Ciudad

OS-9 de Carabineros logra desbaratar peligrosas bandas de la Región del Bío Bío

Por: Carolina Abello | 10 de Septiembre 2017
Fotografía: Fiscalía Regional

El trabajo de la unidad especializada ha logrado la detención de 80 antisociales en toda la Región.

Un trabajo de investigación de nueve meses permitió al OS-9 de Carabineros de Bío Bío identificar y desarticular 16 bandas desarticuladas este año 2017.

Los grupos organizados se dedicaban a cometer diversos delitos que por meses mantuvieron atemorizados a los habitantes de la Región, como el  robo de cajeros automáticos en diversos sectores; el  robo de locales comerciales en el casco histórico de Concepción y Talcahuano; bandas dedicadas al  robo a servicentros en el gran Concepción;  robos con intimidación en la vía pública; sujetos que se dedican a robar a conductores (delito conocido como “pulgazos”); asaltos a choferes de la aplicación Uber y   robos a farmacias en Concepción, en los llamados “turbazos”.

En estos operativos, han logrado detener a 80  personas integraban estas bandas, además de delincuentes prolíficos que actuaban por su propia cuenta.

El mayor Carlos Contreras, jefe del OS-9 de Concepción, explicó  que el perfil del delincuente es hombres de 18 a 30 años, “aunque hay bandas compuestas por menores, como en el caso quienes asaltaban a choferes Uber”.

La mayoría de los detenidos tiene una carrera delictual de 5 a 10 años y con una gran cantidad de detenciones y condenas.

“Para lograr estas aprehensiones, lo que hacemos es hacer un análisis criminal orientado de las revisiones de las denuncias. Por eso llamamos a la gente a denunciar, para buscar evidencias, patrones de conductas, y analizar el comportamiento de los delincuentes para focalizar servicios preventivos”, dijo el jefe policial.

Agregó que ahora hay más bandas en proceso de identificación, a través del  Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos (Sacfi) de la Fiscalía Regional del Bío Bío, ya que el 0S-9 cubre toda la Región.

“Como somos un departamento a nivel nacional, tenemos una coordinación establecida interna con los OS-9 de la décima y  novena regiones, además de la Región Metropolitana y zona norte, por lo que nos traspasamos información, ya que la movilidad de la criminalidad es interregional y operan en tiempos delimitados, con modus operandi específicos”, precisó Contreras, quien insistió en la importancia de la denuncia.

“Así podemos analizar la información, la forma de ocurrencia del delito, los lugares, y focalizar los servicios preventivos, a través del Plan Cuadrante, para hacer un análisis desde el perfil de la criminalidad y su comportamiento para tener servicios investigativos que permitan el desbaratamiento de las bandas junto al Ministerio Público.  Cuando hay información  que a las personas les parece extraña, pueden llamar al 133 o a una unidad policial”.

El senador Alberto Espina, integrante de la Comisión Especial de  Seguridad Ciudadana de la Cámara Alta, reveló que solicitó a la Fiscalía la nómina de bandas o pastillas dedicadas a cometer robos  nivel nacional. En Bío Bío, según este oficio, en 2016 había 28 grupos dedicados a distintos tipos de robo. Además, pidió la misma información a Carabineros,  que arrojó que  son 12 las bandas identificadas en las comunas de Concepción, Penco, Lota, Chillán y Yumbel.

“Pedimos esta información porque nos indica que el 80 % de los delitos los comete el 20% de los delincuentes. Cuando uno recorre el país se da cuenta de que hay una preocupación muy grande por las bandas y pandillas que roban, asaltan, trafican, porque se conoce la identidad, pero que no logran ser detenidos, y si lo son, no se prueba el delito, y tenemos niveles de impunidad muy altos en los robos y asaltos, al punto de cada 9 de cada 10 robos no se esclarecen y se archivan”.

Por eso, agregó que esperan proponer medidas contra la delincuencia, “si es que  el próximo gobierno es del presidente Piñera, con dos medidas concretas”.

Una de ellas es modernizar las policías, “no solo en la labor administrativas, sino en la capacidad investigativa, es decir en los métodos que usan en los sitios del suceso, haya o no haya delincuente conocido, para que la prueba que tengan resulte útil a los fiscales”.

La segunda medida es  perseguir   a los cabecillas de estas bandas, lo que requiere de unidades especializadas en todas las regiones. “Que se refuerce a las  policías, con funcionarios de Aduanas y  del Servicio de Impuestos Internos, ya que estas pandillas tienen que vender sus especies y así recurren al lavado de dinero”.

Etiquetas