Deportes

Copa Confederaciones: Se dejó todo, pero el campeón del mundo no perdona errores

Por: Carlos Campos | 02 de Julio 2017
Fotografía: Agencia UNO

Chile hizo un gran partido ante Alemania, pero no bastó para quedarse con la Copa Confederaciones. La “Roja” dominaba a su rival cuando, un grosero error de Díaz, dejó con las manos vacías a la generación dorada.

Notable Chile, le está dando un paseo al campeón del mundo, el gol llegará en cualquier momento, lo que juega la “Roja” … gol de Alemania. Para superar a una potencia mundial, por mucho que no presente al cien por ciento de su plantel titular, no puedes fallar. Chile lo hizo y lo terminó pagando carísimo. Un accidente de uno que nunca se equivoca le pasó factura la “Roja”. Tan desequilibrante es Marcelo Díaz que su error, sumado a la impericia de Chile en ofensiva, dejaron a esta generación dorada e sin el título de Copa Confederaciones.

Pero, ¿qué se le puede reprochar a este plantel? Futbolísticamente los germanos hicieron su negocio No lucen, pero son efectivos y así se quedaron con el trofeo. Hace diez años, los mismos jugadores que ayer ilusionaron a todo un país, daban un mensaje de esperanza a un Chile que se había acostumbrado a vivir de fracasos. Ellos querían ser campeones del mundo y los mejores. La sensación de incredulidad de ese momento hoy se transformó en un tremendo orgullo y aplauso cerrado. Chile se acostumbró a festejar, pero ayer le tocó mirar como otro celebraba.

No fue suficiente

Chile sufrió un cachetazo letal en el mejor momento y cuando, de verdad, tenía total dominio sobre Alemania. El campeón del mundo jugó a esperar y aprovechar el error del rival, que llegó al 20’ y tras varios intentos de la “Roja” por abrir la cuenta. Díaz se complicó en la salida, Werner robó la pelota y se la dio a Stindl quien sólo la empujó para marcar el 1-0. Amargura total.

Chile hizo esfuerzos para poder igualar, pero no bastó con las ganas y el fútbol. Los minutos iniciales donde la “Roja” dispuso de una enorme posesión del balón -que de poco sirvió – y mejor juego se diluyeron con el paso de los minutos. Alemania aguantó, manejó a su favor la ansiedad nacional, demoró el juego y, también, tuvo una cuota de suerte.

La oportunidad más clara la tuvo Sagal, quien elevó su tiro dentro del área en el punto penal cuando Puch rescató un balón ante un Ter Stegen fuera de foco. Bravo terminó casi como jugador de campo y lanzando los tiros libres, pero ayer el destino no quiso que la “Roja” festejara. Pitazo final y esta vez las lágrimas fueron de tristeza.

Como dijo el inglés Gary Lineker, el fútbol es un deporte donde juegan 11 y siempre gana Alemania.

Claudio Bravo: guante de oro al mejor

El que puede ser un premio de consuelo para muchos, sólo llega a consolidar y consagrar la imagen del capitán de la “Roja”.

Dentro de los galardones que la Fifa entregó antes de que Alemania levantara la Copa Confederaciones, destacó el premio que el portero Claudio Bravo recibió en el escenario. El meta del Manchester City fue escogido el mejor arquero del campeonato recibiendo el “guante de oro” por ello, de parte del presidente del ente rector del fútbol mundial, Gianni Infantino, y otros miembros de la Fifa, donde destacó también la presencia del goleador brasileño Ronaldo y Diego Maradona.

“Hemos aprendido mucho con el correr de los años y hoy (ayer) nos vamos con las manos vacías pese a haber realizado un gran partido. Somos agradecidos de la entrega de esta generación. Nos medimos ante el vigente campeón del mundo y la manera de crecer es esta, aprendiendo de los mejores y sin relajarse. Felicito a los compañeros, buscamos por todos los medios pero esta vez no se nos dio el título”, señaló Bravo tras recibir el premio.

Chile recibió sólo tres tantos en el campeonato, teniendo una de las mejores defensas. La figura de Bravo se acrecentó en la semifinal ante Portugal, instancia donde el portero contuvo tres penales en la definición.

El meta, por lesión, solo jugó los últimos tres partidos de la copa.

Etiquetas