Cultura y Espectáculos

Revistas literarias

Por: Diario Concepción | 19 de Agosto 2017
Fotografía: Diario Concepción

César Valdebenito
Escritor penquista

Acaba de aparecer el último número de la revista Litterae, una publicación estupenda en donde encontramos entrevistas, artículos y crítica literaria. En esta nueva edición, cómo no disfrutar de la reseña de Cristóbal Gaete titulada “Presentación Electroshock, de Rosa Alcayaga: Los coros de una ciudad en llamas”, o de la entrevista a Noam Chomsky “ Sin azúcar: conversaciones con Noam Chomsky”.También encontramos una deliciosa columna del poeta chileno Juan Cameron sobre los libros del poeta porteño Daniel Tapia Torres, al mismo tiempo publican un excelente estudio de Franco Ibáñez Zumel al libro de cuentos “El Bindú o la musa de la noche”, y un texto de la colombiana Mariana Piñeros, titulado “La ruidosa marcha de los mudos”.

Son algunos de los trabajos que denotan la seriedad y profundidad de esta edición rebosante de vida y vitalidad, que tiene más de 20 años de vigencia.

Algunas revistas tienen una capacidad única para reencantarnos con ciertos libros y autores, esta es una de ellas. La pueden leer en su sitio web: www.casalitterae.cl, y es un verdadero viaje por los caminos más sinuosos de la literatura actual.

También llegó a mis manos una nueva revista de poesía y narrativa, “Despertaron las musas”, dirigida por el joven narrador Ignacio Sánchez. En sus 60 páginas encontramos cuentos, poemas, recomendaciones de libros de las últimas generaciones como Camila Gutiérrez, Diego Zúñiga, Pablo Roncone, Nona Fernández, etc. Es una edición elegante, bella, editada en papel couché que huye de la rigidez académica y que es de las más interesantes que he visto en los últimos años en Chile. Además su gráfica es potente y son un excelente contrapunto para encantarnos con cada página, me recuerda otras publicaciones de esta índole que salieron hace unos años. Tiene la desvergüenza de la revista Quiltro, la pulcritud de la revista Click, la rigurosidad de La Castaña, la energía inolvidable de El Amante de la China del Norte.Igual me recuerda a las revistas que salían en el 2007: Difusión, La Tetera, Musaraña o el periódico Sien, que dejaron sus huella indeleble en la literatura chilena y que denotaban una sensibilidad agudísima.

Etiquetas