Cultura y Espectáculos

“Sinfonía Fausto” protagonizará quinto concierto sinfónico

Por: Mauricio Maldonado | 14 de Julio 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Dirigido por Doron Salomon, el programa incluye además las obras “Habitar lo efímero” y “Escena de ballet para violín y orquesta”.

Continuando con su ciclo  sinfónico de la presente temporada, la Orquesta UdeC desplegará mañana a las 19:00 horas, el programa correspondiente a su quinto concierto, conjunto de obras que serán dirigidas por el maestro israelí Doron Salomon.

“Las tres obras que componen el programa tienen algo en especial y que creo que las personas disfrutarán mucho”, resumió el director.

El repertorio abrirá con la obra “Habitar lo efímero”, del compositor nacional Francisco Silva. Una pieza que resultó seleccionada el 2011 en la Primera Convocatoria para el Estreno de Obras de Compositores Chilenos, iniciativa creada por Corcudec.

“Es una composición muy interesante y moderna, con una estructura muy inteligente. Es un desafío para la orquesta y también lo será para el público, ya que no es una música fácil, es más bien complicada, pero cautivante de abordar”, comentó Salomon.

Luego, del autor belga  Charles-Auguste de Bériot, se interpretará “Escena de ballet para violín y orquesta”, obra que contará con la presentación de Anaís Burgos, quien en marzo pasado resultó ganadora del VII Concurso Musical para Jóvenes Talentos, también de Corcudec. “Ella toca muy bien, de verdad muy bien, es toda una sorpresa para mí”, acotó el director.

Una gran pieza

Tras la respectiva pausa, el final está reservado para la “Sinfonía Fausto”, del húngaro Franz Liszt, pieza en que intervendrá el tenor Claudio Fernández y el Coro UdeC, dirigido por el maestro Carlos Traverso.

“Esta es una sinfonía que no se toca mucho, creo que en Concepción es todo un estreno. Gran obra, con tres movimientos, incluido un tenor y el coro, muy interesante”, apuntó el israelí.

Añadió al respecto que “la música es muy bonita, romántica, muy seductora y con mucho color. El primer movimiento es Fausto, muy claro, mientras que el segundo, Gretchen, muy romántico, música con calor y también con dolor. Y el tercer movimiento es muy interesante, porque es una expresión ‘demoníaca’ del primer movimiento, como una especie de monstruo”.

Etiquetas