Magazine

8 consejos para tener un invierno saludable

Por: Claudia Farias | 01 de Junio 2017
Fotografía: Andrés Nieto Porras (Flickr)

El frío, la lluvia, la falta de sol y las enfermedades respiratorias son característicos de nuestros otoños e inviernos.

Pero así como no nos queda otra opción que soportar las tres primeras, hay mucho que se puede hacer para evitar las gripes, bronquitis, influenzas y demás males de esta temporada.

Acá algunas ideas que pueden ayudar a pasar este invierno en buenas condiciones de salud.

  1. Una muy buena recomendación es vacunarse contra la influenza ya que ésta es altamente contagiosa y, aunque en muchos casos no pasa de una gripe fuerte, puede llevar a la hospitalización e, incluso, la muerte.
  2. Evitar los lugares cerrados y muy concurridos es una buena idea, especialmente para quienes tienen un sistema inmune debilitado como los pacientes crónicos o las personas que se están recuperando de alguna enfermedad.
  3. En cuanto al ambiente, hay que considerar que la calefacción, aunque es imprescindible en esta temporada, no debe ser muy alta, ojalá no mayor a 22 grados, porque reseca el aire y las secreciones de nariz y vías respiratorias, que eliminan los gérmenes.
  4. La vestimenta debería ser en capas, para mantener la comodidad ya sea al aire libre o en espacios cerrados.
  5. Tampoco hay que tenerle miedo a estar a la intemperie. El ejercicio ayuda a evitar tanto la enfermedad como la depresión.
  6. Respecto a la alimentación, el cuerpo demanda mayor ingesta calórica en invierno, pero eso no quiere decir que nos dejemos ir. Las ensaladas de verano pueden dar paso a verduras grilladas, salteadas, en sopas o como acompañamiento de comidas calientes. Brócoli, champiñones, zapallitos italianos, coles de Bruselas son buenas opciones, junto a frutas de estación, especialmente las cítricas como naranjas, mandarinas y kiwis.
  7. Las legumbres son un gran alimento para esta época ya que proporcionan energía y quitan el hambre durante horas sin añadir calorías.
  8. Por último no hay que olvidar la hidratación, tanto para evitar que el frío reseque la piel como para mantener la temperatura corporal con té, café o infusiones calientes.

Etiquetas