Deportes

La Anfp le raya la cancha a los representantes

Por: Daniel Kuschel | 09 de Octubre 2017
Fotografía: Andrés Oreña P.

“En la U vi muchas cosas sucias y por eso estoy chato y me quiero ir. Hay mucho pituto y yo no soy de jugar porque venga mi representante y le diga a alguien ‘ponga a mi jugador’. Puedes ser malo, pero igual jugar porque tu representante mete plata. No todos son así, hay gente que trabaja bien, pero eso que te digo es una realidad. Así es el fútbol de hoy”. Las palabras de Kevin Martínez en mayo pasado hoy cobran sentido.

En ese momento, el hoy delantero de Naval estaba en Universidad de Chile. Hasta allá había llegado tras la desafiliación de Deportes Concepción, con el objetivo de formar parte de un grande del país. Pero lo que vio no le convenció y eso es algo que los clubes del fútbol chileno quieren corregir con el nuevo reglamento que aplicarán a los intermediarios, como los denomina ahora la Fifa.

Es que el siempre cuestionado mundo en el que se desenvuelven los empresarios de futbolistas pasará en los próximos meses, al parecer, a ser normado drásticamente por la Anfp, en un esfuerzo de los clubes por proteger sus intereses y el de sus jugadores.

Según publicó el diario El Mercurio el pasado lunes 2 de octubre, el borrador que le envió a cada uno de los presidentes de las instituciones la comisión encargada de trabajar este tema, contiene 25 artículos que definirán el próximo “Reglamento de Intermediarios de la Federación de Fútbol de Chile y de la Anfp”.

Éste tiene como objetivo, según se señala en el escrito, “el insoslayable deber de proteger a los jugadores y los clubes de caer en prácticas contrarias a los preceptos éticos, o bien, ilegales”, tanto en la firma de contratos laborales como en las negociaciones de traspasos.

Dentro del reglamento se establece que la Anfp será la única entidad válida como reguladora de la actividad en Chile y que los entrenadores y jugadores sólo podrán trabajar con intermediarios reconocidos e inscritos en el registro establecido por la normativa.

Otra medida es que, para ejercer, cada intermediario deberá pagarle a la Anfp una comisión sobre sus ganancias y también le pondrá un límite al porcentaje de las comisiones que pueden obtener por cada transferencia.

De hecho, se fijaría un arancel de inscripción y luego de mantención anual en el registro de intermediarios equivalente al 3% de las comisiones obtenidas entre enero y diciembre de cada año, y con un mínimo de 60 UF, y además se regularían los pagos a representantes en el entendido que la remuneración total por contratación, renovación o extensión no superará el 5% del ingreso líquido en el caso de jugadores y DT, y de 3% en el caso de representar clubes.

Los fundamentos

Uno de los principales clubes impulsores de la iniciativa es la Universidad de Concepción. En esa línea, el presidente de la rama de fútbol del Campanil, Mario Rodríguez, explicó que “con el cambio que hubo en la reglamentación Fifa pasaron a ser intermediarios, y eso ha significado que haya mucha gente que dice serlo cuando uno quiere contratar a un jugador. Por ello hay que ordenarlo y esa es la idea de tener un listado”.

Además, Rodríguez establece la normativa como una forma de proteger a los clubes y jugadores. “Ha ocurrido también que a algunos clubes, a sus jugadores que son patrimonio del club, aprovechándose de ciertas licencias que hay en los reglamentos, las instituciones los han perdido por obra de algunos representantes”, señala, recordando el caso que le ocurrió a la propia UdeC hace años con el delantero Ricardo “Pescadito” Parada. “Un representante aprovechó un vacío que generó un cambio del reglamento y ahí lo tomó y se lo llevó a México”, recuerda el directivo.

Por otra parte, el reglamento establecería prohibiciones, como la imposibilidad de ser intermediados para quienes registren condenas por crímenes o delitos y faltas a la ley de violencia en los estadios, además de quienes tengan protestos o morosidades en el boletín comercial o hayan sido sancionados por los tribunales del fútbol.

Además, se establece que no podrán ser intermediarios quienes tengan propiedad en algún club o sean funcionarios de estos, hasta el segundo grado de consanguinidad. “Dentro del reglamento también está la idea de agregar algunas sanciones, de que si un representante lleva adelante algunos de estos hechos, se le debe suspender mínimo dos años”, sostiene Rodríguez.

En tanto, también se les prohibiría el acceso a los lugares de concentración de las selecciones menores. “Eso no está en el reglamento aún, pero es una idea de algunos presidentes, porque ocurrió que en el hotel en el que concentró la Sub 17 estaba lleno de representantes y eso los distrae y presiona”, explica Rodríguez.

Con buenos ojos

Consultados algunos de los principales actores que se verán afectados por la medida, todos parecen estar de acuerdo en que el sistema debe ser mejorado.

Arturo Jiménez, representante de la empresa AIM y uno que se ha visto envuelto en discusiones con algunos clubes del fútbol chileno, se muestra abierto a que el sistema se regule. “Nosotros estamos de acuerdo con esta normativa. Creemos que es necesario establecer un orden y una referencia como lo quieren hacer los clubes. Nosotros estamos reconocidos en muchas federaciones e, incluso, esto nos va a ayudar cuando tienes que establecer ciertos tratos. De hecho, muchas veces nos piden estar reconocidos en la Federación Chilena y, actualmente la normativa para esto no existe”, agregó.

Otro de los intermediarios que ve como un avance este nuevo reglamento es Ernesto Carrasco, quien en la zona representa a jugadores como Hugo Droguett, Eric Ahumada y Mathías López. “Todo avance que permita ordenar la actividad es positivo, más aún cuando lo que se busca también es el bienestar de los jugadores”, sostiene, al punto que agrega que “tengo muy buena relación con los dirigentes de los clubes con los que trabajo y, en ese sentido, creo que lo que se busca es proteger a los jugadores que es lo más importante”.

Uno de los clubes que más ha explotado su cantera en el último tiempo es Naval. En esa línea, su gerente, Gilberto Araya, también evaluó positivamente la creación de este reglamento.

“Es importante poder establecer un orden que hoy no existe, desde que la Fifa decidió eliminar la figura de los representantes. Nuestro principal capital humano son los jugadores de nuestra cantera y es importante que ellos estén protegidos”, señala. “Nosotros hemos vendido jugadores y eso nos ha ayudado harto, pero también nos ha pasado que vienen representantes y tratan de sacarlos antes. Eso le genera un daño a los clubes”, agrega Araya.

Pasos a seguir

Quienes quieran formar parte del registro, tendrán la opción de postular a éste en los meses de abril y septiembre, rindiendo un examen escrito de conocimientos básicos del Estatuto de Transferencias de Jugadores de la FIFA, del Código del Trabajo y del Código Deontológico de la Federación de Fútbol de Chile. La idea es que esto sea aprobado en alguno de los próximos Consejos de Presidentes de la Anfp. “No sé por qué esto se ha prolongado. En los consejos se han presentado otros temas y en esto nos parece importante. Esperamos que esto se haga pronto. Terminadas las clasificatorias la idea es que esto se resuelva”, indica Mario Rodríguez.

Resta por conocer ahora la opinión de los jugadores cuando la normativa se aplique. De momento, se intentó contactar para este reportaje a dirigentes del Sindicato Interempresa de Futbolistas Profesionales (Sifup), específicamente a su presidente Gamadiel García y al secretario Luis Marín, pero no hubo respuesta a los llamados y mensajes.

 

Etiquetas