Política

Gloria de la Fuente, Directora Chile 21: “Hay que pensar que el sistema político es mucho más que la contingencia”

Por: Ángel Rogel | 26 de Agosto 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela

Gloria de la Fuente, además de ser cientista política, es militante del PS y directora ejecutiva de la Fundación Chile 21, la misma que fundó el ex Presidente Ricardo Lagos. Por lo anterior, es fácil concluir (y ella mismo lo reconoció) que su primera opción presidencial fue el ex Jefe de Estado.

Es por ello que hace sólo unas semanas se unió al equipo de trabajo del senador Alejandro Guillier, y no tiene problemas en manifestar que la Nueva Mayoría cometió un gran error al no efectuar primarias.

“Se perdió la oportunidad para expresar ideas. La Nueva Mayoría dejó de existir por un mes, quizás un poco más. Hay una lección en todo esto, para el futuro corresponde ser parte de este ejercicio que está instalado”, comentó.

Una oportunidad

La cientista política cree que no hay que dramatizar con el hecho que el oficialismo lleve dos cartas a la presidencial. Dijo que cuando se realiza este análisis, se olvida que el bloque opositor hizo lo mismo en 2005, cuando Joaquín Lavín y Sebastián Piñera compitieron en primera vuelta. “Lo que pasa es que en la centro izquierda es un hecho inédito”, comentó.

Por cierto, en dicha pugna Piñera pasó a segunda vuelta, pero sucumbió ante la actual Presidenta, Michelle Bachelet. Es aquí donde De la Fuente cree que la Nueva Mayoría debe sacar lecciones.

“(La primera vuelta) es una oportunidad en la medida que se generen niveles de acuerdo, porque lo más probable es que tengamos una segunda vuelta. Es importante que haya entendimiento, que no es fácil, considerando las diferencia ideológicas y generalmente quedan heridos en el camino. Lo importante es que cada candidato sea responsable”, sostuvo.

La representante de la candidatura de Guillier, recordó que en 2005, importantes rostros de la centro derecha, como Pablo Longueira (quien después asumió como ministro de Economía del gobierno de Piñera), se restaron de apoyar a la carta del cloque. Y, en ese contexto, “lo razonable es que todos los actores de la centro izquierda puedan converger y ponerse de acuerdo”.

Más allá de la elección

Lo anterior, dijo, trasciende la elección presidencial de noviembre. “Hay que pensar en serio que el sistema político es mucho más que la contingencia. El Congreso va a ser difícil de administrar porque varias fuerzas van a estar representadas y va estar mucho más atomizado. Las posibilidades de llegar a acuerdo… Eso va a ser mucho complejo”, manifestó.

Gloria de la Fuente estuvo esta semana en Concepción participando del Encuentro Regional de la Empresa (Erede), cita que esperaba la presencia de algunas cartas presidenciales como Carolina Goic, y el propio Guillier. Con la bajada de este último, que se sumó a la previa de Piñera, la organización prefirió suspender el debate.

Consultada al respecto, De la Fuente dijo que el senador no rehuye el debate, como se le critica. Manifestó que la campaña tiene distintas etapas y enfatizó que en las próximas semanas se comenzará a notar un cambio de Guillier.

“No tengo ninguna duda en que será una etapa de mucho más debate y de poner temas sobre la mesa”, dijo tras la recolección de firmas y la elaboración de las listas parlamentarias y de consejeros regionales.

Comentó, además, que en la candidatura del senador de Antofagasta existen definiciones y ejes programáticos, a diferencia de lo que se ha querido manifestar. “Como ocurre con el cambio a la Constitución. Falta el cómo, pues no en todas las materias hay acuerdos sustantivos (…). Él ha abierto espacios de diálogos, no es un político tradicional, tiene una visión ciudadana”.

Falta empatía

Destacó que esta será una elección compleja, pues “nunca habíamos tenido un escenario como el actual” donde, por ejemplo, nadie llega al 40% de aprobación.

Agregó que “estamos en un momento donde hay problemas de brújula para entender que pasa en la sociedad chilena y eso permea a todos, a la empresa, a la iglesia y la política. Uno cree que la desigualdad de ingreso es lo más importante, pero no es solo eso, sino también en el trato, en la discriminación con el estrato socio económico y de origen (…). Falta empatizar más con los ciudadanos”.

 

Etiquetas