Ciudad

En la Región del Bío Bío hay más de 2.600 portadores de VIH/Sida

Por: Diario Concepción | 08 de Agosto 2017
Fotografía: Archivo

Médicos infectólogos locales piden que el proceso para detectarlo a través del Test de Elisa sea más accesible y menos burocrático.

Por: D. Salgado /T. Merino / C. Herrera.

Preocupación provocó el último informe entregado por Onusida “Ending Aisd 2017” (Terminando con el Sida 2017), que estableció que Chile experimentó el aumento de un 34% de nuevos infectados entre 2010 y 2016, convirtiéndolo en el país con mayor alza de Latinoamérica.

En 2010 se registraron 3.700 contagios, en cambio en 2016 la cifra alcanzó los 5 mil, según datos entregados por el estudio. Este alarmante escenario hizo que se volviera a poner en el tapete la efectividad de las políticas públicas y el desconocimiento que aún tiene la población en esta materia.

En lo que respecta a la Región, las cifras son igual de desalentadoras. De acuerdo al registro de portadores de VIH, son 2.600 personas las que se atienden por esta causa a través del sistema de atención pública. Solo en el Hospital Regional hay registrados cerca de 1.100 pacientes portadores, de los cuales el 90% está con tratamiento.

Otro dato, fue el entregado durante la conmemoración 2017 del Candlelight, donde se informó que en el Bío Bío había 335 VIH positivos en 2015, mientras que en 2016 fueron 355.

A qué se debe el alza

Para el presidente de la Corporación de Sida Chile, especialista en inmunología y académico de la Facultad de Ciencias Medicas de la Universidad de Santiago, Carlos Beltrán, afirmó que el incremento de los casos de VIH “se debe a que gran parte de la población desconoce la peligrosidad de la enfermedad”.

Sumado a lo anterior, la encargada de voluntarios de la Fundación Iguales, Paz Saavedra, atribuyó la cifra a que “se están haciendo más pesquisas, pero aún hay muchas más por hacer”. A su juicio, entre las tareas pendientes está “partir con una buena educación y hacer entender a la población que la prevención y el autocuidado son fundamentales”.

La fundación trabaja con 23 personas con diagnóstico VIH positivo y entre lo que les ha tocado experimentar es un incremento de mujeres portadoras. “Antes, de las terapias que yo retiraba del hospital un 100% correspondían a hombres. Hoy la situación es diferente, los porcentajes deben ser de 60/40 y la mayoría de esas mujeres con pareja única”.

Opinión diferente es la que tiene el medico en Infectología del Hospital Higueras y encargado del Programa VIH/Sida del mismo centro de atención hospitalaria, Álvaro Llancaqueo. “Nosotros periódicamente estamos teniendo casos nuevos, pero no considero que se trate de un aumento desmesurado”, aclaró.

A su juicio, afirmar que el aumento se debe a la falta de campañas públicas o por la falta del uso de preservativos es un discurso simplista porque “no se sabe si se trata de nuevos casos o nuevos diagnosticados. Uno de los problemas reales es que mucha gente que ha sido diagnosticada ya estaba contagiada hace mucho”.

Jóvenes en peligro

La última Encuesta de la Juventud arrojó preocupantes datos sobre el comportamiento sexual de los adolescentes. Entre ellos está que de cada 100 jóvenes que han mantenido relaciones sexuales, sólo 31 de ellos manifestó haber ocupado condón. Otro 77% reconoció usar como único método las pastillas anticonceptivas.

Ante esto el director de Injuv, Richard Guzmán, indicó que están trabajando en conjunto con la Seremi de Salud para educar y suministrar preservativos a los estudiantes de secundaria. “Hemos reforzado el trabajo entre los jóvenes de 3ero y 4to Medio. Además en cada evento masivo, nos ponemos con un stand y entregamos folletos y preservativos”, detalló.

En su opinión, lo que ocurre particularmente con los jóvenes es que “se han relajado un poco y eso tiene que ver con que hoy en día esta es una enfermedad a la que no se le teme. Los jóvenes saben que tiene tratamiento y que se pude vivir con ella”.

Liberar el Test de Elisa

Hay un punto en el que acordaron todos los consultados y es que se facilite el examen del Test de Elisa.

Para el médico LLancaqueo, algo que hay que cambiar urgentemente es que se simplifique la toma del examen. “Nosotros como infectólogos estamos hace más de una década pidiendo que el proceso sea menos burocrático, con menos papeleo”.

Y es que para el profesional, la detección temprana contribuye considerablemente en mejorar la calidad de vida los contagiados. Saavedra, por su parte, ejemplificó los beneficios de realizarse periódicamente el examen. “La carga de la enfermedad puede bajar a un 90% y las parejas discordantes pueden tener una relación perfectamente”.

En relación a las diferencias de la atención de los servicios públicos y privados, Llancaqueo aclaró que ”la canasta es más o menos la misma, tanto de atención como en los exámenes y medicamentos. La única diferencia, quizás, es que hay fármacos que vienen condensados en una sola pastilla, pero en general entre tomarse una o dos no hay gran diferencia. Lo práctico es que hay más opciones terapéuticas”, finalizó.

Etiquetas