Editorial

Renovadas amenazas en el consumo de drogas

Por: Editorial Diario Concepción | 01 de Septiembre 2017
Fotografía: Agencia UNO

Puede ser entendido como una tendencia obstinada para ir contra la corriente, un esfuerzo pertinaz por no escuchar la voz de los tiempos, pero en oposición a movimientos políticos, o culturales, si se quiere, para la legalización de la marihuana, con el dudoso argumento de sus beneficios potenciales para determinadas patologías, hay que exponer la realidad de una juventud amenazada por el consumo de drogas psicotrópicas.

Es cada vez más evidente que en contrario a tomar este tipo de conductas liberalmente, como un derecho progresista de exploración, hay que señalar con absoluta e indesmentible claridad que hay en el consumo de sustancias un peligro considerablemente más importante que los beneficios que se obtengan por los consumidores y las ventajas en popularidad de quienes proponen libertades equívocas.

Como una señal harto más poderosa que elucubraciones aperturistas y de dudosa vanguardia con respecto a drogas, está la detección, muy reciente, del tráfico de nuevas drogas sintéticas altamente peligrosas, para la cuales, por no ser específicamente señaladas en la ley, no hay sanción, de hecho, aunque la policía pueden incautarlas, sus traficantes no reciben condenas.

El Instituto de Salud Pública (ISP), que se encuentra en la fase de análisis para introducirlas en el catálogo de sustancias prohibidas en la Ley 20.000, las clasifica en tres tipos: derivados del LCD, narcóticos mayores y cannabinoides sintéticos, todas con efectos sobre el sistema cardiorrespiratorio, además de causar daño renal, pero fundamentalmente a nivel del sistema nervioso central. Se las ha descrito como altamente adictivas, letales, que de generar alucinaciones y provocar efectos disociativos.

El jefe de la sección Análisis de Drogas del ISP, advierte que estas substancias pueden ser modificadas químicamente 100% en un laboratorio, para aumentar su potencia, y duración del efecto, informa que en EE.UU el año pasado fallecieron 46 personas por uso de la droga sintética U-47700, por la llamada muerte gris, debida a un paro cardiorrespiratorio severo.

Ante realidades como esta, se ha programado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol y la Universidad San Sebastián, el Primer Estudio de Drogas en Población de Educación Superior, con el propósito de elaborar políticas públicas de prevención en el consumo de estupefacientes y alcohol en la población universitaria, una medición, que se aplicará a finales del presente año, en planteles universitarios de las ciudades de Santiago, Concepción, Valdivia y Puerto Montt.

Es evidente que ante el peso de esta evidencia, la emergencia de cada vez más drogas de mayor potencia y de más sofisticada construcción y nuevasmodalidades de transporte y comercialización, no puede haber descuido por parte de las autoridades, así, la Mesa de Nuevas Sustancias Psicoactivas que lidera el Ministerio del Interior , ha incluido 131 nuevas drogas sintéticas, en su gran mayoría entre 2014 y 2016, pero es la sociedad entera la que está a cargo, particularmente los adultos relacionados con los jóvenes. No es posible descuidarse en la observación comprometida de los comportamientos juveniles o subvalorar la magnitud de esta amenaza, adoptando frente al consumo una actitud de indiferencia o tolerancia, para no dar una imagen de moralidad añeja o de falta de modernidad.

Etiquetas