Economía y Negocios

Alumnos están a la vanguardia en tecnología de Ecomotores

Por: Javier Ochoa | 27 de Agosto 2017
Fotografía: tecnología automotris

Una notable iniciativa que ya lleva dos años están liderando liceos de la intercomuna al alero del trabajo de la Corporación de Estudio, Capacitación y Empleo de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción.

Se trata de formación de capital humano desde la enseñanza media en ecomotores, lo que ha permitido a los alumnos estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías, tomando la delantera incluso frente a servicios técnicos formales, debido al notable y vertiginoso avance tecnológico.

Y este esfuerzo cobra mayor validez en el contexto del impulso que se está dando a nivel gubernamental a la llamada electromovilidad, tendencia mundial que incluso ha llevado a países como Noruega plantearse la meta de prescindir de autos a combustión al 2025.

Desde la Corporación explicaron que mantienen la administración delegada de cinco establecimientos fiscales técnico profesionales, dos de ellos, el Liceo Industrial de Concepción y el Liceo Industrial de Tomé, que imparten la especialidad de Mecánica Automotriz.

Todo comenzó en 2015, cuando en el marco de un proyecto de actualización curricular, el Ministerio de Educación aprobó los nuevos planes de estudio de las especialidades que se imparten en los liceos corporativos, planes de estudio propios, trabajados durante dos años entre docentes y representantes de empresas. La idea de este modelo, es plasmar en los módulos de estudio los reales requerimientos de la industria y visualizar lo que se viene a futuro.

En el caso de Mecánica Automotriz se contó con la asesoría de Emasa y Forteco y se definieron dos módulos plus, como los denominan, “Ecomotores” y “Normas internacionales para el control de emisiones”.

Y fue en junio de 2015 cuando se inauguró en cada uno de los liceos, un laboratorio de Ecomotores, destinado a la enseñanza de los alumnos. Este laboratorio cuenta con un auto híbrido, un auto a gas, un dinamómetro, plata elevadora, equipos de diagnóstico, maquetas de motores y, un auto eléctrico recientemente adquirido.

El año pasado egresó la primera generación formada con los nuevos planes de estudio, los que les permite desde ya estar preparados para trabajar con estas nuevas tecnologías.

Así mismo, todos los años, los docentes de la especialidad asisten a capacitación, tanto dentro como fuera del país, para mantenerse al día y transmitir esos conocimientos a los alumnos.

Así lo explicó el profesor Renzis Guzmán, del Liceo Industrial de Concepción.

El es el docente a cargo del Laboratorio de Ecomotores y ha viajado a Brasil a capacitarse en el centro tecnológico de Emasa Bosch.

“Este taller de Ecomotores vincula el trabajo académico, tanto en formación dual como profesional, es decir, los alumnos de 3° y 4° medio van a la empresa los días lunes y martes, jueves y viernes, complementando el estudio en el propio liceo”.

Guzmán destacó el equipamiento de primer nivel, lo que permite al alumno estar al tanto de lo último en tecnología de motores y de los propios equipos para su mantención, en un área mecánica de última generación ligada a modelos eléctricos y también a gas.

“Lo importante es estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías, complementándolo con el trabajo en las propias empresas de servicios técnicos”.

Sobre la proyección, el profesor Guzmán recordó que muchas ciudades chilenas tienen el problema de la contaminación, lo que hace elevadode la electromovilidad una buena opción para descontaminar el aire, lo que permite augurar el crecimiento en el tiempo de este tipo de tecnologías, lo cual avala el objetivo de este esfuerzo.

Por su parte, el jefe de carreras del Liceo Industrial de Concepción, Luis Laporte, explicó que esto ratifica el lema que tienen: “Con visión de futuro”, lo que marca la mirada que tienen estos talleres y que obliga a contar con lo último en equipamiento y constantes actualizaciones curriculares.

“Nos capacitamos constantemente tanto en Chile como en Brasil”, acotó.

Lo anterior cobra mayor relevancia si se toma en cuenta el desafío planteado por el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, quien aseguró que el camino de la energía renovable va a ser limpio inevitablemente: “El principal desafío es cómo traemos los beneficios de la energía renovable a la reducción de emisiones en sectores como residencial, industrial y transporte, donde se proyecta que estará el mayor crecimiento de las emisiones de Chile. Por lo tanto la solución a la electromovilidad, de calefacción eléctrica, van a ser parte de la matriz energética futura y eso va a permitir tener ciudades más limpias y más preparadas para el cambio climático”.

Etiquetas