Deportes

Deportivo Naval: Dos cobros y un error en defensa impidieron la victoria

Por: Paulo Inostroza | 15 de Septiembre 2017
Fotografía: Raphael Sierra P.

Naval ya suma cinco fechas invicto, pero se quedó con gusto a poco tras empatar 1-1 un partido donde tuvo todo para ganar.

Se supone que los puntos de visitante siempre caen bien, pero este empate fastidió más a los choreros que al dueño de casa. Es que Naval hizo un muy buen partido en su desplazamiento a La Pintana y quedó la sensación de que perfectamente pudo ganarlo.  No supo matar de contra cuando el rival tambaleaba, quedó mal parado en el gol de Villalobos y debió sufrir un par de errores arbitrales decisivos. Todo eso impidió que el ancla ganara un partido donde fue mejor, pero lo importante es que, con este 1-1 lleva 5 fechas invicto y el alza en su juego es evidente.

Cuando juegas para la televisión (duelo fue transmitido por el CDO), te agrandas o te pones nervioso. Más aun, cuando llevas tres años sin que te televisen un partido. Era especial y los muchachos de Naval jugaron como si los estuvieran viendo los quinientos de siempre, sin nervios.

El buen pie del mediocampo porteño fue clave para que el forastero se generara importantes ocasiones de gol, aunque no siempre fuera el dueño de la pelota. En el primer tiempo, el buen Arnaldo Castillo ya avisaba con una volea que dio en el travesaño. El paraguayo luchó, ganó mucho en el área y mostró facilidad de remate.

La tempranera lesión de Mario Salgado parecía un golpe difícil de llevar para el equipo de “Pato” Almendra, pero una jugada de laboratorio sacó la primera gran sonrisa. Porque la apertura de la cuenta fue un golazo nada casual. Luis Pacheco ejecutó tiro libre rasante, Patricio Leiva hace la pantalla y le queda servida a Boris Sandoval, quien impacta de zurda, borde externo, y mete el balón a un ángulo. Otra vez, el lateral llegó el gol y dejó en claro que es un jugador de, al menos, Primera B.

Haga el segundo

Naval fue inteligente en ese comienzo de segundo tiempo. Aguilera, Lagos, Pacheco y el ingresado Mansilla crearon mucho y buen fútbol. Las llegadas de Naval no eran pelotazos sin sentido, sino que el  producto de triangulaciones y buen toque. Daniel Mansilla, que ingresó muy enchufado, pudo aumentar, pero su zurdazo desde fuera del área fue manoteado por Paillaqueo y luego dio en un vertical. También lo tuvieron Castillo –en dos ocasiones- y Williams, pero La Pintana hirió cuando menos vivo parecía.

Un córner a favor chorero derivó en una rápida contra local, ayudada de una apresurada salida del portero Gustavo Merino. El joven Sebastián Villalobos se la pasó por un lado, fue a buscarla y se metió a la red con arco vacío. Fue el 1-1 y, en la jugada siguiente, Jonathan Guajardo casi marca el segundo para el dueño de casa.

Y a Naval siempre le pasa algo raro con los árbitros. Esta vez, le cobraron dos posiciones de adelanto inexistentes a Castillo. En una se aprestaba a definir y en la otra ya había marcado, pero le anularon el gol que significaba el 2-1… Nuevamente. Tal como en Osorno. Almendra, enojadísimo, se lo hizo saber al juez al término del partido.

El zurdo Boris Sandoval expresó que “quedamos un poco disconformes porque íbamos ganando, teníamos el control del partido y un error nos pilló mal parados en una pelota detenida a favor nuestro. Siempre nos cobran cosas raras que te matan y, bueno, supongo que es la división y hay que adaptarse. Ojalá mejore todo, incluyendo los arbitrajes, el sistema del torneo y el nivel de los partidos. Este fue muy bueno, ellos tienen una cancha de lujo y un equipo de buen pie y no nos superaron. Ahora recibiremos a Santa Cruz, que es candidato, y veremos si este punto fue ganado”.

Almendra alineó ayer a Gustavo Merino; Andrés Merino, Jeriberth Carrasco, Daniel Castillo, Boris Sandoval; Patricio Leiva (65’ Marcelo Roa), Luis Pacheco, Matt Lagos (77’ Gabriel Williams), Juan Pablo Aguilera; Mario Salgado (40’ Daniel Mansilla) y Arnaldo Castillo.

Etiquetas