Ciudad

Samu Costa tendrá centro regulador de alta tecnología en Concepción

Por: Ximena Valenzuela | 10 de Septiembre 2017
Fotografía: Carolina Echagüe M.

El call center del 131 contará con equipos de alta definición que permitirán dar rápida respuesta a las emergencias. Se invertirán $800 millones en el inmueble que se ubica en las Lomas de San Andrés y en equipamiento. Gobierno está a la espera de la asignación de recursos.

Accidentes vehiculares, por arma  de fuego o corto punzantes, traumas varios y atenciones de urgencia por descompensación de enfermedades crónicas son parte de los 200 procedimientos que cada día debe atender el Sistema de Atención Médica Móvil de Urgencia, Samu.

De ahí que la división Samu Costa, responsable de los Servicios de Salud Concepción, Talcahuano y Arauco, busca mejorar al máximo posible los tiempos de respuesta a emergencias, igualándose, a través de mejores tecnologías a los centros especializados de Francia, España e Israel.

Marcelo Yévenes, director del Servicio de Salud Concepción, confirmó que se está desarrollando un proyecto para que el Samu Costa cuente con un centro regulador que permita mejorar los tiempos de respuesta en las atenciones de urgencia.

“Estamos viendo una nueva localización del Samu, que está justamente en fase de proyecto para contar con una propiedad donde se pueda ubicar el centro regulador.  Estamos trabajando en ello, ya se realizó un proceso de solicitud de ofertas, que fueron revisadas, y  hay una propiedad en el entorno del sector de Lomas de San Andrés que cuenta con  una buena localización y que además permite tener una buena señal”, explicó Yévenes.

El director del Servicio de Salud Concepción detalló que el proyecto ya está aprobado por el Ministerio de Salud, pero que actualmente se está buscando financiamiento en el Ministerio de Hacienda para adquirir la propiedad que, incluyendo, equipamiento tendrá un costo de $800 millones.

“Llevo 10 años peleando porque se asignen los recursos y creo que estamos muy cercanos concretar el megacentro. Siendo esta la segunda región en importancia en el país se merece tener este tipo de infraestructura y que a la larga va en beneficio de la comunidad”, manifestó Ramón León, jefe del Samu Costa.

Paralelo a la búsqueda de recursos, según explicaron desde el Servicio de Salud Concepción, está en curso el proceso de licitación para la adquisición del inmueble, lo que ocurrirá una vez que Contraloría apruebe la compra y que el lugar esté inscrito en el Conservador de Bienes Raíces. Luego de ello se procederá al traslado del Centro Regulador, proceso que tardará entre dos y tres meses para que esté funcionado a plena capacidad.

 

Lo que se busca

El jefe del Suma Costa, destacó que a nivel país se espera contar, a lo menos con 15 mega centros reguladores, es decir, “una central donde la comunidad a la que se le presta atención al discar el 131 tenga dentro de un tiempo muy limitado una respuesta, manejo de la situación y solución a la problemática de salud que está presentando. Somos ambiciosos en Concepción, queremos cumplir con estándares internacionales”.

La idea del médico regulador es que si una persona disca el 131 el tiempo de respuesta no pase más allá de 10 a 15 segundos. “Ahora estamos dentro de los 90 segundos entre que se inició la conversación, hicimos las consultas sobre el estado de salud, ubicación y dispusimos del móvil”.

En cuanto a la llegada al lugar, León expresó que el llamado tiempo de oro tiene un récord a nivel internacional que es de tres minutos, aunque eso depende de la distancia y hora del día. “Más menos en un equipo de avanzada estamos en 10 ó 12 minutos y los mejores estándares en Europa son de ocho a diez minutos”.

Ahora bien, para cumplir con dichas metas de gestión y calidad lo primero que necesita el Samu es contar con mejor infraestructura y  con tecnología digital de comunicación para mejorar la cobertura, principalmente, porque la zona cuenta con lugares muy complejos para sostener contacto radial o telefónico producto de la gran presencia de cerros.

El proyecto, que se está desarrollando hace dos años y se espera que esté en funcionamiento de aquí a fin de año, describe que el Centro Regulador del Samu debe contar con 500 metros cuadrados, actualmente tienen sólo 63.

“Ahí no estarán las ambulancias, continuarán en sus 26 centros base, sólo se trasladará  a las nuevas instalaciones al médico regulador, radio operadores, tendrá una sala de crisis, oficinas administrativas y, también contará con bodegas para guardar combustible, agua potable y todo lo que permita contar con una autonomía de 72 horas o más y, obviamente, una gran antena que asegure cobertura en el territorio asignado”.

Además, el edificio tendrá  con una sala multiuso para realizar capacitaciones y reuniones de grupos. “Se trabajó con equipo multidisciplinario: médicos, arquitectos, especialistas en comunicación y formamos una comisión de acuerdo al programa donde se determinó que lo mejor era alejarnos de Concepción y acercarnos a Talcahuano para favorecer las comunicaciones y, prácticamente, vamos a estar en la punta del cerro, en Lomas de San Andrés que cumple con todas las condiciones”, dijo León.

La tecnología que tendrá el centro regulador será redundante, es decir,  “el llamado que una persona haga al 131 saltará de una línea a otra hasta que alguien le conteste, no debiera salir nunca ocupado. Ahora tenemos identificador de llamadas, pero con la nueva central tendremos la posibilidad de georeferenciar un llamado, grabarlo, saber de qué lugar lo están haciendo y, también saber dónde está cada una de las ambulancias, de tal manera, de enviar que esté más cercana a ese usuario”.

Móviles y atenciones

Actualmente, el Samu Costa cuenta con 35 ambulancias, 25 básicas y 10 de avanzada, que son las destinadas a pacientes críticos, cuenta con equipamiento de asistencia cardiaca, ventilación mecánica y drogas vaso activas para utilizar en caso de ser necesario.

El Samu Costa cuenta con una ambulancia básica por cada 50 mil habitantes y una avanzada por cada 70 mil, en el caso de los primeros se está más cerca de los estándares internacionales que solicita una por cada 30 mil personas, pero en el caso de las de avanzada deberíamos contar con 21 y sólo existen 10 funcionando. “La ambulancia básica lleva un conductor y un paramédico entrenado en atención prehospitalaria, no cualquiera se puede subir ahí y, en el móvil de avanzada van profesionales, en este caso un reanimador, una enfermera y un conductor”.

Y si bien, aún no cuentan con todos los medios que desean, el jefe del Samu Costa asegura que cuenta con un equipo altamente capacitado en rescate de personas que pueden funcionar en cualquier emergencia, en cualquier parte del mundo. “Hacemos lo mismo que en París, la diferencia está en infraestructura y tecnología ellos tienen 200 móviles para tres millones de habitantes”.

Los especialistas aseguraron que con el nuevo Centro Regulador Samu va a mejorar la oportunidad y el tiempo de respuesta, ya que el llamado será recepcionado en forma más rápida. “Sabremos cuántos llamados contestó el radio operador, cuántos no, cuánto se demoró en dar respuesta, los días que trabajó, el total de llamadas recibidas y las que abandonó.

“Si todo resulta bien y logramos comprar la propiedad, creo que será uno de los mejores centros de Latinoamérica y que mis amigos, pertenecientes a los Samus de París, Madrid e Israel estarán expectantes para venir a conocerlo, pues no sólo tendrá alta tecnología, sino también uno de los mejores equipos, altamente capacitados, que es capaz de realizar su tarea en cualquier parte del mundo, incluso mejor”, agregó el jefe del Samu Costa.

 

Etiquetas