Ciudad

Ricardo Utz: “Aspiro a ser el arquitecto del cambio, pensando en grande para la UdeC”

Por: Ximena Valenzuela | 30 de Septiembre 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Busca mejorar con 70 medidas la calidad de vida de la comunidad universitaria, generar incentivos y nuevas infraestructuras con miras a los 200 años del plantel. 

Por más de 25 años, el arquitecto Ricardo Utz, ha estado ligado a la Universidad de Concepción, reconocido  no sólo como docente, sino también como uno de los fundadores de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo y Geografía, Faug, primer decano de la misma, reelegido en dos períodos. Sin embargo, sus aspiraciones ahora son mayores y busca convertirse en el próximo rector de la Casa de Estudios.

– Ha dicho que su gestión una alternativa distinta.

– Significa que la universidad no está tan mal como para refundarla o para hacer cambios estructurales, pero tampoco la universidad está tan bien como para no hacer cambios. Esta es una alternativa intermedia que sugiere cambios con visión de futuro.

Estamos a punto de cumplir 100 años y en mi propuesta nos preguntamos “¿vamos a celebrar los 200 años con las mismas instalaciones?”. Creo  que llegó el momento de tener una mirada distinta. Aspiro ser el arquitecto del cambio, pensando en grande.

La universidad ha respondido como corresponde a las necesidades, es decir, aparece una nueva carrera y otro programa y se hace una ampliación, soluciones puntuales, pero la universidad ya no da más abasto.

– ¿Crecer en infraestructura?

– Antes de presentarme recorrí toda la universidad, los tres campus, conversé con muchas personas y todas manifiestan que el problema del espacio físico. Cuando uno lo ve en su contexto creo que hay que hacer grandes transformaciones.

– ¿Cómo cuáles?

– Hay que tomar una decisión respecto del parque automotriz que ingresa a la universidad, perfectamente se puede pensar en estacionamientos subterráneos, poner un monoriel, como lo vi en la universidad de  Dortmund, que es larga igual que esta universidad y que transportaba a los alumnos y profesores. Podríamos trasladar la rectoría al arco de la Universidad y crear un nuevo edificio para ciencias biológicas, que se acorde a sus necesidades y más funcional.

¿Ese es el primer eje de tres?

– No, el primero de los ejes está puesto en las personas, esta es una alternativa con una postura más humanista, independiente que yo sea arquitecto, esto no es sólo de fierro ni ladrillo. Lo primero es mejorar la calidad de vida de nuestra comunidad universitaria, incentivos, sueldos y reconocimiento.

Me pasó que como decano venían alumnos con excelentes puntajes y me decían que me ofrecen, porque las otras universidades ofrecen becas, gratuidad y ustedes no ofrecen nada. Creo que como universidad de corte social, lo que no debe cambiar, debemos competir, todas las universidad ofrecen diversas cosas a los altos puntajes, nosotros podríamos ofrecerles la beca PSU por dar un ejemplo, mejorar el tema de los hogares estudiantiles, es decir, contar con mejoras para docentes, estudiantes, auxiliares y administrativos.

El otro eje está en el quehacer universitario, que la universidad tenga más presencia en los grandes temas nacionales, que recupere el liderazgo fuerte en dar su opinión, poner el tema y no ser reaccionaria.

También crear una política de transparencia, integridad y respecto, clarificar los flujos económicos internos, no estoy diciendo que haya problemas, las cuentas están claras, la sumatoria cuadra, pero los flujos internos no están tan claros.

El rector Sergio Lavanchy ha dicho que espera que sucesor continúe con temas como la excelencia académica, parque científico y la vinculación con el medio.

– Eso es natural, pero quiero plantear claramente que no soy una continuidad. Esta no es una lucha a muerte, todos queremos lo mejor para la universidad y de alguna manera las cinco candidaturas ponen alternativas para que la comunidad universitaria aquilate, las mire, evalúe y responda en consecuencia. Yo siempre he sido docente, incluso, antes que me titulara fui profesor asistente, no he sido vicerrector, lo digo con respeto, soy uno más y creo en el liderazgo horizontal.

Naturalmente, hay que continuar con los tres ejes planteados por el rector Lavanchy, sería un despropósito olvidar, por ejemplo, el parque científico tecnológico, con gran inversión del sector  público, pero hay que gestionar para que en esa gran urbanización, similar a lo que era el industrial de Coronel, se instalen iniciativas y luego  generar el cordón umbilical para que se vinculen con la universidad.

Como ex decano de la Faug  y director de patrimonio, ¿cuáles son los desafíos en ese sentido?

– Acabo de presentar la suspensión a mi cargo de director de Patrimonio -para estar en igualdad de condiciones- en mi gestión el patrimonio va a ser fuertemente impulsado y la vinculación con el medio que se resuelve con un equipo que lidere, no cambiando el organigrama, debe haber una gestión de verdadero liderazgo de unión con la comunidad, no olvidemos que esta universidad es fruto de la comunidad de Concepción.

– ¿La celebración de los 100 años sería con la comunidad también?

– La imagino en grande, a la altura de la principal universidad de la Región, la tercera creada en el  país, la que tiene la acreditación máxima y que está a alto nivel latinoamericano. Será una celebración de ciudad.

– Hay cambios legislativos que se están realizando, que se ven con una mirada muy centralista. ¿Cómo hará para defender a la universidad  en ese aspecto?

– Hay que continuar en la senda de la defensa de la universidad, ha habido una presencia de nuestra universidad. Recientemente se envió una carta pormenorizada de todos los aspectos del párrafo 7 de la Ley de Universidades, que en realidad olvida su origen, pareciera que el legislador no sabe o no recuerda que hay universidades anteriores a 1981, que tiene vocación pública, sin ser estatal. Eso debe prevalecer, no nos pueden poner junto con las privadas creadas posteriores al año 1981. Exigimos un trato distinto. Debemos ser firmes en defendernos porque lo contrario sería el pago de Chile.

– ¿Qué debe  garantizar quién salga electo presidente de Chile en cuando a gratuidad o financiamiento de educación superior?

– Soy partidario de la gratuidad, debemos mirar los modelos que funcionan en otros países y sus falencias para escoger el mejor sistema y los mecanismos adecuados para financiarlo. El sistema debe ser gradual.

– ¿Qué cree que pasará con el CAE?

– Se va a modificar y reemplazarlo por una gratuidad en el largo plazo es lo mejor que puede pasar a las universidades.

Etiquetas