Editorial

El frágil entorno de la Plaza Perú

Por: Editorial Diario Concepción | 02 de Junio 2017
Fotografía: Romilio Pamiño G.

Todas las ciudades tienen sitios emblemáticos, Concepción tiene de estos hitos varios y bien conocidos, algunos más relevantes por su asociación con valores históricos o culturales, pero hay también sectores de alta convocatoria por alguna característica atractiva, en ese grupo está la Plaza Perú, no solo por su singularidad en el damero original de la ciudad sino, además, por un entorno gastronómico de alta convocatoria.

Es por eso que la medida aplicada por el municipio al fiscalizar 24 locales y citar a cuatro de ellos al Juzgado de Policía Local, por no respetar la norma que regula el uso de la vía pública, tiene una particular significación y abre un espacio para examinar cómo ese sector se está desempeñando en el uso de un espacio público.

Se procedió a retirar mesas y sillas, en un operativo realizado a petición de vecinos del sector y algunos locatarios, para hacer cumplir la ordenanza sobre Instalación de Mesas en Bienes Nacionales de Uso Público, situación que, en sí misma, delata un cierto grado de pasividad de las autoridades porque la situación de esa actividad había sido comentada por los medios en más de una oportunidad y lo que allí ocurre está, por razones obvias, a plena vista.

Resulta bastante aclaratoria la declaración del director de Protección Civil al señalar que se ha venido trabajando en común acuerdo con la junta de vecinos y la asociación de locatarios, para poder regular el uso de la vía pública y el tránsito peatonal, considerando las actividades propias de esa parte de la rambla Diagonal Pedro Aguirre Cerda.

Hacía mucha falta una señal de autoridad, no es posible dejar ese sector de la ciudad entregado a quienes decidan utilizarlo a su entero arbitrio, el uso abusivo de los espacios públicos puede transformar un sector, de lugar obligado de visita  y atractivo turístico, a otro marcado como sitio a evitar, o con recomendaciones de cuidado ante los niveles de riesgo.

Es necesario recordar que en el sector se han invertido más de dos mil millones de pesos en distintos proyectos de mejoramiento urbano, como la emblemática Rambla Diagonal Pedro Aguirre Cerda y la instalación de luminarias led en la Plaza Perú, que hacen de ese lugar un referente importante para el perfil de la urbe, que se inscribe en el marco de actividades para la recuperación del centro de Concepción.

Sin embargo, a pesar de esta medida, que se espera sea estable en el tiempo, hay muchos temas pendientes, que involucran probablemente a otros servicios, como puede ser las regulaciones sanitarias, o determinadas normativas con respecto al estándar de los locales que pretendan instalarse en ese lugar privilegiado de la ciudad.

Muchos de los locatarios  no han sabido apreciar el regalo que les hizo la ciudad, un entorno que agrega enorme valor a sus locales y a sus oportunidades de negocio, no han colaborado con el aseo o la estética del lugar, no se aprecia compromiso alguno, cuando debiera haberlo para hacer de ese sitio un lugar que enorgullezca a la ciudad.

El otro aspecto es la seguridad, otra posible amenaza para el desarrollo urbano, la instalación de grandes grupos consumiendo alcohol en la vía pública, leyes o no leyes. Es evidente que sobre este asunto debe haber mayor preocupación conjunta de las autoridades correspondientes y acciones concretas, como la oportuna, pero casi simbólica, retirada de mesas.

Etiquetas