Opinión

Modernización Municipal

Por: Diario Concepción | 10 de Junio 2017
Fotografía: Diario Concepción

Por: Jorge Condeza Neuber
@jorgecondezan

Desde el año 2014 se han denunciado sistemáticamente dos aspectos de la administración financiera de los municipios del país y que ahora están haciendo noticia en municipios locales.

Por un lado, los grandes déficits financieros que se generan en la gestión municipal y que, salvo honrosas excepciones, los alcaldes no tratan de solucionar. Ocurre en Municipios grandes y pequeños y en la gran mayoría se utilizan técnicas que maquillan el problema, ocultando información en los presupuestos anuales y en las revisiones trimestrales que por ley deben hacerse. Para ayudar a que esto ocurra, los Concejos Municipales o están absolutamente capturados por el poder político o están conformados por gente sin conocimiento alguno de aspectos contables y financieros, y peor aún, no les interesa instruirse sobre la materia o consultar a expertos en la Contraloría.

Todos los municipios están obligados a presentar información contable y presupuestaria a la Contraloría, órgano que puede y debe detectar en forma muy temprana la existencia de déficits, informando a los Concejos e instruyendo las auditorias correspondientes. El año 2014 a raíz de una denuncia efectuada a nivel central, se logró determinar que solo en la gestión municipal (excluyendo salud y educación) los datos contables presentaban inconsistencias superiores a los 130 mil millones de pesos.

En la región se investigó a Municipios importantes como Talcahuano, Coronel y Lota y en todos hubo diferencias grandiosas que a la fecha no han podido ser aclaradas.

El otro asunto que hace crisis es la deuda previsional de los municipios, algo que no debería ocurrir en el aparato público, pero ocurre a vista y paciencia de todos. Alcaldes que retienen parte del sueldo de sus funcionarios pero que no lo enteran en las afp o isapres, e incluso se apropian de aquellas retenciones más sensibles como son las que ayudan a pagar créditos u otras. Todo prohibido por la ley, incluyendo la “amenaza” de abandonos de deberes que contempla la ley 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades.

La Contraloría posee numerosas denuncias al respecto. Investiga solo en algunos casos, pero el resultado final es nulo ya que, de no mediar una acción de los concejos municipales, los alcaldes siguen haciendo como si nada.

Es época de elecciones y es razonable que los candidatos a Presidente asuman que en el área municipal existen muchos vacíos, partiendo por el rol de los Concejos Municipales, de forma que esta sea un órgano efectivo de control, permitiendo y no impidiendo la aplicación de las leyes en toda su dimensión.

La modernización del Estado en el tema de gestión municipal es realmente un desafío que debemos enfrentar más temprano que tarde.

Etiquetas