Opinión

Un punto de inflexión en el básquetbol chileno

Por: Diario Concepción | 24 de Julio 2017

Irán Arcos Sobarzo
Presidente Federación de Básquetbol de Chile

Este triunfo, sumado al tercer puesto que obtuvieron las damas en el sudamericano de esta misma categoría, confirma algo que siempre he creído: que en Chile hay talento, pero debe existir un respaldo técnico y organizativo.

La familia del básquetbol chileno debe sentirse muy contenta por el título sudamericano en la categoría Sub 17 que acaba de obtener nuestra selección masculina. Nos hace mirar el futuro con más optimismo, pues vencer a una potencia como Argentina en la final, y de la forma en que se hizo, es un gran señal.

Esto confirma que hay materia prima en nuestro país, pero hay que saberla trabajar, se debe planificar. Más allá de eso, un logro así es un premio para todos los que han permitido que esta actividad siga viva en Chile: formadores, clubes, dirigentes, padres, apoderados y los propios jugadores.

El básquetbol es un deporte importante enChile, y prueba de ello es la tremenda repercusión que tuvo este triunfo. Hay que creerse el cuento, que podemos ir creciendo cada día, pero debemos trabajar en forma ordenada, planificada y con proyectos a largo plazo. Mirar los Panamericanos del 2023 como un objetivo relevante.

Estamos contentos, satisfechos con lo que se consiguió, pero debe ser un punto de inflexión para cambiar las cosas.

Recibimos una federación con déficit, sin proyectos deportivos.Nosotros queremos dejar esas bases, proyectos serios que debemos consensuar con todos los actores del deporte mismo, llámese entrenadores, dirigentes, jugadores. Y lo estamos pensando con los cuerpos técnicos tanto femenino como masculino, dado que son dos mundos distintos, y deben tener caminos diferentes.

Es fundamental contar con una hoja de ruta, que diga hacia dónde todos queremos ir, y de esa manera podremos mantener estos triunfos en el tiempo. Debemos conversar también con el IND, el Coch y la empresa privada para que apoye estos proyectos.

En este presente, un punto relevante es que tanto las mujeres como los varones clasificaron al Pre Mundial en esta categoría Sub 17, pues el equipo femenino fue tercero en el último sudamericano. Eso se ve en potencias del continente, como Brasil, Argentina, Venezuela oUruguay, y ahora que estemos a ese mismo nivel sin dudas es un tremendo orgullo.

Esto confirma algo que siempre he creído: en Chile, la materia primera ha estado a lo largo de la historia. Se ha contado con muy buenas generaciones antes, pero no ha existido un respaldo técnico que se necesita para conseguir buenos resultados.

Esto debe ser un punto de partida para que las cosas cambien definitivamente en el básquetbol chileno, y que estos éxitos no sean algo pasajero, sino que nuestro deporte esté siempre destacando a nivel internacional.

Etiquetas