Deportes

Huachipato vs Temuco: ninguno fue capaz de evitar un final a los ceros

Por: Paulo Inostroza | 13 de Agosto 2017
Fotografía: Agencia UNO

Un partido de escasas situaciones de gol. Dentro de la pobreza reinante, el local estuvo más cerca, aunque lo más justo era el empate. Huachipato rescató una valiosa igualdad en casa del siempre peligroso Temuco, pero mereciendo pocos aplausos. El atrevimiento de Yeferson Soteldo fue lo más rescatable de la tarde.

Huachipato comenzó bien, mandando en la tenencia de balón para evitar que su rival hiciera daño, pero sin dañar de vuelta. De a poco, Temuco encontró la conexión en zona media y amenazó dos veces por medio de Matías Riquero. Un anticipo del argentino en el primer palo sacó escalofríos cuando se paseó por el arco acerero y luego intentó con un remate de larga distancia apenas alto.

Las pelotas detenidas -ejecutadas por Aceval o Canío- fueron una de las armas mejor trabajadas por el anfitrión y así llegó el cabezazo de Matías Donoso que permitió un tapadón de Carlos Lampe. El boliviano estiró milagrosamente la mano derecha y luego evitó también una posible arremetida de Diego Díaz. Doble mérito.

Solo Soteldo

No es que Temuco tuviera la pelota más que Huachipato. La diferencia era que el local tenía más variantes para llegar a la portería adversaria, mientras los de Talcahuano apostaban -inconscientemente- solo a la genialidad de Soteldo. El venezolano fue de lo mejor del elenco negriazul, desbordando por la izquierda y levantando la cabeza para buscar un compañero que llegara acompañando desde atrás, pero los de Vigevani generaron muy poco. ¿Alguna realmente de riesgo? La de Jorge Ortega elevando frontal al arco. El solitario atacante tuvo nulos espacios para moverse y le costó salir de ese hoyo.

Pudo ser para Temuco con otra pelota detenida enviada al segundo palo que Donoso pivoteó, pero no encontró a nadie por el centro. Luego Dalcio Giovagnoli sacaría de la cancha a Donoso y Riquero perdiendo dos elementos que estaban rompiendo la línea de retaguardia siderúrgica.

Al final, Lampe tapó un remate violento de Rubén Farfán, justo a su palo, y evitó un gol que premiaba en desamasía a un Temuco que a ratos fue pifiado por su gente.

Huachipato acumula 4 puntos en la tabla y dejó ir una buena posibilidad para quedar en la parte alta y demostrar que quiere pelear algo grande y en serio. También dejó en claro que le cuesta generar y marcar goles en este segundo partido de tres donde no consigue anotar goles. En algún momento tendrá que prenderse Valenzuela, Ortega tendrá que justificar su titularidad y Soteldo necesita más compañía para no intentar siempre tan en solitario. Habrá que esperarlos.

Etiquetas