Cultura y Espectáculos

Libro “Nublado variando a parcial”: La primera obra de una singular agrupación literaria

Por: Ricardo Cárcamo | 04 de Agosto 2017
Fotografía: Romilio Pasmiño G.

Hace cinco años colectivo Sujeto a Discusión realiza tertulias literarias en la ciudad. Y pese a las dificultades para reunirse, lograron dar vida a esta publicación.

Formado en 2012, el colectivo Sujeto a Discusión ha pasado por varias etapas. Impulsores de tertulias en diferentes espacios, estuvieron a punto de terminar su trabajo por lo complicado de juntarse, a causa de  sus obligaciones profesionales. Sin embargo, se mantuvieron y hoy lanzarán un trabajo que resultó clave en esa continuidad:“Nublado variando a parcial”, que presentarán hoy a las 19 horas en la Sala 1 de Artistas del Acero.

Francisco Valenzuela, uno de sus integrantes, indicó sobre este libro que “su nombre: se remonta al 2013, cuando buscábamos títulos para una lectura, en la Ucsc. Por votación democrática, en el muro de nuestro grupo de Facebook, se optó por otro pero quedó dando vueltas para futuros proyecto”.

De la obra, agregó que “buscamos un título que, primero, hablara de Concepción, y segundo tuviera un dejo de incertidumbre, de perplejidad ante lo acontecido, pero a la vez esperanza, certeza de que las cosas cambiarán ante el mal tiempo, que a veces moja a la vida. Como se lee en la contratapa, somos un abanico de líneas muy disímiles, dentro de las posibles estéticas o formas poéticas, poco y nada compartimos en estilo, excepto el gusto por crear”.

Junto a Valenzuela, incluyen trabajos en el libro Pablo Valderrama, Frank Solo, Franco Boza, Mario González, Vairon Vidal y Felipe Burgos. “A la par, otros muchos que leyeron con nosotros, como Rosalía Valenzuela, Oscar Sanzana o Alan Muñoz, quedaron fuera lamentablemente, pero cabe mencionarlos pues en algún momento fueron activos participantes de las lecturas. Queremos que éste sea el primero, y que a futuro estos y otros publiquen en el segundo. Lo mismo la poeta Constanza Aracena, quien hace poco se integró, y es otro miembro activo”.

 Pelea intelectual

Valenzuela reconoce en Omar Lara un gran apoyo para su trabajo. “Ninguno de nosotros, creo, guarda una ambición mayor que hacer bien las cosas, crear buen arte, por lo que encontrar una persona generosa, que más que apadrinarnos, nos guíe y nos ilustre, es para nosotros un privilegio”, señaló.

Sobre su labor literaria, indicó que “en 2012, 2013, comenzamos a organizar lecturas literarias en distintos centros culturales, universidades y bares de la ciudad. Esta excusa, entre lectura y lectura, nos acerca poco a poco, y desemboca en una amistad que hasta el día de hoy nos mantiene unidos (…) La publicación del libro ha revitalizado estas ganas por sacar conejos del sombrero, y crear instancias de reunión, como era la idea primaria del grupo, que se sigan armando lecturas y discutiendo. Por algo nos llamamos así, somos seres que gustan del cambio de ideas, hasta de la pelea intelectual, pero justa”.

 

Etiquetas