Deportes

UdeC remachó la paternidad y cerró de líder la primera fase

Por: Samuel Esparza | 19 de Junio 2017
Fotografía: Diario Concepción

El sexteto del Campanil ganó con autoridad el clásico penquista derrotando por 2-0 a la Ucsc, finalizando puntero e invicto la rueda inicial del certamen.

Con el gran clásico penquista se puso término a la primera rueda del campeonato de vóleibol de Agrupación Deportiva de la Educación Superior, Adesup.

En el Gimnasio A del Campus San Andrés, se desarrolló el duelo que midió a los dueños de casa de la U. Católica de la Santísima Concepción con la U. de Concepción. Ambos elencos llegaban compartiendo la punta del certamen y sin duelos perdidos.

Y también con una rica historia de duelos entre ellos, donde el local exhibía una notoria ventaja principalmente gracias a la generación de “oro “ que los llevó al título nacional de la disciplina.

De ahí que el resultado final no estuviera en los planes de muchos, con una UdeC dominando de principio a fin e imponiéndose con autoridad por dos sets a cero a los ex monarcas, terminando la primera fase como líderes absolutos y además en calidad de invictos.

Triunfo sin objeciones

El primer aviso de que esta vez el desenlace podría ser distinto, fue ver en la banca de la UdeC a la otrora figura de la Ucsc y ex campeón chileno, Guillermo “Memo” Jiménez, quien en marzo asumió como entrenador auricielo. Y, sumado a él, pero en cancha, a otro integrante de la generación dorada de la Católica penquista, como Gabriel Tascón.

Desde sus respectivas funciones, ambos serían fundamentales, lo que quedó de manifiesto en la definición del primer set, que luego de llegar igualado en 21, mostró al forastero jugando mejor los puntos importantes para terminar imponiéndose por 25-22.

En el segundo parcial, el sexteto del Campanil se mantuvo con gran personalidad en el parquet, apelando a una buena recepción y marcando diferencias en el contragolpe, para incluso aumentar la ventaja y cerrar con un claro 25-19.

Escribiendo una nueva historia

Tranquilo y contento tras el duelo se mostró el técnico de la UdeC, Guillermo Jiménez, quien resaltó el triunfo. “Este es el primer enfrentamiento ante la Ucsc y era una ‘espinita’ que la UdeC necesitaba sacarse. Hubo una supremacía de la Católica por bastantes años, pero luego del fin de su gran generación este es un resultado que sabíamos se podía dar. Nunca pensamos en un 2-0, pero lo creíamos posible si hacíamos un partido inteligente”, dijo.

“Imaginé el encuentro casi como una partida de ajedrez, planteamos un juego según lo que conocíamos de ellos, y nos resultó. Así que satisfecho, pero creo que este equipo puede dar más; esto es sólo el inicio”, agregó Jiménez sobre su equipo, que ganó los 10 duelos disputados este semestre.

Una de las figuras del Campanil fue el joven opuesto, Benjamín Ruiz, quien a sus 19 años ya se proyecta como futuro líder del sexteto. “Este es el partido que se espera, el que se trabaja de forma especial. Entramos con más garra, más enfocados creo yo, veníamos entrenando muy bien y todos queríamos ganar; el trabajo en equipo nos sacó adelante”, sentenció el estudiante de Odontología, que se integró al plantel a mediados de 2016.

Por su parte, en la Ucsc se mostraron dolidos por la derrota, aunque rescataron el positivo inicio de año. Así lo señaló el refuerzo venezolano y estudiante de Administración de Empresas, Frank Gómez. “Fue un partido igualado, pero en lo puntos claves fallamos. Sabíamos que la UdeC era un cuadro parejo y que venían fuertes, pero son cosas que mejoraremos a medida que pase el tiempo, el segundo semestre será totalmente diferente porque vamos a entrenar y a exigirnos al 200% para superar nuestras falencias. Lo importante es que esto no empaña lo hecho”, cerró.

Ahora, ambos equipos se alistarán para la segunda rueda, que será otra vez todos contra todos y donde seguramente, este mismo clásico definirá al campeón de Adesup, siendo los dos mejores elencos quienes representen a la Región en la final nacional.

Etiquetas