Deportes

Tracy Robinson analiza su retorno al Campanil por una revancha

Por: Daniel Kuschel | 02 de Octubre 2017
Fotografía: La Tercera

Regresó para ponerse un equipo joven al hombro, pedir la pelota en momentos claves y hacer crecer también aún más a las jóvenes promesas del Basket UdeC. El alero estadounidense Tracy Robinson inicia por estos días su segunda Liga Nacional con el Campanil, mentalizado en mejorar lo hecho en su primera estadía.

En el marco de las prácticas, Robinson recordó algunos detalles su carrera en los últimos años, y cómo debió lidiar con la dura lesión que sufrió en el partido 5 de la final con el Deportivo Valdivia.

– ¿Qué fue de tu carrera después de tu primer paso por la UdeC?
– Cuando me fui de aquí lo hice con una lesión. Mi pie se lastimó muy mal, fue más grave de lo que yo pensaba, por lo que tuve un verano muy largo en casa, una recuperación que me tomó seis meses, para que mi pie descansara.

– Fue un proceso difícil…
– Fue una lesión mucho más grave de lo que yo pensaba, así que me quedé en casa poniendo las cosas en orden, y luego me vine a Argentina. Pude ir a Uruguay primero, a Biguá, pero no funcionó porque restaban dos meses para la recuperación de mi pie, algo que me sirvió para prepararme a mi trabajo en Quilmes, Argentina.

– ¿Cuánto te sirvió el paso por ahí?
– Ahí pasé un buen tiempo, fue una gran experiencia, porque tuvimos un muy buen campeonato con un excelente y joven equipo. Fue una buena combinación entre talentos jóvenes y experiencia, con habilidosos como Luca Vildoza, y otros. Nadie esperaba mucho de nosotros, pero éramos un muy buen equipo, nadie creía que podríamos llegar a play off en una liga tan dura como la Argentina.

– Cumplieron los objetivos…
– Perdimos con San Lorenzo en la ronda final. Es un muy buen equipo. Fue un año fuerte, aprendí mucho de básquetbol y de competir a ese nivel. Siento que puedo ocupar esa experiencia ahora de haber jugado tantos partidos, porque fueron cerca de 70, con lo que me siento más preparado para la temporada.

– ¿Pudiste descansar antes de venir?

– Tuve incluso tiempo para estar dos meses en casa, hacer algo de rerecuperación familiar y algunos viajes. Sí tuve vacaciones, y mi agente me dijo que hace un año que en la UdeC me quería traer de vuelta, entonces analicé mis opciones y aquí estoy.

Una vida ligada al básquetbol

Oriundo de Chicago, Robinson es fanático de los Bulls en el básquetbol, de los Bears en el fútbol americano y los Blackhawks en el hockey, entre otros. “Chicago es una ciudad muy diversa, con muchas culturas distintas que te encanta. Tenemos un gran lago. Es un lugar que te gustará si tienes la posibilidad de visitarla”, comenta sobre su lugar de origen.

– ¿Qué tan difícil es salir de nuevo por varios meses de casa para venir a jugar básquetbol a medida que pasan los años?
– Es difícil. Esta es mi décima temporada de profesional en la que tengo que estar lejos de casa, y eso hace que esté algo acostumbrado y que acepte que esto es mi trabajo, esto es lo que hago y lo que me permite proveer a mi familia. Entonces, es un sacrificio que debo hacer. Es difícil estar lejos, pero soy consciente de que pasé la mitad de mi carrera, lo que significa que ya jugué más básquetbol del que me queda por jugar. Por ello, tengo que aprovechar las experiencias como ésta que me quedan, ahorrar un poco más de dinero para así poder comprar un casa y comenzar una familia, cosas como esas.

– ¿Qué diferencias ves en la liga entre tu primera vez aquí y ahora?
– No he podido ver mucho aún al resto de los equipos, más que a Tinguiririca y Leones en el torneo de hace unos días. Lo que tengo claro es que el campeonato será muy parejo.

– ¿Y en el equipo de la UdeC?
– Nuestro equipo es muy diferente de mi última vez. Es uno muy joven. La vez anterior teníamos a Pato (Briones) que era el jugador de más edad en la liga, y otros de mucha experiencia como Patrick (Sáez), y ahora vienen unos chicos a hacer sus primeros pasos, mientras que otros como Diego (Silva) y Carlos (Lauler) pasan a ser con uno los experimentados del equipo.

– Pero eso no cambia los objetivos…
– No. Cuando la temporada comienza la meta es la misma, tratar de ganar la mayor cantidad de partidos que podamos y acercarnos al título.

-¿Cuánto influye el hecho de tener tres extranjeros este año?
– Puede que la liga se haga más compleja, es me imagino la idea de quienes decidieron traer tres extranjeros, de hacerla más competitiva. En Chile hay jugadores muy buenos, de mucha calidad en lo que hacen, y si le sumamos tres incorporaciones extranjeras buenas, hará equipos de gran nivel para la liga este año.

– Aún así ¿Qué le falta a la liga para desarrollarse más?
– Es una buena pregunta, pero no tengo clara la respuesta. No sé que hace la liga para desarrollarse, porque veo a los chicos jugar por sus universidades y cosas por el estilo, pero no veo una competencia dura en menores. En Argentina hay chicos que a los 16 años ya están jugando la Liga Nacional, acá están recién tomando ritmo competitivo en las universidades. Si Chile quiere subir el nivel tiene que invertir desde muy jóvenes, que tengan competencia en colegios o clubes desde pequeños.

– ¿Para qué está la UdeC en esta Liga Nacional?
– A todo el mundo le digo cuando hablamos de las expectativas para esta temporada que el objetivo es ganar la mayor cantidad de partidos posibles e intentar darle un campeonato a la gente. La vez anterior que estuve aquí nos quedamos cortos, y me puso triste porque tuvimos una muy buena temporada.

– ¿Y ahora esperan obtener el campeonato?
– Siempre es difícil ganar un campeonato, no importa cuan bueno seas. No espero que este año sea fácil o diferente, hay que luchar bastante. Hay buenos jugadores aquí como Diego (Silva), Mauro (Cisternas) y Mati (Villagrán) con su experiencia, Carlos, y puedo seguir. Creo que seremos competitivos.

Etiquetas