Cultura y Espectáculos

Charlie Flowers: Casi 30 años como referente del Hip Hop regional

Por: Mauricio Maldonado | 08 de Julio 2017
Fotografía: Raphael Sierra P.

Al momento de hablar y referirse a la movida o estilo del hip-hop local, es un referente. Con casi 30 años en la escena musical de la zona, ha forjado su camino a pulso y totalmente de manera independiente, sus siete discos solistas -y otros 10 entre colaboraciones y como parte de algún grupo- avalan una sólida y autogestionada senda.

Prácticamente todo en la vida de Charlie Flowers ha sido la música, en lo puntual el hip-hop. Una larga carrera de 29 años que contempla 17 discos, 7 de ellos en plano solista.

“El hip-hop se dio de forma natural en 1988 como paya urbana sin querer y sin saber, lo aprendimos o más bien supimos de su existencia gracias a una revista de multiculturalidad de Nueva York, la que se basaba en el graffitti hip-hop. Junto a mi primer grupo, Faction Destroy, descubrimos que los ritmos que estábamos fabricando eran rap music”, apuntó el músico oriundo de Talcahuano, comuna desde donde ha desplegado sus hipnóticas melodías al resto de la Región.

Un camino en el que se ha ido adaptando a los tiempos y evolucionado en la manera de hacer su música, aunque igual sin perder su esencia o el sello propio de Flowers.

“Siempre vanguardista, siempre vinculado con la electrónica, porque el sonido breakbeat nace de eso, de ahí viene el breakdance, la primera expresión de la cultura hip-hop en Talcahuano, y también en el mundo entero. Guanochorerostyle (sic) me autodenomino y es como defino mi propio estilo, con mucha influencia del funk, el soul, y el jazz, los que le dan un toque ácido y rockero a la vez a mis bases, para que no pierda ese sonido experimental y minimalista en vivo, algo que siempre ha caracterizado mi composición musical”.

Al respecto, agregó que “en este sentido ha sido inmensa la colaboración de mi amigo DJ Rapha en los cortes de samplings y scratsh, en todos mis discos como solista, con el trabajo desde que tocábamos juntos en el grupo Apatrida, a fines de los años noventa”, explicó.

Vía independiente

Siendo este estilo musical abierto y de amplio espectro en el ámbito de las temáticas que aborda, al cantante basa sus letras en “la contingencia social de mi ‘pobla’, mi ciudad, mi país y del mundo, de lo que vivo nace todo. Sin lo que vivimos a diario la cultura hip-hop, del rap, el break, y el graffiti no existiría políticamente como debería ser. O sea pregúntale políticamente por nuestra cultura a cualquier breaker, graffiter o rapper de la ciudad y muy pocos te contestan con fundamento. Hay mucha pose en esta cultura a nivel internacional, partiendo de la industria musical comercial de gringolandia, que genera modas y tendencias en la música, más que un mensaje cultural”.

En mayo pasado Flowers realizó -en Artistas del Acero- el lanzamiento de su último álbum titulado “San Vicente – 75 Revoluciones”, trabajo que se inscribe dentro de su discografía, y como ha sido la tónica en su senda compositiva musical “independiente ¡como siempre!, he estado al margen de los sellos y las grandes ligas de pop music chilensis, las radios y tv locales no me tocan. Mi ultimo trabajo esta dedicado a la gente de San Vicente que vive intoxicada y dejada de lado por las autoridades, que potencian el puerto internacional y no la calidad de vida, y el medioambiente de las poblaciones aledañas de este puerto como Partal, Libertad, Arenal, los cerros del puerto, entre otras. A la gente trabajadora de nuestra ciudad puerto por partida doble”, manifestó el músico.

Con múltiples tocatas y diferentes lugares por visitar, Flowers está a la espera de concretar un par de presentaciones por el extranjero. “Tocar demasiado en todos lados, ya sea a nivel nacional como en el extranjero. Hay una gira en ciernes para el próximo año a México, ahí veremos si resulta”, concluyó.

Para quienes quieran interiorizarse más en la música de Charlie Flowers, incluyendo su último larga duración, visitar el soundcloud del músico y Youtube.

Etiquetas