoridad fue enfática en que una de las formas de responder a los niños del Sename es con mejores instalaciones. “Haremos las averiguaciones necesarias para apurar el proyecto”, recalcó.

“Cuatro años perdidos”

El último director de Sename antes de que asumiera la actual administración fue el abogado Robert Contreras, quien confirmó a este medio que, al momento de abandonar el cargo, en diciembre de 2014, dejó todo listo para que se realizara el diseño e incluso hizo la gestión con el alcalde Álvaro Ortiz para que les facilitara un colegio donde llevar a los niños mientras se reconstruía el recinto.

“Me parece terrible, penoso, vergonzoso y escandaloso que quienes estaban a cargo no hayan agilizado los trámites”, dijo el abogado.

Consultado por todos los antecedentes recopilados por Diario Concepción, y que dejan en evidencia que el avance ha sido nulo durante estos cuatro años, recordó que este retraso sólo perjudica a los niños del Sename, “porque ese centro tiene condiciones paupérrimas. Ahora, si los costos se elevan, habría que pedir a Hacienda más recursos, eso sería increíble”.

El abogado agregó que el atraso “se debe a la poca agilidad de las autoridades que están en Sename hoy
para darle prioridad a esto, porque no se entiende hoy cómo pueden dejar postergado un proyecto de tanta importancia para los niños de la región, que le iba a cambiar el rostro a un recinto que no es un hogar, es un centro de alta especialización para el cuidado de los niños y que sigue esperando. Ya perdieron los cuatro años de este gobierno y los niños siguen siendo postergados”.

Decepción en dirigentes

La presidenta nacional de la Asociación de Funcionarios de Sename (Afuse), Alicia del Basto, no podía dar crédito a la información que le entregó este medio a través de un contacto telefónico, ya que en su última visita a la Región, en julio pasado, se le informó que se llamaría a licitación en septiembre de este año.

“O sea que esto no va a salir ahora. Esta es la burocracia del Estado, y la importancia que tienen los niños. No van a poder llamar a licitación, porque quién les va a poner la diferencia de plata a estas alturas, terminando el gobierno. Esto es súper complejo, porque nos habían dicho que se licitaba este año, esa era la información que manejaban los dirigentes”.

Para la dirigenta, el sentimiento al conocer los detalles de por qué se ha atrasado el centro es “decepción. A pesar de todo lo que han rasgado vestiduras las autoridades, hablando de las condiciones en que viven los niños, nadie hace nada para que las cosas cambien y se apresuren. Ese centro tiene una urgencia y tiene que tener una nueva infraestructura, porque no da para más”.

Y es que el recinto data de 1966, y existía desde antes de la creación del Servicio Nacional de Menores, creado en 1979.

“Es un centro muy antiguo, que tiene construcciones de madera, entonces son galerías con niños, con camarotes, pero el centro tiene ratones, tiene de todo. Está colapsado, ya cumplió su etapa, los niños no están en condiciones apropiadas, no es un centro bonito, que tenga una bonita cara, nada”, fustigó Del Basto.

Pedro Marileo, director de la Asociación de Funcionarios de Afuse, tampoco podía dar crédito a la información recabada.

“Es que me dejan anonadado con la cantidad de ineficiencia en las autoridades para definir una situación como ésta. Es un proyecto que llevaba años aprobado con platas del Gore y no tenemos ni el diseño, así que no merece comentarios la ineficiencia de las autoridades que hoy dirigen nuestro país”.

El dirigente insistió en que este retraso “es el colmo de la ineficiencia, todo lo que pasa en el Sename es parte del despelote que tienen las autoridades, no los funcionarios. No hay ninguna preocupación de este gobierno por los niños, por parte de las autoridades”.

Marileo insistió en que el retraso da cuenta “de la irresponsabilidad de las autoridades. Este centro debía estar entregado en 2016 o este año, y llevan años diciendo con que ‘luego’ va a empezar la construcción. Ha habido una ineficiencia clara en las personas que tienen que tomar las decisiones. No ven lo mejor para los niños. Y lo que más me preocupa es que hoy en el Sename no hay plata, hay centros en que no pagan ni los viáticos. Y lo otro que me pregunto: los 2 mil millones que comprometió el Gobierno Regional en 2012, aún estarán guardados?”.

El futuro del centro

Uno de los cuestionamientos que realizaron Alicia del Basto y Pedro Marileo a lo que está pasando hoy en el Nuevo Amanecer es el diseño del recinto. Según los documentos obtenidos por Diario Concepción, el centro estará compuesto por cuatro casas: dos de 18 niños, una de 12 y una de 6, lo que no se condice con el nuevo sistema que imperará una vez que se divida el Sename, donde se espera trabajar con recintos más pequeños o ubicando con familias a los menores derivados al servicio por medidas de protección.

