Ciudad

Gobierno afirma que ciclovía de Roosevelt está bien diseñada

Por: Ximena Valenzuela | 31 de Agosto 2017
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Molestia ha generado entre los conductores, principalmente, en los de locomoción colectiva, la construcción de la ciclovía que unirá al Parque Ecuador con la Plaza Acevedo de Concepción, pues, según estiman, tardan mínimo 15 minutos en avanzar cuatro cuadras, congestión que se agrava frente a plaza Don Bosco.

Lo anterior sucede, a pesar que para facilitar las obras de la ciclovía se determinaron una serie de desvíos de la locomoción colectiva por Janequeo y Barros Arana.

Por ello, los conductores temen que una vez terminada la ciclovía los tacos persistan, pues la ciclovía ocupará, prácticamente, toda la calzada. “Cómo se les ocurre hacer una ciclovía aquí, hay un cuello de botella enorme y esto va a seguir después que la terminen porque la calle no da el ancho”, dijo Juan Fernández de Sol Yet.

Ante las críticas, las autoridades del ramo aseguraron que una vez terminada la obra no se generarán problemas de congestión en el lugar, sino que será expedita, contribuyendo a quienes utilizan el medio de transporte, no sólo recreacional, sino también para dirigirse a sus trabajos y centros de estudio.

María Luz Gajardo, directora del Serviu, afirmó que cuando se inició la obra de la ciclovía reconocieron que las faenas causarían algunas molestias y que, por lo mismo, se diseñó un plan de contingencia, en conjunto con el municipio, hay un decreto de desvíos de tránsito. Hemos conversado con la empresa que trabajando ahí, de modo que vaya haciendo entrega de lo que está terminado de la manera más expedita posible, para efectos de aminorar o aligerar las consecuencias en el tráfico”.

Gajardo aseveró que el organismo comprende la molestia de quienes transitan en vehículo por el lugar, las que se prolongarían hasta diciembre, pues aún falta realizar algunos cambios de semáforos.

“Lo que podemos comprometer es tratar de ser ágiles en la ejecución, mantener una debida coordinación de los equipos técnicos del Serviu y municipio en términos de que disminuyan las dificultades que puedan existir”.

La ruta para los ciclistas, que tendrá una extensión de 1,5 kilómetros pasando por Chacabuco, Roosevelt y Juan Bosco en Concepción, ya cuenta con 35% de avance y debería ser entregada a fin de año, pero el seremi de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo, aseveró que esperan entregarla en noviembre. “No quiero asumir compromiso, pero estamos haciendo los esfuerzos para ello”.

Diseño es correcto

Ninguna calzada, espacio de circulación para el transporte público y de vehículos motorizados, puede tener un ancho inferior a lo establecidos en la Ordenanza de Urbanismo y Construcciones, es decir, 3,5 metros de calzada para la circulación de locomoción colectiva y 3,0 para automóviles.

“Lo que nosotros diseñamos, comprendiendo que la calzada se usa para buses y automóviles, quedó en un ancho de 6,5 metros, es decir, la cantidad necesaria para la circulación. Por lo tanto, yo quiero desmitificar el tema que han planteado aquellos que manejan locomoción colectiva de que no tendrán el espacio suficiente. Eso no es cierto”.

De hecho, afirmó que la ciclovía no restará metros a la calzada. “No olvidemos que calle Roosevelt tiene sobre 8,5 metros de ancho. Estaba totalmente sobredimensionada para el uso que ahora tiene. Por ello, era perfectamente posible poder incorporar una ciclovía. Si no hubiese sido correcto con lo pedido por la norma no habríamos podido instalar esa ciclovía”, dijo.

El ancho de la ciclovía va entre 1,8 y dos metros, de alto estándar, que están pensadas y diseñadas para estar emplazadas en la calzada. “Este es un proyecto ajustado a la norma y desde nuestra opinión, evidentemente, va a generar molestia mientras se construye, como todas las obras, que se levantan en las ciudades, pero no me cabe la menor duda que una vez que se materialice y se entregue al uso esto debiera disiparse”.

Destacó que de manera paralela, la dirección de Tránsito del municipio penquista tomó la decisión de reordenar el tránsito en el sector para aportar a una mejor circulación. De esta manera, el tránsito de Juan Bosco será unidireccional hacia la plaza Acevedo y, los vehículos que normalmente transitan hacia el centro por calle Juan Bosco serán desviados por Maipú hasta Vilumilla “donde van a girar a la izquierda para ingresar nuevamente a Roosevelt. Por lo tanto, también habrán modificaciones de tránsito que serán elementos importantes para tener un adecuado funcionamiento una vez que las obras estén listas”.

La cuestionada ciclovía permitirá conectar el parque Ecuador con la plaza Acevedo y, posteriormente, se unirá a la vía para ciclistas que incluirá el par vial Collao Novoa, que llegará hasta Valle Nonguén.

El seremi comentó que entienden las molestias de la gente, pero que los desafíos del progreso de las ciudades los generan. “Por ejemplo, hemos tenido un camino difícil con las obras de los corredores de transporte público, pero cuando los entregamos al uso público, la gente las agradece y celebra. Por lo tanto, se debe entender que este proceso que vive la calle Roosevelt es un tema que debiera disiparse una vez que las obras estén entregadas al uso público”.

Etiquetas