Opinión

Parlamentarios en tour

Por: Diario Concepción | 24 de Junio 2017
Fotografía: Diario Concepción

Por: Jorge Condeza Neuber
@jorgecondezan

Si hay cosas que realmente generan mucha molestia, son los abusos de la clase política. Posiblemente la gente acepta resignada muchos de los problemas que enfrenta en su diario vivir ya que entiende que hay algunos de difícil solución, pero cualquier tema se ve agravado ante la frescura e indolencia de muchos que asumen pertenecer a una casta diferente.

Vean estos casos: Isabel Allende, actual senadora de la región de Atacama, la misma que protagonizó un bochornoso incidente con Nuñez para estar al lado de la foto con Guillier, pretende moverse a la región de Valparaíso para ser reelecta senadora. Ella partió el 94 como diputada en Los Vilos, para posteriormente moverse al distrito al 29- Puente Alto y La Pintana- donde permaneció desde el 98 al 2009, e irse de senadora a Atacama, donde no la quieren ver. Otro caso notorio es Camilo Escalona que partió el 90 como diputado en distrito 27 – El Bosque y La Cisterna – para postular al Senado el 97 por Santiago Poniente y recalar el 2002 como diputado por Arauco, Lebu y alrededores, pasando el 2006 a ser Senador por Los Lagos Sur. El 2013 perdió estrepitosamente la senatorial frente a Navarro en Bío Bío Costa y ahora pretende la senatorial en Aysén. 4 regiones incluyen el paseo.

La lista de parlamentarios es larga: Moreira de 5 periodos como diputado en El Bosque terminó de Senador en Los Lagos. Marcelo Diaz de diputado por Andacollo quería un cupo senatorial en Aysén. Orpis, el desaforado senador, saltó de 3 periodos como diputado por la Granja, a senador por Tarapacá. La Sra Von Baer de candidata al senado por Araucanía Sur, se cambió cerquita, a Los Ríos. Espina de 3 periodos como diputado en Providencia termino de Senador por Araucanía Norte. Y Hasbún de Estación Central quiere moverse a Temuco.

Bueno, para que seguir. La lista puede ocupar otra carilla y concluiríamos exactamente lo mismo. Este un abuso con las regiones, que debe terminar de una vez por todas, sobre todo para proteger a las regiones extremas, que son muy apetecidas por las “figuras nacionales” ya que tienen pocos votantes y la inversión es menor.

La Constitución establece un requisito a los diputados de 2 años de residencia en la región que se pretende representar. Pero para los senadores, el tema es absolutamente libre sin que sea requisito un mínimo de arraigo, algunas mínimas raíces o un mínimo de conocimiento de los habitantes y sus problemas, algo que, en definitiva, permita defender intereses sentidos como propios., un requisito básico es que esta regla de la residencia se amplíe a 10 o 20 años para todos , sin excepción.

Etiquetas