Ciudad

Aumento en la Región del Bío Bío de virus respiratorios sube número de consultas y hospitalizaciones

Por: Ximena Valenzuela | 03 de Septiembre 2017
Fotografía: Archivo

Falta poco menos de un mes para que termine el invierno, pero las duras condiciones climáticas que ha enfrentado la Región, sumado a los cambios de temperatura y hacinamiento a los que se ven expuestas las personas han influido para que las consultas y hospitalizaciones por enfermedades respiratorias se mantengan en alza con respecto del año anterior.

De hecho, actualmente, según el último informe de la Seremi de Salud, en la Región hay circulando 3.329 virus, 29% por sobre lo registrado a igual fecha en 2016 (2.569), siendo el virus respiratorio sincicial el de mayor prevalencia con 1.827 casos detectados por los centros centinela, seguido por influenza A (901), que presentó una estabilización de sus valores; Parainfluenza (335), Metapneumovirus (138), Adenovirus (97) e influenza B (31).

Ante tal cantidad de virus el llamado de la autoridad sanitaria es a adoptar medidas de prevención como son el lavado constante de manos, evitar frío y humedad en el domicilio, controlar cambios bruscos de temperatura, evitar contaminación intradomiciliaria, la exposición a contaminación ambiental y, obviamente, no exponerse ante personas que estén contagiadas con algún virus.

El reconocimiento de síntomas, según el jefe local de la cartera, Mauricio Careaga, es vital, principalmente entre los grupos más vulnerables. “En menores de dos años se debe estar atento al hundimiento de las costillas, si sus labios se ponen morados, si respiran con dificultad o no quieren mamar, comer o tomar líquidos”, dijo.

Para Marcela Torres, madre de niño de un año y siete meses, llamado Juan, el virus sincicial no era una amenaza, hasta que su bebé empezó a mostrar síntomas. “Respiraba raro, como entre cortado, no quería tomar su leche y tenía un poco de fiebre. Lo llevamos de inmediato a la clínica le hicieron un test muy simple, llamado hisopado nasofaríngeo, donde le sacaron secreción, lo que permitió detectar el virus y hacerle un pronto tratamiento. Ahora está bien, pero siempre existirá el riesgo producto del contagio con otros niños en el jardín y del cambio de temperatura”.

En tanto, según Careaga, otro grupo de riesgo son los adultos mayores en cuyo caso se debe “verificar si presenta dificultad al respirar, tiene tos con sangre, si su piel o boca tienen un tono azulado o si presentada puntada en el costado. En dichos casos es preciso dirigirse a un recinto asistencial”, dijo.

Bajan, pero no lo suficiente

“Desde la semana 25 también se presenta un descenso en las consultas de urgencia por enfermedades respiratorias, pero aún siguen estando un 5.2% por sobre los valores del año pasado. Este año se registran 532.462 consultas por respiratorias a la fecha, mientras que en el mismo período del 2016 las consultas llegaban a 506.246. En este contexto, es preciso destacar que la última semana se registraron 21.146 consultas”, dijo la encargada regional de Epidemiología de la Seremi de Salud, Andrea Gutiérrez.

Por Servicio de Salud, Concepción pasó de 176.108 a 190.370 consultas; Talcahuano, de 104.844 a 109.843 consultas; Ñuble, de 75.658 a 81.572; Bío Bío, de 106.954 a 109.981; y Arauco de 36.414 a 36.543. Lo anterior implica incrementos del 8.1%, 4.8%, 7.8%, 2.3%, y 0.4%, respectivamente.

La epidemióloga agregó que las hospitalizaciones registran una disminución desde la semana 28, “pero al igual que las consultas de urgencias por respiratorias, persiste un incremento del 7.7% respecto al mismo período del año anterior. Este año se contabilizan 11.225 hospitalizaciones, versus 10.455 del año 2016 a igual fecha, mientras que durante la última semana se registraron 394 hospitalizaciones”, agregó la epidemióloga.

Por Servicio de Salud, Concepción pasó de 2.568 a 2.611 hospitalizaciones por respiratorias; Talcahuano, de 1.145 a 1.237; Ñuble, de 1.894 a 2.141; Bío Bío, de 3.793 a 4.218; y Arauco, de 853 a 901. Lo anterior implica incrementos del 1.7%, 8%, 13%, 11.2% y 5.6%, respectivamente.

Buen uso de la red

Desde la autoridad sanitaria recordaron la importancia de la adopción de medidas de prevención, como son el lavado constante demanos, evitar frío y humedad en el domicilio, controlar cambios bruscos de temperatura, evitar contagios, evitar contaminación intradomiciliaria, evitar exposición a contaminación ambiental.

“De igual manera hacemos un llamado a la población a seguir haciendo un buen uso de la red asistencial, recordando que los Servicios de Urgencia hospitalarios atienden por gravedad y no por orden de llegada”, agregó la principal autoridad de salud de la Región.

Ante una enfermedad que no es grave se sugiere preferir otro centro de salud.

Con el fin de evitar traslado al centro asistencial, para obtener orientación hacer uso del fono Salud Responde 600 360 7777.

Cómo identificarlas las patologías más comunes

El resfrío común tiene síntomas que duran entre tres a cinco días y afectan principalmente la nariz con inflamación superficial de las fosas nasales provocando congestión y secreción. Además se produce carraspera, tos estornudos y dolor de garganta. Puede aparecer fiebre baja y dolores de cabeza.

La influenza dura entre 5 a 10 días, comparte muchos síntomas con el resfriado común, pero de forma más intensa en congestión nasal, fiebre alta, tos seca que puede ir acompañada de esputo, dolores musculares fuertes y fatiga.

La faringitis es una inflamación de la faringe, causada principalmente por virus (80%), aunque también puede ser gatillada por bacterias. El principal síntoma es un dolor de garganta intenso acompañado de tos. Además, hay fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares, ganglios linfáticos inflamados en el cuello.

La bronquitis es un cuadro viral que afecta al tejido que recubre a los bronquios, que conectan la tráquea con los pulmones, generando una inflamación que puede provocar dificultad para respirar y mucosidad. Parte con cuadro de catarro, fiebre, tos seca y congestión, luego es acompañada de mucosidades espesas blanquecinas, amarillentas o verdosas. Conlleva una sensación de presión en el pecho, que puede estar acompañada de ronquera y sonidos al respirar.

En tanto, la neumonía se presenta con fiebre alta, dolor de espalda, tos con expectoración o secreción, malestar general con presencia de dolores musculares, son sus principales síntomas.

Etiquetas