Política

ME-O vuelve recargado y con ganas de debatir de economía con Piñera

Por: Diario Concepción | 24 de Junio 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

El presidenciable del PRO visitó la Región para presentar sus propuestas y evitó referirse a los cuestionamientos hacia la candidatura de Hernán Pino.

Por: Daniel Núñez D.

La carrera presidencial de Marco Enríquez-Ominami comenzó a tomar forma, y se dio cita en el Bío Bío para dar a conocer su programa de gobierno y presentar algunas de sus propuestas con miras a la elección presidencial del próximo 19 de noviembre.

Uno de los principales temas que afrontó el candidato presidencial del Partido Progresista fue los altos índices de cesantía que imperan en la Región, según él, impulsado en parte por la compleja situación de crecimiento económico por la que atraviesa el país.

Sobre el desempleo regional, ME-O fue enfático en anunciar que tiene como objetivo el eliminar el impuesto a los comerciantes del Bío Bío. “La idea que tenemos como programa de gobierno es dejar un impuesto de 0% para los comerciantes de esta región. Es un costo alto. Son aproximadamente mil millones de dólares que se invertirán, sin embargo, es un costo que se puede pagar y recuperar con un impuesto a la riqueza, tema que debe ser estudiado en profundidad”, comentó.

Dicha propuesta en materia economía trajo consigo una dura critica al también candidato presidencial, Sebastián Piñera, a quién Marco Enríquez-Ominami le atribuyó responsabilidad por la actual situación económica del país. “Sebastián es un mal economista y fue un mal Presidente.

En su periodo de gobierno tuvo dos condiciones que difícilmente se vuelvan a repetir. El cobre a cuatro dólares por libra y el terremoto 8,8 jugaron a su favor, pero en materia de empleabilidad no se vieron avances, y en lo poco que llevamos de actual campaña no se han visto propuestas concretas sobre este tema”, comentó, agregando que le encantaría debatir públicamente con Piñera sobre estos temas en particular.

Crisis del Acero

Uno de los temas más complejos en materia de economía en la Región es la profunda crisis que vive el acero, tema que el candidato del PRO enfocó desde un punto de vista más nacional, argumentando que no solo el material como el acero está entrando en situación de crisis. “Estamos avanzando, pero directamente a una desindustrialización, por lo que es necesario echar mano a recursos públicos para volver a industrializar Chile. La Región del Bío Bío debe ser potencia nacional en materia industrial y para eso debemos trabajar bastante”, indicó.

Conectividad nacional

Para mejorar la conectivadad del país, propone la elaboración de un plan para implementar un tren que una Concepción con Santiago para mejorar la conectividad entre las principales ciudades del país. “La idea es implementar un expreso de mediana velocidad que fortalezca la unión entre las ciudades. No puedo proponer que se logrará, porque primero debemos elaborar los estudios de factibilidad que tienen un costo multimillonario. La estación en Talca ya está inaugurada, así que nos comprometemos a estudiar el tema que irá en beneficio de la gente y servirá para acortar los viajes y descongestionar las carreteras”, señaló el presidenciable.

División de la Nueva Mayoría

Uno de los temas que ME-O no eludió fue a la actual división de la Nueva Mayoría en vísperas a una elección presidencial en donde supuestamente debería reinar la unidad. “No veo las ganas de unión. No hay diálogo. No quisieron hacer primarias, por lo tanto, nos vemos en primera vuelta. Ojalá la situación cambie, pero no veo las ganas de unificar los partidos”, señaló Enríquez-Ominami.

Asimismo evitó referirse a los cuestionamientos hacia Hernán Pino, presidente de regional del PRO, quién está en tela de juicio al interior del partido debido a los viajes millonarios que realizó al extranjero mientras era concejal por Talcahuano. “Hablé recién con Hernán y acordamos que hay que conversar la situación”, cerró el presidenciable del PRO.

Etiquetas