Deportes

El joven dueño de la pizarra en el básquetbol UdeC

Por: Ricardo Cárcamo | 29 de Mayo 2017
Fotografía: Diario Concepción

Luego de casi dos temporadas como asistente, Santiago Gómez asumió como técnico del Campanil para la Libcentro B. El uruguayo de 26 años contó de este desafío, de sus inicios en este deporte y de lo cómodo que se siente en la ciudad.

A los 9 años, en su natal Montevideo, Santiago Gómez comenzó su relación con el básquetbol. “Era un sábado de mañana, me gustó mucho y empecé en la escuelita. Mi papá no era fanático, pero también me acompañaba, fuimos a ver partidos. El club donde iba era muy grande, tenía de todas las disciplinas, me hice de muchos amigos y me crié con este deporte”, dijo.

Un nexo que ha permanecido muy fuerte desde esos días, y que lo tiene viviendo en Chile hace más de tres años. Por su edad (26), perfectamente podría ser jugador, pero él mismo decidió pronto que lo suyo no era estar dentro de la cancha, sino que a un costado dando instrucciones. Seguir siempre ligado al juego que ama, pero en otra faceta.

Actualmente, Gómez es el técnico del equipo de básquetbol de la UdeC. Un cargo que asumió de cara a la Libcentro B, torneo que se inició a inicios de mayo, y que viene a coronar de cierta forma el crecimiento progresivo que ha tenido en el baloncesto nacional.

“A Chile llegué en marzo de 2014. Trabajaba en un equipo que se llama Club Atlético Goes en Uruguay, y terminamos la temporada de la liga nacional. Me contacta Pablo Ares para ver si me interesaba venir a Tinguiririca San Fernando como su asistente y como entrenador de la categoría Sub 17. Dije que sí, era una muy linda oportunidad, irme afuera con 22 años. Ni lo dudé. Todo se hizo a través del representante Juan Carlos Da Prá, que siempre trae jugadores acá”, señaló.

Luego, a Ares se le presentó la opción de venir a la UdeC, y le pidió a Gómez que lo acompañara. “Me dijo que me viniera con él como asistente, fue en septiembre de 2014. Después se fue Pablo, vino Carlos Musso, me ratificaron en el cargo, y el año pasado empecé a dirigir la Sub 21 en la Libcentro, donde terminamos primeros”.

Reconoce que no sabía mucho del país antes de llegar, y comentó que “revisaba cosas en internet, lo normal, pero no se hablaba mucho del basquet chileno. Sí conocía a la UdeC y Liceo Mixto, que eran los equipos más nombrados, y a jugadores como Patricio Briones, quien incluso jugó en Uruguay, también vi algunos partidos en competencias internacionales. Entonces lo primero que hice al llegar fue ver muchos videos, no es tan fácil ir a un lugar y no conocer mucho de la liga y los jugadores, pero me adapté bastante rápido”.

El entrenador, que es hincha de Peñarol – “acá voy a ver a la cancha a la UdeC cada vez que puedo”-, aseguró que se ha sentido muy cómodo en Chile. “Impecable, la verdad ha sido todo muy positivo hasta ahora. La gente muy bien, luego de la Copa América del 2015 hubo algunas cargadas, por lo de Uruguay y Chile (ríe), pero siempre todos muy amables. En las dos ciudades que he estado hasta ahora, la gente me ha tratado increíble, conmigo se han llevado muy bien”.

Un proyecto nuevo

Gómez señaló que le atrajo la propuesta del club, orientada en esta primera parte del año en darle más oportunidades a los jugadores de la cantera.

“Me gustó mucho el proyecto, de apostar por los chicos de la universidad, que no traigan mucha gente de afuera y darle la posibilidad a quienes sienten lo que es la UdeC, que estudian y están todo el día acá. Hasta ahora, por suerte se ha dado todo bien, han tenido minutos en cancha de calidad. Se ha ganado y los chicos están participando mucho”, dijo.

De la proyección de la UdeC en esta Libcentro B, aseguró que “nunca la habíamos jugado, pero hay equipos bastante fuertes. Si bien tenemos jugadores de Liga Nacional apostamos más por esos chicos que no han tenido la oportunidad de participar a este nivel, que estén en cancha. Es un lindo desafío ver cómo se desarrollan, y tomamos el campeonato con la mayor seriedad posible, le exigimos como si fuera una Liga Nacional. No queremos alejarnos del objetivo que los chicos jueguen, y si un partido está peleado no los vamos a dejar en la banca por la locura de ganar, aunque sabemos que los resultados igual son importantes”.

Por su edad, Gómez es más joven que algunos de sus dirigidos. ¿Cómo maneja esto? Indicó que “como empecé muy chico, estoy un poco acostumbrado, no es algo raro para mí. Claro que ahora como entrenador principal la responsabilidad es más grande, pero con los chicos separamos muy bien las cosas. Si bien hay una excelente relación afuera, el respeto en las decisiones y en la cancha está, saben bien diferenciar todo. Cada uno sabe su rol. Igual somos muy abiertos a las opiniones de los más experimentados, los escuchamos mucho pues uno también aprende de ellos, de sus vivencias”.

El entrenador también se refirió a su futuro en el básquetbol, y señaló que prefiere ir paso a paso antes que ponerse metas a muy largo plazo. “Estoy muy contento acá, dirigir el equipo es una motivación extra para seguir en Chile. Quiero hacer un buen trabajo, y después no tengo un camino muy marcado más allá de lo que va pasando. Ojalá seguir acá mucho tiempo, estoy muy a gusto con el club, con la ciudad y con la gente. Pero no me cierro a nada, cualquier oportunidad o desafío interesante que se presente lo voy a tomar. Lo primero es terminar esta Libcentro, y ver qué pasará con la Liga Nacional”.

Gómez además dio su opinión sobre el momento actual del básquetbol chileno, y señaló que “a nivel formativo, creo que hay lugares que se trabaja muy bien, como en el sur. A veces falta un poco de unidad, de organización en las series menores. Yo vengo acostumbrado a ver eso, donde los chicos con 6, 7 años ya juegan todos los fines de semana. Igual acá el basquet de colegio hace eso, que es más importante que el de los clubes en esa etapa. Ahí se puede mejorar. Sé que es difícil por las distancias, el país es muy largo. Igual ahora hay una camada de chicos, entre 16 y 19 años, que van a ser un real aporte sobre todo para la selección chilena, que podrá crecer y ponerse más fuerte a nivel sudamericano”.

Etiquetas