Deportes

“Tigre” Muñoz, el jugador más longevo de la Primera División

Por: Daniel Kuschel | 12 de Julio 2017
Fotografía: Romilio Pasmiño G.

El experimentado portero, Cristián Muñoz recalca que trabajó para llegar vigente a este momento de su carrera. “Debo cuidarme mucho más porque la edad así lo requiere”, agregó.

El “Tigre”  pasó otra etapa, y lo hizo de tan buena forma, que tras cumplir 40 años el 1 de julio pasado, su vigencia sigue totalmente a la vista.

Le vienen preguntando por el retiro desde que cumplió 35, pero él, con la amabilidad que lo caracteriza, la ataja y la devuelve como cuando está debajo de los tres palos. Así, más allá de sentirse “viejo”, muestra orgullo por lo que ha logrado.

“Estoy muy contento, orgulloso. Toda mi carrera me cuidé mucho para llegar a este momento en buenas condiciones. Ahora, también es cierto que he tenido suerte con el tema de las lesiones, y eso me ha ayudado a llegar a esta edad con vigencia y mostrando buen nivel”, comenta respecto su momento deportivo, con miras a iniciar otro semestre en el arco de la Universidad de Concepción.

“Siempre tuve en mi mente poder llegar a jugar hasta una edad prolongada y trabajé por ello. Todo estuvo puesto en ese objetivo, y hasta el momento vengo bien”, explica sobre la forma cómo ha alcanzado esta etapa de su carrera.

“Me he esforzado por ser el mejor y eso me ha dado las ganas de competir cada fin de semana. Es muy importante el cuidado personal, sobre todo el ‘entrenamiento invisible’, que tiene que ver con el descanso y la buena alimentación. Todo eso y con suerte en el tema de las lesiones permite alargar la carrera”, agrega, haciendo referencia a un área que muchos jugadores no toman tan en cuenta.

En más de 20 años de carrera, Cristián Muñoz también ha sido testigo de cómo ha ido cambiando la forma de entrenar para los arqueros, algo que siente también ha aportado para su momento actual.

“Los trabajos han ido evolucionando, porque en mis comienzos era mucho de volar y te golpeabas más. Ahora se trabaja más localizado y uno trata de evitar los golpes”, señala, y en eso recuerda la anécdota con Ronald Fuentes, cuando sin querer lo trataron de viejo, previo a uno de sus mejores semestres en lo deportivo.

“Ronald lo decía por el cuidado en los trabajos. Obviamente los trabajos a medida que uno va creciendo son más específicos y se nos cuida mucho más. Él me cuidó mucho en el tema de los entrenamientos en su paso por la UdeC y eso se lo agradezco”, comenta entre risas respecto al recuerdo que, bromas aparte, pareció darle un nuevo aire a su carrera deportiva.

¿Su último desafío?

Llego a la Universidad de Concepción en el momento más complejo del Campanil en el último tiempo, y vino a poner experiencia. Una decisión de la que no se arrepiente.

“Cuando decidí venir a la UdeC tomé un gran desafío. El equipo se encontraba en la Primera B, y la verdad es que no me equivoqué con esa decisión. Es un club maravilloso, en el que me siento respetado y me entregan su cariño diariamente. Todo eso hace que esté jugando a buen nivel”, comenta.

Por ello, también decidió renovar su contrato hasta fines de 2018. No habla del retiro, porque no lo tiene claro aún. Para él, la intención es seguir rindiendo día a día. “Ahora los plazos son muchos más cortos. Tomamos este compromiso de extender el contrato hasta fines de 2018 y debo cuidarme mucho más, porque la edad así lo requiere. Quiero mostrar el nivel que siempre he tenido, aunque no va a ser sencillo”, precisa.

Ahora, sí tiene planes para cuando deje la actividad, como volver a su natal Argentina con su gente, después de muchos años recibiendo el cariño de los chilenos.

“Con mi familia tenemos planeado regresar a Argentina cuando termine de jugar. No es una decisión sencilla, porque llevamos mucho tiempo en Chile, un país que nos acogió muy bien y que nos ha entregado mucho cariño. Es lo que hasta el momento hemos decidido”, puntualiza el guardameta del Campanil, uno que se seguirá entrenando con la vitalidad de siempre, como cuando tenía 20 años menos.

Etiquetas