Política

Stella Zervoudaki por situación en España tras referéndum en Cataluña: “Como Unión Europea hacemos un llamado a la unidad”

Por: Javier Cisterna | 08 de Octubre 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela

Con la cautela propia de su investidura diplomática, Stella Zervoudaki, embajadora de la Unión Europea en Chile, afirmó que desde Bruselas guardan respeto de las situaciones internas de los estados, pero que, a propósito del ascenso del independentismo catalán, corresponde en esta ocasión abogar por unidad: la unidad de los países miembros y también de Europa.

Sobre todo en tiempos de euroescepticismo, con elecciones que abren paso a críticos acérrimos de la comunidad y negociaciones en el marco de un “Brexit” que sigue causando resquemores entre el Reino Unido y el resto del continente.

– ¿Qué posición adoptan como Unión Europea (UE) frente al referéndum independentista de Cataluña, en España?

– La posición de la UE es que es un problema soberano, interno de España. Lo que sí dice la UE es que cuando hay una orden constitucional, hay que respetarlo. La UE es una comunidad de países que respeta el imperio de la ley y la ley es lo que protege la equidad, la igualdad y la libertad. Lo contrario a la ley es la arbitrariedad. Es muy importante que la ley de cada país sea respetada y evidentemente la UE siempre hará un llamado al diálogo.

– En particular, con los episodios de abuso policial que todos pudimos observar, ¿existe algún reproche al gobierno de Mariano Rajoy?

– La UE está en desacuerdo con el uso de la violencia, la violencia nunca es la solución a ningún problema. Dicho eso cabe mencionar que no nos corresponde a nosotros evaluar de qué otro modo pudo actuar un estado miembro de la UE. Lo que sí está claro que el diálogo urge y que hay que hacerlo de una manera ordenada y legal. Como UE hacemos un llamado a la unidad. Los tiempos que recorremos, la escena internacional, advoca por más unidad y no por más división

– ¿Peligra la unión de Europa con un euroescepticismo que se fortalece?

– Es muy importante y desafortunadamente creo que las instituciones de la UE lo han dejado un poco al lado y han pagado el precio por eso. Debemos saber que la paz social no es algo que cae del cielo y no es algo que se obtiene una vez y ya está. Es un trabajo continuo. La paz social se logra solo con un gran debate. La UE no se puede construir ni desarrollar por decreto. Hemos tenido más de 2 mil debates con ciudadanos, en universidades, con los medios, la sociedad civil, sobre qué futuro queremos para la UE, eso es muy importante.

– En ese marco la salida del Reino Unido es un punto de inflexión. ¿Se podría afirmar que esto tendrá implicancias para Chile?

– Estamos en la quinta ronda de negociación con el Reino Unido. Estamos negociando un doble acuerdo y primero son, por decirlo coloquialmente, “los términos del divorcio”. Pero es importante resaltar que no se trata de vengarse del Reino Unido, se trata solamente de definir conjuntamente qué pasa con los compromisos financieros y otros contraídos. Una cosa es clara: Reino Unido quiso salir y ahora tenemos que ver cómo podemos preservar esta gran relación que tenemos. Para Chile, creo, el impacto no va a ser grande. Para la Unión Europea tampoco.

– La UE siempre tiene una opinión en cuanto a Derechos Humanos. ¿Cómo ve a Chile en este aspecto?

– La postura de la UE es que el respeto a los Derechos Humanos es la base de cualquier modelo de paz. En el mundo, a nivel continental y a nivel societal. En el momento en que uno no respeta los Derechos Humanos abre la puerta a la caída de todo el sistema valórico, por eso para la UE los Derechos Humanos son indivisibles y universales. No son un asunto del este u oeste, del norte o sur. No hay forma de que la UE vea esto de forma relativa. La única manera que tienen las sociedades de protegerse y estar en paz es el respeto a los Derechos Humanos. Los Derechos Humanos son siempre un tema delicado también dentro de la UE, y tanto la UE como Chile tenemos desafíos en común.

– ¿Qué cree usted que espera el mundo de la comunidad europea?

– Lo que queremos de Europa y lo que quieren los ciudadanos, es una Europa que protege, que empodera, una Europa que garantiza el desarrollo. Y lo que quiere el mundo de nosotros es exactamente lo mismo. El mundo, en este momento, quizás porque sabe algo que la ciudadanía europea no, piensa una cosa: ¿qué pasaría si la UE deja de existir? ¿Qué pasaría con el cambio climático, el medio ambiente? ¿Qué futuro tendría la ONU, qué pasaría si nos retiramos de Medio Oriente? Somos un actor creíble y ahora la gente ve su vida aliada al mundo exterior.

“El acuerdo con Chile ha sido un modelo”

En su paso por la ciudad, la embajadora fue acompañada por el representante para América Latina de la Dirección General de la Comisión Europea de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, Luis Cuervo, quien destacó que el acuerdo entre Chile y la Unión sigue siendo mirado como ejemplo.

“Los beneficios para los chilenos son múltiples. En la calle, en los comercios, hay una gran variedad de productos que provienen de Europa, con alta calidad y alta sofisticación. En segundo término, hay una apertura cultural a todo lo que es Europa”, sostuvo el alto funcionario, quien recalcó que “el acuerdo con Chile ha sido un modelo para otros países de la Región”.

Etiquetas