Economía y Negocios

Conozca las nuevas tendencias de seguridad ante alza de robos de autos

Por: Javier Ochoa | 10 de Junio 2017
Fotografía: Archivo Copesa

Una de las mejores soluciones a los portonazos es el seguimiento a partir de GPS, pero también existen otras alternativas, aunque experto recordó que hay que entender que ningún método es infalible.

El mercado y la industria automotriz ha debido avanzar a la par con la delincuencia, inventando y poniendo a disposición distintos dispositivos que eviten el robo del vehículo o, en su defecto, poder dar con su paradero si finalmente fue sustraído a su dueño.

Para graficar el nuevo escenario basta con recordar que de acuerdo a cifras entregadas por Carabineros, en 2008 cada dos horas un auto era robado en Chile. Pero los números se han incrementado a tal nivel que, de acuerdo a Fiscalía Oriente de Santiago, sólo en la capital un automóvil desaparece cada 15 minutos.

Uno de los sistemas de robo más recurrentes en el último tiempo es el “portonazo”, término que grafica el modo de operar de los ladrones que aguardan a la entrada del estacionamiento de la vivienda para vulnerar al conductor.

Según el gerente de Post Ventas de Sergio Escobar, Cristian Macaya, éste método tiene sus inicios en 2013, cuando por norma todos los vehículos que se internan al país deben contar con un sistema inmovilizador, lo que hace más difícil el hurto.

“Todos los vehículos que ingresan al país están obligados a contar con una llave que incorpore un chip electrónico único que permita encender el motor, así en caso de falsificación de la llave no es posible arrancar el auto y robarlo”, aclaró el experto, agregando que “con las distintas tecnologías de seguridad que hoy traen los automóviles, se generó una evolución del clásico ladrón de autos al del portonazo, pues es necesario para ellos que el motor se encuentre encendido”.

Bajo este contexto y suponiendo que una persona se enfrenta a un portonazo, Macaya explica que siendo lo principal el resguardo de la integridad física de los ocupantes del vehículo es preferible no oponer resistencia al asalto y dejar que operen los mecanismos de seguridad del auto una vez que la persona se encuentre segura.

Uno de los accesorios más utilizados y recomendado por Cristian Macaya para el rastreo de un automóvil es el sistema de ubicación satelital, más conocido como GPS Tracker, que permite monitorear el vehículo con el uso del celular a través del envío de mensajes de texto, en los que se informa la ubicación exacta cada vez que el conductor lo solicite.

Otros sistemas

Inmovilizador anti- robo: Es un corta corriente que se le instala en el vehículo y permite que no sea sustraído mientras se encuentra estacionado. Funciona con un interruptor que debe instalarse en un lugar secreto.

Láminas de poliéster multicapa que protegen tanto al conductor como a los pasajeros del auto frente a la ruptura del cristal. Evita también que los trozos de vidrios dañen a los pasajeros.

 Corta corriente a distancia: El sistema funciona con un control remoto que al estar separado a más de 20 metros detiene por completo al vehículo. Sólo hay que preocuparse de portar dicho control.

Sobre los consejos, el director de las carreras Técnico e Ingeniería en Mecánica Automotriz y Autotrónica de Duoc UC sede Concepción, Esteban Jarpa, recomendó instalar cualquier elemento de protección con especialistas del área.

“Instalar un sistema de seguridad electrónico implica intervenir en menor o mayor grado de la electrónica del vehículo y una mala aplicación puede generar daños mayores. Tenga cuidado del lugar donde estaciona, independientemente de la protección, el ladrón va a tratar de librarla y no le importará el daño que esto provoque. Siga los consejos de Carabineros en relación a las medidas de seguridad que se deben tomar, porque no existe sistema 100% seguro”.

Jarpa también recordó el tema costos, los que siempre serán menores en los artefactos mecánicos que en los sistemas electrónicos. “Existen sistemas muy sofisticados que podrían instalarse, pero se debe tener mesura en relación al costo total de su vehículo”.

Etiquetas