Política

Construyendo al candidato Guillier

Por: María Luz Astorga | 04 de Junio 2017
Fotografía: Andrés Oreña P.

Días atrás, ante la pérdida de unos puntos -en encuestas semanales, telefónicas y de salida de Metro-, circuló por las redes: “A Guillier lo inflaron como globo… pero ya lo pincharon”, vaticinio del fin de una campaña que partió oronda, pero se desperfiló. Y los que se subieron al carro, festinaron con el derrumbe, imaginaron las ventajas de Piñera compitiendo en segunda vuelta con Beatriz Sánchez e informaron sobre quiebres entre partidos y partidarios, amén de reuniones ultra peleadas. Pero no. Por ahora parece que no. Las encuestas Adimark de mayo y la CEP abril-mayo sacudieron un poco el cuadro. ¿Cuál será la baja de junio?  

 Pepe Auth, ex PPD, “protagonista comprometido y observador desapasionado” de la campaña presidencial de Alejandro Guillier, está expectante. Ni optimista, ni pesimista. “Si con todo lo que no hemos hecho, con todos los errores, además en un contexto desfavorable, con la división de la Nueva Mayoría, la bajada de Lagos y el rechazo de la elite, el candidato marca lo que marca, no diré que es un milagro pero… ¡habría que hacerlo demasiado mal para que no pase a segunda vuelta y con real opción de ganar!”.

Tampoco tira la toalla el PPD Francisco Vidal, a pesar de las fallas y los rumores apocalípticos que días atrás rodearon al comando. El ex laguista dispuesto a apoyar a quien sea con tal de que la derecha no vuelva a La Moneda, ahora se afana por el sociólogo-periodista y espera que el 11 de junio, cuando se lance el comando, estén resueltos los tres grandes problemas: falta de liderazgo, organización e ideas fuerza. O, en otras palabras, que exista “candidato perfilado, estructura orgánica (‘infantería’) y programa. Con eso, ganamos la primera vuelta”, comenta consciente de que “está difícil, pero tiene arreglo”.

Más pragmático, el diputado PPD Cristián Campos, quien acompañó a Guillier cuando visitó la región la semana pasada y fue proclamado por el MAS, afirma:

-Las cosas se empiezan a armar, después de un par de meses en que quienes estuvimos con Lagos sentimos su bajada… Hoy, el sector más progresista de la NM tiene un candidato y debemos trabajar porque, honestamente, ha existido desorden. Hay que actuar rápido, estructurar un programa y así tener respuestas concretas a lo que la gente nos pregunta. Y ya no más dudar si estará o no en la papeleta.

Claro, hoy tiene sentido cierto entusiasmo. Al cierre de esta semana revivió la esperanza y un hilito de optimismo se coló por el comando. La encuesta mensual de Adimark posicionó a Guillier segundo, a solo cuatro puntos de Sebastián Piñera (25%-21%), al preguntar “Si las elecciones fueran el próximo domingo, ¿quién preferiría Ud. que fuera el próximo Presidente o Presidenta?”.

Luego, el sondeo del CEP abril-mayo ante la consulta “¿Quién le gustaría que fuera el próximo Presidente o Presidenta?”-, lo ubicó en segundo lugar, con 13%, 11 puntos porcentuales por debajo de Piñera, pero casi 9 por encima de Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio que encuestas semanales de Cadem aparecía “pisando” los talones de Guillier (a cuatro puntos según la del 29 de mayo).

Pero además, el estudio CEP planteó probables escenarios de segunda vuelta: si los candidatos fueran Piñera y Guillier, el 33% optaría por el primero y 29% por el segundo.

Ahora, si fueran Piñera y Goic, un 36% votaría por el candidato de derecha y 14% por la presidenciable DC.

“La CEP va a poner las cosas en su lugar”, esperaban muchos en la NM, aunque las conclusiones serán trabajo de largo aliento.

Lo evidente es que esos datos distendieron algo el ambiente amenazante que invadió el comando guillierista en días en que en la DC se referían al candidato y a los partidos que lo respaldan con afirmaciones on off, de este tipo: “Están todos peleados, Guillier es muy porfiado y ha dejado en evidencia su falta de formación política; además tienen problemas para armar equipos y acordar el programa”.

