Deportes

Eva Escobar: el nuevo talento del triatlón local

Por: Ricardo Cárcamo | 19 de Junio 2017
Fotografía: Diario Concepción

Casi sin prepararse, asistió a un mundial escolar en Brasil y fue cuarta en su categoría. Ahora, quiere ir al Panamericano de Canadá, pero está complicada por los recursos. Y a futuro, se pone metas altas: “Quiero ser la mejor de Chile”.

Pese a sus 17 años, Eva Escobar Campos ya lleva varias temporadas en el triatlón. Ha participado en diferentes competencias en la Región y el país, y el pasado 9 de junio tuvo una destacadísima actuación en un evento mundial escolar desarrollado en Brasil. Allí, finalizó en cuarto lugar en la categoría de 17 a 18 años.

Un resultado que más allá de lo importante en lo deportivo, también da cuenta de las tremendas condiciones que tiene esta joven triatleta, pues su preparación distó mucho de ser la ideal.

“La verdad es que no entrené, porque no tenía los medios para pagar una piscina. Pedí ayuda, me tramitaron y sigue pasando lo mismo hasta hoy, y no me pude preparar bien en esa parte. Me estresé con esto, me bajonié porque no tuve facilidades para practicar en la Ymca y en el Polideportivo de la Udla… Igual no corrí mucho, como dos veces en un mes y medio. Me podría haber ido mejor, pues me preparé la nada casi”, comentó.

Además, en la competencia misma le surgió otro inesperado problema, que la privó de terminar la prueba incluso más arriba. “Llegué el martes, el miércoles fuimos a nadar pues la prueba era el viernes. Parecía un ancla en el agua, no me acordaba mucho… No podía flotar bien, me sentía pesada. En la competencia no salí tan mal del agua, considerando lo poco que entrené, y en la bici, que es mi fuerte, anduve bien. El único problema que tuve es que pasé de largo, di una vuelta de más antes de entrar al parque cerrado, y ahí las que iban de líderes se me arrancaron más, y no pude remontar en el trote. Si no me pasaba esto podría haber hecho podio”, dijo.

Eva también valoró la posibilidad de estar en una competencia de esta envergadura, independiente del resultado. “Fue una experiencia interesante, bonita, compartir con diferentes realidades, con deportistas de Alemania, Francia y Brasil, entre otros países”. Además, agradeció a quienes posibilitaron su viaje a Brasil, y señaló que “tuve el apoyo de mi Colegio, San Agustín, de Team ADT, de la municipalidad de Concepción y de mis auspiciadores, que son Kinemov Centro, Rudy Project y XTerra”.

Nuevos desafíos

De sus inicios en esta exigente disciplina, la deportista comentó que “lo practico hace cuatro años, desde 2012, ahora tengo 17. Llegué por un tío que lo practicaba, y me llevaba a las competencias, también al club que integraba en ese momento. De a poco me fui metiendo y tomándole más el gusto a este deporte, entrenando cada día más. Primero estaba en un club que se llama Tri Bío Bío y ahora soy parte de Team ADT”.

En este momento, además de su actividad deportiva y escolar, Eva está en un preuniversitario, pues este año dará la PSU. Señaló que le va bien en el colegio, y su idea es entrar a estudiar medicina. Sin embargo, aseguró que ahora se le hace difícil compatibilizar sus tiempos en tantas cosas, pues siente que no realiza ninguna de la manera que le gustaría.

“Antes no se me hacía tan complicado, pero este año sí porque estoy en preuniversitario. Eso me quita mucho tiempo, junto con el entrenamiento. Entonces, como que siento que no hago bien ninguna de las dos cosas, o más bien como me gustaría y quedaría conforme”.

Más allá de esto, tiene claras sus metas a nivel deportivo, y son bastante altas. “A corto plazo, quiero mantener mi condición de seleccionada nacional, y más a futuro ser la mejor de Chile, y competir a buen nivel internacionalmente”, señaló.

En su camino más próximo, aparece otro desafío en el extranjero. Pero tal como pasó en su preparación para Brasil, no contar con una piscina para entrenar la natación aparece como un gran obstáculo. Y otro está ligado a un tema siempre presente en este tipo de disciplinas: el dinero.

“Clasifiqué a un Panamericano, que es julio en Canadá. Pero tengo que hacer las marcas mínimas para ver si la Federación de Triatlón me paga los gastos o no. Si no cumplo con eso, el cupo está pero me tendría que costear yo las cosas. Los tiempos son 400 metros de natación en 5 minutos 20 segundos, y el mismo tiempo para 1.500 metros de trote. Esta última creo que la puedo conseguir, la del agua es complicado, como no he entrenado y es mi punto más débil y en este momento no tengo dónde poder practicar”, comentó.

Al respecto, agregó que “la Federación cita a los que tenemos el cupo para realizar las pruebas, creo que será en una o dos semanas en Santiago. En caso que no pueda tener las marcas, se me complica mucho poder asistir al panamericano. Para el Mundial tuve que costearme yo los gastos, y me salió como un millón cien mil pesos. Todavía debo plata de eso. Y para el viaje a Canadá es un monto mayor, serían como dos millones. Si ya se me hizo difícil antes, imagínate ahora. Si no tengo el apoyo de la federación o de otra institución, es casi imposible que pueda ir”.

Etiquetas