“Esto no está pensado según el proyecto nuevo que está en el parlamento, lo que indica que el Sename sigue funcionando como está. Esto lo hemos planteado como dirigentes al ministro de Desarrollo Social, en cuanto a que todo lo que se haga debería apuntar a lo que viene, porque hay capacitaciones que no van a servir para nada con el nuevo sistema”, apuntó Del Basto.

La dirigenta aseguró que ese es el gran problema de los diseños, “porque los centros no se pueden usar,
ya que falta esto o lo otro. El Sename hoy no tiene ninguna conexión con lo que va a ser a futuro”, precisó la dirigenta.

No a los centros, sí a las familias

Para Pedro Marileo, el diseño del centro derechamente está mal: “Hay niños chicos mezclados con niños mayores. No tienen idea qué quieren hacer ni qué niños quieren tener allí. Hoy se está privilegiando familias de acogida o volver con sus padres. Pensar un centro de estas características, como un proteccional de los antiguos, en que los niños llegaban a los 6 años y se iban a los 18, es retroceder.

Para el dirigente, el problema es que las decisiones “las toman personas detrás de un escritorio, y no toman en cuenta a los especialistas técnicos. No sería útil tener una gran cantidad de niños habitando una casa, porque es volver a los antiguos internados y hogares proteccionales, cuando lo que necesitamos es insertarlos en un espacio similar al que puede tener un niño en una familia, pero las decisiones se toman en escritorios, por políticos del gobierno que sea, y que no ven la realidad”.

Pedro Marileo insistió en que debió pensarse antes en qué se quería hacer con el recinto, antes de tomar decisiones, “porque, ¿qué sacan con tirar lineas para construir un centro que no saben el uso que le van a dar?”.

Para Alicia del Basto, la única forma de que ese centro funcione “es que se cuente con una cantidad suficiente de educadores por cada casa, y ojalá que no hubiera más de 10 niños por casa. Nosotros sabemos que en el extranjero están en lugares que se parecen a una casa, y no encerrados con muros altos. Ese modelo no existe aún en Chile, y van a pasar muchos años para eso”.

El temor de Alicia del Basto es que una vez que se construya el Nuevo Amanecer, pero se avance en la nueva ley, éste quede abandonado, tal como pasó con el centro semicerrado de San Bernardo, abandonado desde los inicios de la Ley Penal adolescente, porque los menores son enviados a La Cisterna y a Calera de Tango. Mientras que en Bío Bío hay sólo uno para toda la Región. “Y ese centro está impecable, porque nunca se ha usado, está vacío. Esos son los errores garrafales que cometen”.

Inimputables junto a niños vulnerados

En julio de este año, Alicia del Basto dijo haber salido “espantada”, de su visita del centro Nuevo Amanecer, donde llegan los menores de edad hombres, bajo objeto de medidas de protección de los Tribunales, es decir, quienes han sufrido la vulneración de sus derechos en su círculo familiar, entre los 6 y los 17 años y donde hay cerca de 40 menores.

Entre las tantas cosas que impactaron a la dirigenta, se cuenta que al recinto llegan niños vulnerados, pero también los menores de 14 años, que son inimputables ante la ley, y que no pueden ser trasladados a centros del sector de justicia. “Esa mezcla de niños es la que genera problemas. Ese centro no puede estar como está, yo ayer estuve ahí y quede espantada. Hay niños de protección mezclados con niños infractores de ley”, dijo la dirigenta en esa oportunidad, justo unos días después de los desórdenes protagonizados por un grupo de jóvenes, quienes se subieron al techo del recinto y sólo se detuvieron ante la llegada de Carabineros. El líder del motín fue un joven que estuvo detenido en el Centro de Internación Provisoria de Coronel, pero que ahora está internado por protección.

“El día que llegó este chico dejó la escoba en el centro, porque tiene conductas de cárcel. Lo primero que hizo fue sacar rejas y barrotes, y empezaron a hacer punzones, además a los niños del sistema de protección los usan de mocitos, entonces se empiezan a instalar conductas caneras”, dijo Del Basto al evaluar su visita de julio, quien recordó que el centro data de 1966.

De hecho, el día en que llegó al Nuevo Amanecer un chico había mordido, pegado, y pateado a un educador, así que los carabineros debieron entrar y se lo llevaron”.

En julio, Del Basto visitó los cinco centros que son administrados directamente por Sename y aseguró que Nuevo Amanecer es hoy el peor de la zona, ya que además hay un problema de consumo de drogas entre los adolescentes que se arrancan del recinto a las poblaciones aledañas y vuelven drogados. Tampoco tienen acceso a salud, “y hay que andar limosneando en los hospitales. El Nuevo Amanecer es una bomba de tiempo así como está hoy”, fue la frase final de la dirigenta, que cobra aún más valor hoy.

Carta N°865 (T-1326) by DiariodeConcepción on Scribd

Acepta Propuesta by DiariodeConcepción on Scribd

Resolución Exenta N°1291 by DiariodeConcepción on Scribd

Etiquetas