Opinión

Superar la trampa del precio

Por: Diario Concepción | 27 de Julio 2017

Digamos las cosas sin adornos: pese al discurso muy instalado de “agregar valor” a lo que exporta Chile, los productos enviados a otras naciones compiten por precio. Si hay excepciones -y las hay- no son relevantes para cambiar en forma significativa las estadísticas de exportaciones. Tratando del cobre, siquiera compite por precio, puesto que las materias primas se regulan por valores establecidos en los mercados internacionales.

Sin embargo, impera una cierta percepción de que el grueso de las exportaciones chilenas son de reconocida calidad en las estanterías del mundo. Desafortunadamente, no es así.

Tomemos el caso del vino. En Chile, se conoce su alta calidad y en cualquier tienda o restorán se puede encontrar la bebida en los más diversos estándares de precio. Hay para todos los bolsillos. Pero en los países desarrollados, la absoluta mayoría de las botellas de vinos chilenos se encuentran en las góndolas de precios bajos. Países como Australia, solo por mencionar un ejemplo, han logrado posicionar sus vinos con valores más altos, y a la hora de elegir una botella, un consumidor dispuesto a pagar precios elevados, ha preferido un vino australiano frente a un chileno. De hecho, el volumen de las exportaciones del vino chileno no se da con el producto embotellado, sino que a granel. Caso similar ocurre con la miel chilena, enviada a distintos países en contenedores. El usuario final suele desconocer el país de origen.

El país debe seguir en la senda de enaltecer las características de los productos Made in Chile, posicionar la marca y competir también por calidad. De no ser así, poco servirán los discursos sobre innovación y valor agregado.

 

Aquino

Etiquetas