Deportes

Asistencia en video, otro aspecto de la Confederaciones

Por: Daniel Kuschel | 16 de Junio 2017
Fotografía: Diario Concepción

“Interferencia mínima, beneficio máximo”, es lo que espera la Fifa con la aplicación del Video Assistant Referee (VAR), que será utilizado en el torneo internacional.

Varias novedades reglamentarias, llamados derechamente experimentos por la Fifa, tendrá la edición de la Copa Confederaciones que comienza mañana en Rusia. La más importante de ellas será el Video Assistant Referee (VAR), una de las medidas que genera muchas opiniones encontradas en el mundo del fútbol.

Fue el ex juez uruguayo y personero de la Fifa, Jorge Larrionda, el encargado de dictar una charla a los seleccionados nacionales en Moscú, para que todos se adentraran en la aplicación de la medida que busca “interferencia mínima, beneficio máximo”, como es su slogan.

Dentro de la revisión, el primer punto es explicar que no serán estudiadas todas las jugadas, sino las más complejas dentro de una lista definida por los encargados del organismo.

Así, la asistencia de video será utilizada para determinar goles, incidentes que den lugar a un lanzamiento penal, la aplicación de tarjetas rojas directas (no doble amarilla) y errores de identificación de los jugadores que cometen alguna infracción, así como de incidentes graves que pasen desapercibidos para el cuerpo arbitral.

En lo que respecta a su aplicación, será siempre el árbitro quien tome la decisión final, y solamente ésta cambiará si la revisión demuestra un error claro.

Dentro de la conformación del cuerpo referil, los árbitros asistente de video son miembros del grupo arbitral, pero sólo el juez central puede dar pie a una revisión, en tanto que los integrantes del VAR y los otros asistentes sólo pueden recomendar que sea realizada.

Por otra parte, durante la revisión el árbitro deberá permanecer visible en todo el proceso, medida que busca garantizar la transparencia, en tanto que no existirá presión para agilizar este proceso, dado que la precisión es más importante que la rapidez.

Dentro de las medidas extras, los cuerpos técnicos y jugadores no podrán presionar al árbitro para que se haga una revisión. De hecho, rodear al juez será sancionado con una tarjeta amarilla, junto al hecho de que no habrá lugar para anular partidos por motivo del funcionamiento incorrecto de la tecnología de VAR, ni del sistema de detección automática de goles, ni por decisiones incorrectas relativas a estos, ni tampoco por la decisión de no revisar un incidente.

Finalmente, el árbitro indicará claramente el resultado de una revisión, es decir, tomará, cambiará o anulará cualquier medida disciplinaria en caso de que proceda, y garantizará la reanudación correcta del juego.

“La idea es que ante una jugada conflictiva o que termine en gol, y sea precedida de una falta grave, el árbitro tenga la posibilidad, previo a reanudar el juego, de otorgar o no el gol, otorgar o no el penal, o si eventualmente se sancionó una pena máxima que no merecía sancionarlo, se pueda volver atrás”, comentó el director de la Anfp, Hugo Muñoz.

Esta medida ya fue usada recientemente tanto en el Mundial de Clubes como en el último MundialSub 20, y se unirá a otras que quiere implementar la Fifa, como el cuarto cambio en tiempos suplementarios, la aplicación certera del tiempo agregado por la demora del juego (los jueces serán rigurosos con el tiempo en festejos y saques de meta), y también lo que dice relación con el comportamiento de las hinchadas, ya que el árbitro, en este torneo, también podrá suspender partidos por ello.

 

 

Etiquetas