Deportes

En Naval la molestia por lo ocurrido en Osorno sigue viva

Por: Daniel Kuschel | 29 de Agosto 2017
Fotografía: Raphael Sierra P.

Caldeados aún estaban los ánimos ayer en Talcahuano. Las imágenes del descriterio del juez Nicolás Millas sobre el final del partido entre el Ancla ante Osorno, quien terminó el partido cuando Arnaldo Castillo convertía el tanto de la victoria para los porteños tras tomar el rebote de un penal atajado por el portero rival, están recorriendo el mundo en las principales noticias de las cadenas deportivas.

Y es que pese a que el reglamento lo ampara, el comentario generalizado es que el juez se equivocó en la forma, y por ello, en Talcahuano siguen mascando la rabia de los dos puntos perdidos.

“Es una falta de criterio y además el cuarto árbitro había dado cuatro minutos de descuento y el penal lo cobró en el segundo. Se supone que el cronómetro se para, es decir, ni siquiera debía haber sido la última jugada del partido”, comentó Mario Salgado, uno que vio la tarjeta roja el domingo en Osorno junto a Jeri Carrasco, en declaraciones a Radio ADN.

“Sé que ya no sacamos nada con alegar porque no nos van a devolver los puntos, pero al menos estaba la persona encargada de revisar el rendimiento del árbitro y espero que sea capaz de dejar en conocimiento el pobre arbitraje que hizo, porque a esas alturas había cobrado penales que no fueron y teníamos dos expulsados”, sostuvo el atacante.

En tanto, el DT Patricio Almendra también evidenció su molestia, sobretodo porque dicen que no avisó la medida de terminar el partido tras el penal, algo que está considerado en el reglamento.

“Fue lo primero que les pregunté a mis jugadores. Sé el reglamento y avisar es una recomendación. Hay otro tema: el penal fue en los 90’+3 y el lanzamiento un minuto después. Se supone que el cronómetro se detiene”, expresó el DT a La Tercera.

Indicios que condenan a Millas

Para la gente de Naval, hay muchas situaciones que confirman que el actuar del juez no fue el correcto al revisar las imágenes que están dando la vuelta al mundo.

“El guardalíneas corre hacia el centro de la cancha, lo que te da a entender que él no sabía que iba a terminar el partido. Lo mismo con los jugadores, todos van corriendo a buscar el rebote”, comenta el gerente de Naval Gilberto Araya.

“Es una toma de decisión. Se equivocó si no le avisó a los jugadores, porque el reglamento es super claro”, mencionó también el directivo.
A ello, Almendra agregó que “él se preocupa de que no haya invasión ¿Para qué si iba a terminar el partido? Para mi, estaba preso de sus errores. A Mario Salgado lo expulsó mal y ninguno de los penales que cobró correspondía”, indicó.

Pese a esto en Naval están conscientes de que no hay mucho más que hacer en este caso. “Ya no se puede hacer nada. Lo único que pido es que haya mayor rigurosidad en las designaciones de los árbitros”, puntualizó Patricio Almendra.

“Como dijo el Pato, ahora a la Fifa, ya está. Igual vamos a mandar una nota de reclamo a Enrique Osses, pero más que eso no podemos hacer”, indicó Gilberto Araya, argumentando también sobre el cometido de Nicolás Millas que “el arbitraje fue malo para los dos equipos, creo que le faltó un poco más de experiencia. Está recién haciendo sus primeras armas y a lo mejor se dejó llevar por una regla que requiere criterio”, finalizó el dirigente navalino, en relación a la situación que impidió un triunfo de visita para los del Ancla.

Etiquetas