Economía y Negocios

Analistas evalúan espacio para volver a rebajar la Tasa de Política Monetaria

Por: Edgardo Mora | 07 de Octubre 2017
Fotografía: Gentileza Banco Central

Si el Banco Central cede a la presión del mercado por una nueva rebaja en la TPM, la tasa podría bajar a 2,25% ó 2%. Entre los efectos de la eventual medida están el generar una mayor inversión y bajar el costo de los créditos en general.

Dado el sorpresivo IPC de septiembre que anotó una variación mensual de -0,2%, acumulando 1,4% en lo que va del año y 1,5% a doce meses se generó un nuevo escenario que según algunos analistas deja espacio para una posible nueva rebaja por parte del Banco Central respecto de la Tasa Política Monetaria (TPM).

De acuerdo con la información entregada por el Instituto Nacional de Estadísticas, (INE) en el mes de análisis, siete de las doce divisiones que conforman la canasta del Índice de Precios al Consumidor (IPC), consignaron incidencias negativas y cinco presentaron incidencias positivas.

Las divisiones con mayores bajas fueron Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (-0,6%), con una incidencia de -0,126 puntos porcentuales (pp.), y Vivienda y Servicios Básicos (-0,4%), con -0,053 pp.

Presión sobre rebaja en TPM

Considerando que en el informe sobre la TPM de hace apenas días del Banco Central proyectó un escenario muy distinto con un sesgo más bien claro respecto del poco espacio para una nueva rebaja de la tasa de interés, ahora la presión del mercado sería en la dirección contraria.

Es así como Javier Irarrázaval, académico de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián (USS) explicó: “en el Informe de Política Monetaria de septiembre, el Banco Central estimaba una inflación para 2017 de 2,4%. Sin embargo, la inflación acumulada hasta septiembre es de tan sólo 1,4%, en parte por el 0,2% de este último mes. Lo anterior hace incluso difícil llegar a la cota inferior del rango meta del Banco Central de 2 a 4%”.

En relación a un posible cambio de dirección del Banco Central, el académico de la USS adelantó que “de reconocer lo inesperado de la cifra, es probable que, en la próxima reunión de Política Monetaria, el Banco Central baje la Tasa de Política Monetaria para reactivar la demanda de dinero. No se esperaba un movimiento de la tasa en lo que resta del año, pero de ser así, bajaría a 2,25% o máximo 2%”.

De concretarse un cambio a la baja, según Irarrázaval, “uno de los problemas de seguir bajando mucho más la tasa de interés es que el Banco Central va quedándose gradualmente con menor espacio de acción (menos opciones de bajar aún más la tasa) si se cumplen las proyecciones de reactivación”.

Por otro lado, Luis Bravo, director de la carrera de Ingeniería Comercial Universidad Andrés Bello (Unab) sede Concepción, Ingeniero Comercial de la U. de Chile,  con una vasta trayectoria como Director de Empresas de alto prestigio a nivel nacional y regional, planteó que “ habría que conocer bien cuál es el origen de la disminución del IPC, porque podrían ser factores, por ejemplo, de tipo estacional, en cuyo caso no tiene una relación muy directa con la TPM, por tanto, yo diría que esto del 0.2% no incide en la TPM”.

Aumento de la Inversión

Requerido acerca de los efectos de una eventual rebaja de la TPM, Bravo consideró que “la tendencia es que baje el valor del crédito, el valor del dinero y consecuencialmente, entonces, podría  esto facilitar o incrementar los proyectos de inversión, por tanto se podría producir un aumento en la inversión, lo que naturalmente es positivo para la economía”.

Dicho de otra manera, “eso puede permitir  acceder a créditos más bajos de cualquier tipo, pueden ser de consumo, hipotecarios o de otro tipo;  para pequeños emprendedores tener dinero más accesible a un costo más bajo. O bien, a nivel de consumo podría incidir también eventualmente en el próximo IPC”, concluyó el  director de la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad Andrés Bello sede Concepción.

 

Etiquetas