Opinión

Cuando la frontera estaba aquí mismo

Por: En el Tintero | 12 de Agosto 2017

No es precisamente una idea original aquella de reconocer que hay historias que se repiten nihil novum subsole, o nihil novi, lo que es lo mismo pero en breve, para tiempos llenos de prisa. Introducción precautoria antes de adentrarse en la larga historia de desencuentros con los vecinos al sur del Bío Bío, cuando Concepción, era el límite impreciso de donde estaba la ciudad y adonde empezaban las peloteras. Un buen recuerdo es la publicación de 2006 de Leonardo León, profesor de la Universidad de Chile; de “Parlamentos y afuerinos en la frontera mapuche del río BíoBío (Chile) 1760-1772”, un estudio sobre la situación regional durante la segunda mitad del siglo dieciocho.

En este artículo, se analiza la proliferación de renegados mestizos en los territorios fronterizos mapuche de la región, en la cual se estaba registrando un gradual deterioro en su gobernabilidad debido al incremento delbandidaje y la creciente ola de violencia. Sus protagonistas fueron los afuerinos, un segmento del mestizaje al margen de la sociedad, e indios alzados, en la descripción de los acomodados ulmenes mapuche, que veían como los negocios con los españoles se deterioraban con estas continuas tropelías. La estrategia política para combatirlos fue implementada con el común acuerdo de autoridades españolas y mapuches. Se decidió un amplio sistema de control de los movimientos del bandidaje y el cierre de espacios, para indirectamente eliminar sus formas de vida.

Se señala en la publicación que esta acción común fue uno de los fundamentos de la original alianza política que forjaron los representantes del monarca con el liderazgo mapuche. Parlamentar nunca ha sido una mala idea, hablando se entiende la gente.

PROCOPIO

Etiquetas