Política

Centralismo, exceso de celo e improvisación marcan visita de Guillier

Por: Ángel Rogel | 26 de Mayo 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela

Dirigentes y militantes de los partidos que apoyan al senador en la zona ven con preocupación cómo se ha gestado,  hasta ahora, el trabajo territorial.

Preocupación. Esa es la palabra que mejor resume la sensación que por estos días ronda en las huestes partidarias que apoyan al candidato presidencial independiente, Alejandro Guillier, que esta jornada inicia una visita de dos días a la Región del Bío Bío.

Y no es una, sino varias las razones que explican esta sensación, pero muchas de ellas se resumen en desorden, improvisación, centralismo y exceso de celo con la figura del presidenciable. Lo anterior, sin considerar un factor no menor: la cantidad de militantes, ya sea del PS y el PPD, que aún siguen en estado de reflexión tras la definición que adoptaron ambas colectividades de apoyar al periodista, en desmedro de un emblemático como Ricardo Lagos.

Todo lo anterior, derivó en problemas para la confirmación de la agenda (la que no se quería dar a conocer, entre otras razones, por miedo a cambios de última hora), y en evidentes diferencias, por ejemplo, entre quienes de una u otro forma serán competidores en las próximas elecciones parlamentarias.

 

Sin respuesta

Hace tres semanas se comunicó desde Santiago a los presidentes regionales del PR, PPS, PS, PC y MAS que el presidenciable estaría en la zona hoy y mañana, y se les pidió enviar una propuesta de agenda. Si bien se cumplió con la petición, jamás hubo una respuesta positiva o negativa sobre la propuesta.

Recién, hace unos días, hubo un intercambio de opiniones por la preocupación surgida tras conocerse algunos puntos de la agenda. Por ejemplo, se contemplaba una visita a Curanilahue poco antes de su retorno a Santiago. No obstante, no se había considerado el tiempo de traslado desde esa comuna al aeropuerto Carriel Sur, en Talcahuano. Luego que la opinión de los presidentes regionales fuera escuchada, el paso por esa ciudad de la provincia de Arauco, finalmente, fue descartada.

Un dirigente, que prefiere mantener su nombre en reserva, dijo que “lo que queremos en la Región es que Guillier sea presidente, y no nos interesa ser florero. En eso estamos alineados, pero no todos, lamentablemente”. El informante reconoció que la coordinación con Santiago no fluye como se quisiera.

 

Parlamentarias

Junto con lo anterior, sostuvo, que la carrera parlamentaria también está influyendo. Contó que al senador Guillier se “le ha estrujado una agenda para quedar bien con todos los partidos que lo apoyan y para quedar bien sólo con algunos parlamentarios, en desmedro de otros”.

Hay un hecho que, al revisar la agenda el senador, salta a la vista. Mientras, el diputado Cristián Campos (PPD) aparece como el responsable de un evento que se organizará en Hualpén (a partir de las 17 horas), una comuna de su distrito, el parlamentario radical, José Pérez, representante de Los Ángeles, aparece como encargado de la visita de Guillier a Lota (sábado 15.30 horas), territorio del socialista Manuel Monsalve.

En este punto entra la tesis de la competencia parlamentaria, pues como se sabe, con el cambio del sistema electoral, los actuales distritos 46 y 47 se fusionarán, creando el Distrito 21 (las provincia de Arauco, Bío Bío y Lota).

Consultado Monsalve, descartó no estar convencido de la opción de Guillier, otra tesis que se manejaba. De hecho, dijo que estaba participando de la campaña del senador. Reconoció, sin embargo, que “distinta es la campaña parlamentaria”.

Sostuvo que ella “era parte de la pelea pequeña que no debe entorpecer la presidencial (…). Entiendo que el candidato presidencial va a necesitar apoyo de todos los candidatos al Parlamento de La Nueva Mayoría y, además, todos los candidatos al Parlamento van a tener el apoyo del candidato presidencial. No es bueno que, cualquiera que sea, trate de ser dueño de la campaña presidencial, pero no me quiero detener en ello”.

Cristián Campos, quien reconoció que hay muchos que “están marcando el paso y que son pesimistas” sobre las opciones del senador, comentó que “el trabajo en la Región ha funcionado, pero no sólo falta línea directa con el senador o sus cercanos, sino además poder de decisión” en el territorio.

Cosa curiosa, considerando que ha sido Guillier, uno de los representantes del Senado que más ha peleado por el proceso descentralizador.

 

Etiquetas