La DC sigue atenta esa carrera mientras moviliza su carta, la senadora Carolina Goic (3% en Cadem, 2% en CEP), quien encarna el “quiebre” de la coalición, el golpe de gracia a una NM desahuciada pero aun en movimiento, como el cadáver del CID cabalgando dentro de la armadura.

Así llegamos al jueves. Entonces vinieron las encuestas, el último mensaje presidencial llamando a la unidad y en algunos rebrotó la aspiración de llevar un solo candidato. Alguien tiene que bajarse.

En un ambiente revuelto, a unos cuantos les volvió el alma al cuerpo.

UNA GRAN DEBILIDAD

Problema. La campaña del candidato independiente que levantaron el PS, PPD, PRSD, PC, IC y MAS, no está a punto. Tiene casi todo por hacer. En esto no hay dos versiones. Tampoco varían mucho los diagnósticos sobre por qué después de partir muy animada, se desperfiló (nota aparte).

Sin primarias, el objetivo de la NM apunta no al 2 de julio sino a primera vuelta del 19 de noviembre. Como la presidencial va con la parlamentaria, requiere acordar una lista de candidatos. Como las redes regionales son clave, urge un discurso claro. Ese discurso precisa de un programa. El programa debe ordenar y alinear a todos tras el presidenciable y al mismo presidenciable, para evitar salidas “espontáneas” como la de la Araucanía y el no terrorismo.

Nada hay sobre la mesa.

Tampoco comando político, comando estratégico, comando comunicacional, territorial…

Osvaldo Rosales, jefe programático –economista, ex PPD- recibió las seis propuestas de los partidos y seleccionó 9 puntos, pero sobre esos aun no habría acuerdo.

“Guillier hizo bien en reclutar a Rosales. Es serio, da proyección de gobernabilidad, fundamental para reclutar colaboradores. No sé de quién fue la idea, pero cuando me preguntaron lo encontré estupendo. Con él creo que la articulación del programa no será una debilidad, estará para el 11. No me preocupa eso”, afirma Auth.

– ¿Qué le preocupa?

– El despliegue territorial que hasta ahora es deficitario porque Guillier no se ha resuelto a transferir poder a personas para que actúen en su representación. Esto se podría resolver rápido con una lista parlamentarias porque al final, las campañas presidenciales se sustentan en un 70% en el despliegue de sus listas parlamentarias y de Cores… El próximo domingo hay que mostrar: programa, ejército, voceros, todo. Empezando así la campaña se podría acotar el impacto que tendrá la primaria en que no estaremos.

“Hace tiempo” Auth espera que sucedan esas cosas, pero hasta ahora lo único concreto es la llegada de Rosales y la integración de Juan Enrique Forch, el publicista que estuvo en la franja del NO.

“Todavía no veo lo que quisiera y me angustia”, confiesa el experto electoral. Luego se refugia en sus amigos, los números:

-Los partidos que respaldamos a Guillier sacamos el 32,3% de los votos en la última elección (concejales). Ahora, pasará a segunda vuelta quien llegue a 30%. Guillier tiene que sacar esa fuerza electoral. Luego vendrá la otra tarea, más delicada, más de bordar.

FIRMAS, FOTOS Y ¿MENSAJE?

Vidal aspira a que en primera vuelta el candidato consiga incluso más que lo que sumaron sus partidos en la última elección de concejales, porcentaje “al que ni Goic ni Sánchez podrían llegar”. Para asegurar el balotaje, recalca, “hay que tener comando estructurado, 10, 12 o 15 ideas claritas y los seis partidos más los independientes, ordenaditos detrás”.

Las 33.500 firmas no le inquietan; tienen ya más de 22 mil y “alcanzaremos la meta antes del plazo; esa es tarea de los partidos no del candidato”, agrega. Claro, Guillier debe concentrarse en asuntos de fondo.

Los aspirantes al Parlamento (PS, PPD, Prsd y PC tienen 42 diputados y 12 senadores) quieren contenido para acompañar la foto, “hoy tenemos la pura foto”, resume Vidal. “Las ideas existen, las he visto, son definiciones que me interpretan plenamente. Por ejemplo, reemplazar el Estado Subsidiario por el Estado Solidario; Derechos sociales garantizados (salud, educación, vivienda); Nueva ley de Isapres, con fondo solidario social financiado con el 7%; Reposición de la titularidad sindical… en fin, te digo que hay mucha continuidad mejorada con lo de Bachelet”.

