Mundo

Guillermo y Harry rinden tributo a Lady Di a 20 años de su muerte

Por: La Tercera | 01 de Septiembre 2017
Fotografía: La Tercera

 

Guillermo y Harry rindieron homenaje a su madre, la princesa Diana, en la víspera del 20 aniversario de su muerte. Los príncipes visitaron un jardín memorial en el Palacio de Kensington y honraron a los voluntarios que una vez trabajaron con ella en obras de beneficencia.

La cita de ayer en el Jardín Hundido les permitió a los jóvenes miembros de la familia real, incluida la esposa de Guillermo, la duquesa de Cambridge, honrar las labores caritativas de Diana. El jardín fue plantado de blanco y dedicado a la princesa en el lugar donde alguna vez solía pasear y preguntar a los jardineros sobre sus cambiantes arreglos.

Para hacer frente a la fuerte lluvia, la realeza se refugió bajo paraguas para reunirse con representantes de fundaciones que la difunta princesa apoyaba. Los hijos de Diana han prometido seguir adelante con el trabajo caritativo de su madre y conversaron con sus visitantes.

Las semanas previas al aniversario de la muerte de Diana han transcurrido en un ambiente de reflexión en Reino Unido mientras el público recuerda a “la princesa del pueblo” y considera sus contribuciones al país y la monarquía. Admiradores han estado dejando fotografías, flores y banderas en el palacio para recordarla.

Diana murió la madrugada del 31 de agosto de 1997 a los 36 años. Su Mercedes, perseguido por paparazzi, se estrelló contra una columna de concreto en el túnel del Pont de l’Alm en París mientras viajaba a más de 100 kilómetros por hora.

La princesa, su acompañante Dodi Al Fayed y su chofer, Henri Paul, murieron. Su guardaespaldas, Trevor Rees-Jones, salió herido pero sobrevivió. Varias investigaciones descartaron una conspiración criminal en la muerte de Diana.

Una corte francesa sentenció en 1999 que el choque fue un accidente ocasionado por Paul, quien estaba ebrio y conducía al doble del límite de velocidad legal.

Una investigación británica que duró tres años, encabezada por el jefe de la Policía Metropolitana, John Stevens, también halló que Paul estaba borracho y que iba a alta velocidad para eludir a los fotógrafos que los perseguían. De acuerdo con el reporte de Stevens, Diana no estaba embarazada y no planeaba casarse con Dodi. Stevens concluyó en el 2006 que la muerte de Lady Di “fue un trágico accidente”.

En 2007, se abrió una investigación ante un juez y un jurado en los Reales Tribunales de Justicia de Londres. Se escuchó a 240 testigos antes de concluir en abril de 2008 que los culpables de la muerte de Diana eran las acciones imprudentes de su chofer y los paparazzi.

En 2013, la policía británica investigó alegatos de un ex soldado anónimo que señalaba que la unidad de fuerzas especiales británicas, la SAS, estuvo involucrada en la muerte de Diana. La policía determinó que “no hay evidencia creíble” y declinó reabrir el caso. Eso sí, aún hay suficientes misterios como para asegurar que las teorías conspirativas sobre Diana nunca terminarán por completo.

Etiquetas