Ciudad

Sólo dos de 27 centros de diálisis privados están acreditados

Por: Tania Merino | 22 de Julio 2017
Fotografía: Archivo

Alrededor de 2.200 personas en la Región reciben diálisis de manos de estos prestadores. A nivel nacional, en tanto, de 204 sólo se han certificado 14.

Para julio de 2018 todos los centros de diálisis del país deberán estar acreditados. Sin embargo, se requiere de un período de al menos seis meses previo a ese plazo para la evaluación retrospectiva y de otros seis meses para el proceso de acreditación. Es decir,  el plazo se acaba y en la Región del Bío Bío sólo dos de los 27 centros privados de diálisis cuenta hoy con acreditación.

Se trata de un fenómeno que se da a nivel país, en que sólo 14 centros en todo Chile cuentan con certificación, y todo en un contexto de fuerte cuestionamientos a este tipo de establecimientos, investigados por una presunta colusión, con más de 1.400 casos de personas que, pese a tratarse de una prestación Auge,  fueron derivados a centros privados y de los que el 15% ni siquiera cumplía con el diagnóstico para recibir la terapia.

Si bien Fonasa Bío Bío no ha transparentado todavía la existencia de casos a nivel local, la situación  país ameritó incluso la revisión por parte de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, donde se cuestionó que el 62% de  quienes prestan estos servicios no informaran indicadores de funcionamiento. “Tengo el derecho a pensar que hay pacientes que a lo mejor se están sobre dializando”, dijo en la ocasión el diputado Juan Luis Castro.

De ahí que el proceso de acreditación sea clave.  “Todas estas materias de seguridad del paciente  se abordan a través del tema de la acreditación”, manifestó el agente de la superintendencia de Salud, Ernesto San Martín, quien expresó además su preocupación por el retraso en este proceso.

En cuanto a los cuatro hospitales que entregan la terapia a nivel regional: Herminda Martin de Chillán, Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, Guillermo Grant Benavente de Concepción y Las Higueras de Talcahuano, todos certificaron su unidad de diálisis dentro del proceso de acreditación institucional.

Entre los privados sólo Renacer de Chillán y SaluDial de Concepción han aprobado el proceso. SaluDial de  Coronel y Centro de Diálisis Vidial de San Carlos están en proceso.

“Es preciso aclarar que lo que se desea en materia de Acreditación apunta a profundizar en la equidad y en el sentido de que las prestaciones que se otorgan a las personas dentro de los centros asistenciales públicos sean oportunas y de calidad, lo cual sólo se puede lograr una vez implantada una verdadera cultura de la seguridad asistencial en todos los prestadores de nuestro país”,  manifestó San Martín.

La preocupación por los plazos manifestada por San Martín se suma también a la exigencia del proceso. El agente sostuvo que una vez obtenida la acreditación, dentro del año siguiente, se realiza una fiscalización de mantención para ver el cumplimiento de las características establecidas. En el caso de los centros de diálisis, la totalidad ha requerido un plan de mejora.

En el caso de SaluDial, por ejemplo, “llevamos trabajando seis años, pero el objetivo último no es lograr la acreditación sino que dar una atención de calidad y segura a los pacientes”, confirmó Priscilla Rodríguez, encargada de calidad y seguridad del paciente del  centro.

Indicadores

Ayer además, en medio de un conversatorio con los centros de diálisis local en la Universidad San Sebastián, la  jefa del Sub Departamento de Control de Fonasa, Rebeca Contreras, se refirió a la medición de indicadores dentro de estos establecimientos, para los que la entidad viene trabajando desde 2014. “Es así como se inició la elaboración de seis indicadores para una de las prestaciones más importantes que financia el seguro de salud público para los pacientes con enfermedad renal crónica en su fase terminal, acogidos a la Ley de Garantías Explicitas en Salud (GES)”, explicó.

Detalló que a partir de estos criterios  se evidencia un bajo cumplimiento en el manejo de la anemia en estos pacientes tanto a nivel país como en la región. Lo mismo en el caso del metabolismo del calcio y el fósforo.

La representante de Fonasa planteó que el monitoreo permanente de estos indicadores de calidad y la evaluación de los resultados constituyen una oportunidad de mejora.

Sostuvo que los objetivos para definir estos indicadores de hemodiálisis fue mejorar la calidad de la atención, la calidad de vida de los pacientes y la eficiencia en el uso de los recursos.

Etiquetas