“La gente pregunta qué quiere hacer Guillier en distintos temas como educación o seguridad ciudadana, por ejemplo, pero no tenemos respuesta uniforme. Se lo dejé en claro cuando vino, le dije que discursos al aire no sirven en esta región que crece menos que el promedio nacional (Imacec de 0,1% en el último trimestre), teniendo importantes actividades productivas para el país, como lo pesquero, forestal, turismo, academia”, menciona Campos, sumando proyectos pendientes como el tercer dique, la tercera etapa del Hospital de Higueras, entre otros. Cada zona con su realidad, “lo importante es que tengamos un discurso instalado”.

Y sigue:

-Dijo que los ataques en la Araucanía no constituyen terrorismo y para nosotros es obvio que hay terrorismo, que no es posible que en una región no pueda darse el normal libre tránsito de camiones. Todos los involucrados lo entendemos así, entonces tratemos de tener un discurso más realista y coherente. En eso quiero ver al candidato, que debe entender que está en una coalición.

(De paso, con su afirmación, el candidato puso en bandeja de plata el tema a Piñera. “Él no puede hablar de delincuencia, por los malos resultados en este tema en su primer mandato, cuando dijo que a los delincuentes se les acababa la fiesta pero hasta asaltaron la casa de Pablo Longueira, entonces toma lo de Guillier y le saca brillo máximo”, afirman críticos).

 ¿DÓNDE ESTÁ EL LÍDER?

Las salidas “espontáneas” de Guillier, el enfrentar a las presidenciales DC y del Frente Amplio, así como criticar al Gobierno, han molestado a sus propios partidarios. “Pero esa es una falta de todos, no patrimonio del suyo”, disculpa Vidal, catalogándolo como error elemental porque “aquí la competencia estará en la segunda vuelta y ninguna de las cuatro fuerzas de no derecha es capaz por sí sola de ganar. Tendrán que negociar. Todos. Se lo dije a la DC: si pasa Carola, mi voto es para ella. Si pasa Meo o Bea, lo mismo. Esa es la disposición que debiera existir”, agrega.

Campos va al fondo:

“Somos parte de una coalición. Si todos votamos a favor de la reforma tributaria y de la laboral, no hacerse cargo que uno es parte de un proceso, de las cosas buenas y malas, atacar no me parece, no es lo que espera la gente. Molesta. Ese fue un golpe duro contra la Presidenta”.

El diputado piensa que este tipo de actitudes lo hacen ver como “más de lo mismo” en el ambiente político, lo que desperfila y estanca la campaña.

Pero el problema no se explica solo con argumentar decisiones personales del candidato, ni espontaneidad. Vidal comenta:

-Forma parte de un proceso. Alguien que no ha militado, que estuvo en las juventudes socialistas hace 40 años, tiene tendencia natural a la espontaneidad. No se trata de un asunto de voluntad, un militante con décadas tiene otra estructura mental. Pero cuando tienes estructura, campaña, se soluciona. No conozco alguien más inteligente y libre pensador que Lagos, sin embargo, él se encuadraba.

Se suma Auth:

-El candidato siempre es un recurso importante, pero nunca un hombre solo, es un equipo, una red de diseño estratégico, voceros que lo complementan, que le dicen lo que no es bueno que diga; es, también, un despliegue territorial, una lista parlamentaria, gente que va por el territorio con una lista de Cores… Un hombre solo recorriendo sirve para el posicionamiento. En este caso eso funcionó hasta enero, pero de marzo en adelante, y teniendo al frente a un transatlántico como Piñera, con todos sus partidos disciplinados tras él, no puedes ir solo. Tienes que constituir una masa crítica de voceros, una masa crítica programática, de estrategia… Nos hemos demorado mucho. Todo esto debió empezar cuando la DC decidió ir por su cuenta, ya debiera estar definida la lista parlamentaria y también la de Cores.

– Y esto de ser “independiente”, distante de los partidos pero, al mismo tiempo, necesitándolos, ¿cómo afecta?

– El principal problema es que no se decida a tomar decisiones políticas, a generar fuerza propia. Para tener una posición distante tienes que tener fuerza propia. Lagos lo hizo, pero ahí había un “laguismo”, gente de distintas tiendas e independientes que respondían casi exclusivamente a la candidatura. El asunto es generar fuerza propia, que no siempre coincide o está en completa sintonía con los partidos.

