Economía y Negocios

La transformación digital puede generar un aumento de hasta 22% en los ingresos para las pymes

Por: Pulso | 09 de Junio 2017
Fotografía: Matías Delacroix | Agencia UNO

30% de las empresas en Chile tiene presencia online y sólo un 20% tiene canales de venta en línea. Para dar el gran salto como país, los expertos ven en la transformación digital el mejor camino. En ese contexto, la pequeña y mediana empresa se han convertido en uno de los focos del gobierno.

El tamaño de la economía digital chilena alcanza el 3,4% del PIB, según el índice País Digital. Si se llegara al 6% al 2020, cifra que constituye el promedio de la OCDE, el PIB podrá crecer un 1% adicional explicado exclusivamente por la economía digital. En ese contexto, una de las áreas con mayor potencial de crecimiento es el segmento pyme, donde apenas el 20% realiza ventas online y un tercio tiene presencia web.

Las grandes compañías han tendido a liderar a nivel mundial la explotación del big data y las tecnologías digitales, debido a las inversiones necesarias en talentos, infraestructura y tecnología. Sin embargo, el surgimiento de modelos de negocio digitales basados en plataformas cloud están reduciendo las inversiones necesarias y con ello, aumentando la aplicación de las nuevas tecnologías entre las pymes.

La gran ventaja de esta transformación digital, señalan los expertos, consiste en equiparar la cancha y darle la posibilidad de tener las mismas herramientas que un actor del retail. “La transformación digital es clave para generar un crecimiento más inclusivo, ya que le da mayor competitividad a las pymes frente las empresas de mayor tamaño. Los beneficios que entregan las nuevas tecnologías a estas empresas son variados. Entre ellos se pueden nombrar una importante reducción de costos, mayor rapidez y eficiencia en los procesos internos, innovación, así como mayor productividad”, dice Rodrigo González, presidente ejecutivo de Accenture Chile.

Por su parte, Luis Jiménez, Latam director de Cosmo Consult, coincide con esa visión. “Representa una gran oportunidad desde la perspectiva interna mediante el acceso procesos más eficientes y operaciones maduras que ofertan valor intrínseco en cómo hacer todo mejor, y más rápido, en la otra de cara al exterior el uso de las redes sociales, los portales logran intervenir la propuesta de valor del a pyme su oferta digital y la compromete con la calidad de su servicio o producto, porque la somete al escrutinio público donde las buenas referencias son fundamentales”, dice Jiménez.

Cuarta revolución industrial

Uno de los beneficios de la transformación digital es que permite a las pymes automatizar procesos, lo que facilita enfocar a las personas en funciones que generen real valor y, por lo tanto, mayor productividad. Un ejemplo de esto es el uso de la inteligencia artificial para el procesamiento de documentos. De acuerdo con cifras de la Comisión Europea, las pymes que adoptan las nuevas tecnologías tienen una tasa de crecimiento 15% más alta y 22% más de ingresos que las pymes que no lo hacen. Sin embargo, un informe realizado por Forrester indicó que solo un 5% de las organizaciones cree dominar el entorno digital hasta el punto de lograr una diferenciación de sus competidores.

El Informe Global de Información elaborado por el Banco Mundial, por su parte, indica que estamos en la cuarta revolución industrial, que representa una transición a un nueva sistema, donde lo físico, biológico y digital convergen para generar combinaciones digitales. Además, de generar un ranking con el que mide variables como el entorno regulatorio, infraestructura, impacto social y económico. Por tercer año consecutivo, Chile alcanzó el puesto 38, quedando como líder de la región.

Rol del Estado

El reporte “Data: the fuel of the digital economy and SME growth” de Accenture, establece que el rol de la administración central es determinante a la hora de impulsar la transformación digital en la pequeña y mediana empresa. Entre las iniciativas necesarias, se encuentran: facilitar el acceso a financiamiento y trabajar en conjunto con el sector privado y académico para capacitar a las personas en las nuevas tecnologías digitales y, de esa forma, formar las fuerzas laborales necesarias para la nueva economía digital.

Además, -según el informe- se deben proveer las herramientas necesarias para facilitar la fluidez de la información, al mismo tiempo que se asegura el nivel adecuado de seguridad.

Con una agenda digital de cara al 2020, una de las apuestas más grandes del Estado durante el último año ha estado de la mano de Escritorio Empresa, plataforma que busca integrar trámites, productos, servicios y beneficios de instituciones públicas, municipios y entidades privadas como bancos y notarías, entre otros con el fin de que las empresas puedan interactuar con ellos en forma natural e intuitiva, minimizando la burocracia y tiempo de respuesta.

Barreras

Pero a pesar de los múltiples beneficios que ofrece la transformación digital al mundo pyme, aún hay un alto porcentaje que no se atreve a dar el salto. Algunos ven como causal al aspecto financiero y otros, simplemente, señalan como gran barrera al factor cultural.

