Editorial

La radiografía de deudas y ahorros de los chilenos

Por: Editorial Diario Concepción | 16 de Septiembre 2017
Fotografía: Copesa

Por el contrario de lo que se suele comentar, con todas las dificultades actuales de la economía, en pleno debate entre caminar lento o haberse detenido, la realidad objetiva es que los chilenos han mejorado económicamente, ha disminuido, aunque discreta y muy lentamente, la brecha entre los más ricos y los más pobres, los índices como nación son alentadores, la frustración reside en que teniendo todas las condiciones para movernos con más prisa, hemos bajado el ritmo, que el país en su conjunto puede aspirar a más.

El otro lado de esta circunstancia es la posibilidad de la falta de mesura, la velocidad de la ambición, la impaciencia por tener los signos de la prosperidad sin haber cumplido con las etapas intermedias e indispensables, que no siempre son expeditas  o predecibles, esto hace que a veces los gastos excedan las entradas, sobre todo en una población con falta de cultura financiera.

El diagnóstico de la situación desde el punto de vista de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, en su último informe,  resulta bastante elocuente para tomar los debidos resguardos, en una radiografía que muestra el estado del ahorro, el endeudamiento y la mora del país.

Se utiliza como indicador relevante, la contratación de cuentas de depósito a la vista, que durante la última década ha crecido de modo considerable al alcanzar, a abril de este año, 18,5 millones, cifra que es 6,1 veces superior a las que había el año 2004, debido sobre todo a las políticas de inclusión implementadas por el BancoEstado.

En efecto, a la fecha, la CuentaRUT concentra el 56% del total de cuentas de depósito a la vista de la industria, el estudio de la Superintendencia indica que a nivel nacional, existen 1,3 cuentas de depósito a la vista vigentes por cada adulto, con pocas variaciones regionales.

El otro lado de la moneda es la distorsión sobre el significado del dinero cuando éste se utiliza en su forma convencional, billetes y moneda y es reemplazado por tarjetas plásticas o fichas de juego, en estos últimos casos el significado del valor parece disminuir, no tiene la fuerte asociación del papel moneda, el gasto se transforma en una abstracción.

La presión social por el consumo, además de la falta de recursos para las necesidades auténticas, se refleja en endeudamiento, que a nivel regional es variable, de esa manera, se observa que el grueso se concentra en la Región Metropolitana, le siguen Valparaíso, Bío Bío, particularmente la comuna de Coronel, y Antofagasta. En relación con la morosidad de los créditos se logró establecer que los niveles más altos están en las regiones de Coquimbo, Atacama y Arica y Parinacota para créditos comerciales.

Sin embargo, también la Superintendencia destaca el esfuerzo nacional por el ahorro, con  la existencia de más de 11,1 millones de cuentas de ahorro a plazo en el país; 4,6 millones de cuentas de ahorro para la vivienda y poco más de 1 millón de depósitos a plazo, con la mayor cantidad de estos instrumentos  concentrados en la Región Metropolitana, seguida de Valparaíso y Bío Bío.

No es un panorama desalentador, la ciudadanía parece crecer en responsabilidad y visión de futuro, aunque  falta mejorar la educación en este sentido. Sin desconocer que a veces la deuda es la manera de llevar adelante las iniciativas o resolver problemas puntuales, hace falta conocer a cabalidad las reglas del juego.

Etiquetas