– ¿Ha sido el principal déficit?

– Creo que lo principal es no haberse empoderado y decir “necesito fuerza propia con la que jugar en esto, para relacionarme de igual a igual con los partidos, para atravesarlos transversalmente”. Él ha dejado la política a los partidos, abdicando hasta ahora a ejercer el rol de conductor de un candidato que es líder de su sector.

Confieso que he pecado…

Guillier y sus partidos están en falta, admiten partidarios y adversarios. Algunos diagnósticos:

“No entender la importancia de los partidos políticos, golpearlos en el suelo cuando están tratando de levantarse, después de hacer su refichaje y depurar padrones. El discurso anti partidos ha sido pecado no menor, porque las colectividades se sienten y los militantes históricos –que no tienen que ver con movidas ni financiamiento irregular- se marginaron. Las colectividades son necesarias, ahí están las redes parlamentarias, de alcaldes, concejales y consejeros regionales, o sea, los líderes de la comunidad.

“Una estructura demasiado centralista es otro aspecto que despierta críticas; las regiones tienen un valor agregado importante en personeros locales e intentar monitorear todo desde Santiago constituye un error. Hay que llegar más empoderado y con un discurso que se haga cargo de la realidad regional. El Bío Bío espera. No se puede improvisar, ni traer frases bonitas o discursos al aire” (Diputado PPD Cristián Campos).

“El atraso. La campaña está atrasada producto de un contexto: no tenemos primarias. Fue un error bajar tan rápido a Lagos. Él hubiera garantizado las primarias y, en una de ésas, con RL respaldado por el PS, la disyuntiva en la junta DC de enero habría sido Goic o Lagos, no primera vuelta o primarias. Además, Lagos tenía el trabajo hecho –Guillier tiene que hacerlo- y podían votar por él desde Burgos a Vallejos porque aunque ella no quisiera, el orden comunista es muy importante” (Francisco Vidal, PPD).

“Nunca mensuraron lo que iba a significar faenarse a Lagos, que provocaría un daño enorme en el PS y espantó al votante de centroizquierda no DC. Lo segundo es que dirigentes de los partidos que lo respaldan conversaron con puros DC que querían lista parlamentaria única y decían “¡vamos a primarias!”. Pensaron que ellos manejarían la junta, pero se encontraron con un no. Una tercera falla creo que son las idas-y-vueltas en temas públicos; falta de consistencia. Y lo cuarto fue confiar en encuestas que hacen los adversarios políticos que pueden elevarte como globo –si les sirve- y pinchar cuando quieran” (anónimo cientista político DC).

“Impericia, torpeza, perder meses importantes por falta nuestra. Quienes  apoyaban a Guillier fueron torpes en no asegurar primarias incluso sin la DC porque si ese partido hubiera tenido certeza de que sin ellos igual habría primarias, se hubieran visto obligados a concurrir. Hubo cierta inconciencia del impacto futuro de algunas decisiones. Pensaron que no concurrir a primeras era un asunto administrativo, pero tiene un impacto político evidente, no solo en el momento sino en los cinco meses siguientes. Ahora tenemos que apretar dientes, estar bien apertrechados y evitar que una marea nos pase por encima” (Pepe Auth).

 El fantasma de Lagos

 A meses de su bajada, cuando varios presidenciales han dicho que tomarán algunas de sus propuestas programáticas, la imagen del ex mandatario aparece en distintas escenas. O porque lo bajaron “muy luego”. O porque con él habrían existido primarias. O porque famosos laguistas están por apoyar a Goic. O porque finalmente su frustrada carrera dañó no solo al Partido Socialista sino al grupo que hoy respalda a Guillier.

En palabras de Auth:

-Camilo Escalona le anticipó la decisión que tomaría el PS. Pero Lagos –que decidió terminar su campaña porque después de seis meses solo consiguió mermar adhesión-, prefirió que el partido votara. Al “dejarlo solo” le dio una salida digna que tapaba la razón relevante: no tenía la más mínima opción en primarias. Incluso la DC ya casi se veía ganándole. ¡Imagínate lo que significaba para él salir tercero! El laguismo tiene mucho poder comunicacional y estableció esa verdad.

– ¿Y cómo lo relaciona con que la campaña de Guillier esté atrasada?

– Es que todo eso contribuyó a la demora porque complicó al PS, lo salpicó con sangre.

 

Etiquetas