“A pesar de que nuestro país está muy bien situado respecto a la región, la transformación digital, sobre todo en el mundo pyme, representa uno de los grandes desafíos a nivel país. Aún hay un grupo que no confía en el mundo digital y que no quiere que brechas de seguridad o fallas de sistemas permeen en su organización. Sin embargo, en esa postura están dejando pasar una oportunidad enorme. Sobre todo hoy que, con las tecnologías escalables, las pequeñas y medianas empresas pueden tener plataformas tan robustas como una gran empresa”, señala Juan Luis Núñez, gerente general de Fundación País Digital.

Núñez agrega además que hoy uno de los motores de digitalización son las grandes empresas que piden a sus proveedores operar en el mundo digital. “De este modo las impulsan a dar un nuevo paso para no quedar fuera del negocio”, indica.

Jiménez apunta también a que la principal barrera hasta ahora ha sido el financiamiento, ya que requiere de inversiones en infraestructura, talentos y tecnología. “Sin embargo, el surgimiento de tecnologías como cloud y modelos de negocio digitales, como los basados en plataformas, están reduciendo las inversiones necesarias y con ello aumentando la aplicación de las nuevas tecnologías entre las pymes”, dice el ejecutivo de Cosmo Consult.

Añade además, que el sector público tiene un rol fundamental en el impulso de mecanismos de financiamiento para que las pymes puedan adoptar la transformación digital, sobre el todo al tomar en cuenta el importante rol que cumplen como generadoras de empleo. Clave también es el trabajo en conjunto entre el sector público, privado y académico en la capacitación de las personas en las nuevas tecnologías digitales, con el fin de formar la fuerza laboral que se necesita en la nueva economía digital.

¿Cómo impulsar la transformación?

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) junto a la Universidad Católica acaba de lanzar la “Guía para la digitalización en las pymes”. El documento identifica el valor diferenciador que la tecnología genera en las empresas con el fin de posicionarlas en el mercado actual.

De acuerdo al Centro de Economía Digital de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), el objetivo de esta iniciativa es contribuir a la competitividad de la pyme, proporcionándole herramientas para facilitar su integración a un mundo en permanente cambio, en el que el costo de no participar es cada vez mayor. “Los expertos coinciden en que una de las claves del éxito en la digitalización de la empresa es el factor humano, por ende, la cultura empresarial que permita el desarrollo profesional y personal. Para llevar un proceso de transformación de la mejor forma es necesario adoptar una nueva manera de hacer las cosas desde el interior, nuevos procesos y modelos organizativos, y que los propios colaboradores se sientan comprometidos con la misión para facilitar la transformación”, dice George Lever, director del Centro de Estudios Economía Digital de la CCS.

Lever cuenta además, que el objetivo de la guía era impactar al mundo pyme para impulsar su desarrollo digital. Para ello, en la guía se explica por qué es importante integrarse al entorno digital, qué caracteriza a la comunicación hoy, y por qué una infraestructura tecnológica avanzada es una condición necesaria, aunque no suficiente para competir en el ámbito digital. Además, se propone un plan de acción para impulsar la digitalización. También, se revisan los diferentes conceptos, estrategias y tendencias que hoy son imprescindibles para comprender la nueva realidad digital y no correr el riesgo de perder competitividad. Se muestra cómo el desarrollo del móvil ha configurado un mundo que ofrece múltiples oportunidades a las empresas, y cómo a su vez ha modificado los hábitos de compra de los usuarios. Además, se analizan los puntos críticos de este nuevo canal, como la reputación online y la seguridad digital.

Seguridad, una de las preocupaciones para la pyme

El ransomware “WannaCry”, que ha generado noticia durante las últimas semanas a raíz de su capacidad para contaminar computadores en el mundo es sólo una prueba de por qué la seguridad informática es relevante a la hora de aposta por la transformación digital.

“Todos debemos ser conscientes de que la amenaza de los ataques de ransomware dirigidos a las empresas está aumentando y generando pérdidas financieras tangibles. Hay muchos más blancos potenciales de ransomware sin detectar, con ataques que resultan en consecuencias aún más desastrosas”, comentó Anton Ivanov, Investigador de Seguridad Sénior, Anti-Ransom, en Kaspersky Lab.

Cómo actuar

Pero, ¿qué medidas puede tomar una empresa? Entre los pasos básicos está: implementar cortafuegos, que son herramientas para limitar el acceso no autorizado al sistema.

Los expertos recomiendan, además, contar con software de protección, donde priman los antivirus y protección antispyware. La clave es mantenerlos actualizados, pues los hackers buscan los puntos débiles en todos los aspectos del ecosistema digital, y ahí se incluye el software diseñado para protegerlo.

Etiquetas