Ciudad

Anciana enferma y sin familia quedará en la calle en agosto

Por: Ximena Valenzuela | 16 de Junio 2017
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Director de Senama afirmó que buscará ayudarla a través del programa de viviendas tuteladas. Octogenaria mujer pide que en el lugar hasta que muera.

Si bien, a sus 82 años María del Carmen Herrera Navarro debería estar disfrutando de la llamada época dorada, su situación es compleja, pues a más tardar el 31 agosto deberá dejar la vivienda en  la que está desde niña, no tiene  familiares ni una red de apoyo que evite que quede en la calle.

Acompañada sólo de sus perros, Sara y Selva, pasa sus días en una vieja casona ubicada en Orompello 218 a la que llegó a los tres años. “Me criaron para que hiciera las cosas en la casa, aunque la señora Nora me dio su apellido cuando yo tenía como 50 años, llega acá para trabajar y acompañarla hasta que murió en 2015.  Soy huachita, no tengo a nadie, me quedé sola acá y ahora me quieren echar. No tengo dónde ir, no creo que me quede mucho, sería mejor que me dejen acá hasta que muera”.

Pero la  casona, que ahora tiene un nuevo dueño que tiene comprometido el terreno para la construcción de un inmueble en altura, tampoco ofrece garantías para la mujer, pues sus techos están rotos, la lluvia se escurre por las paredes, sus pisos forados  que la han hecho caer varias veces y cuenta con más de 10 habitaciones llenas de cajas apiladas que colaboran en la proliferación de ratones y humedad.

La octogenaria mujer dice que ha postulado a algunos hogares, aunque teme que no le ir con  sus perritas a las que recogió recién nacidas. “He pensado que si alguien me pasara un patio  yo podría instalar una carpita para vivir con mis perritas”.

Sin embargo, la idea de una carpa no es viable para una persona mayor como María que, además, sufre de fuertes dolores producto de la artritis que muchas veces no le permiten levantarse. “Cuando hace mucho frío como que me aturdo, a veces me duermo y otras quedo inconsciente, sólo logro pasar un poco el frío con una estufita a parafina, gracias a Dios no me he resfriado”.

Dura realidad

A nivel regional se contabilizan, según las últimas estadística de Senama, 350 mil adultos mayores y se estima que cerca de 30 mil estarían en la misma condición de María Herrera, solos y con pocos recursos, basados, principalmente, en pensiones asistenciales que logran incrementar trabajando los fines de semana, tal como lo hace cada domingo María cuando cuida los vehículos que se estacionan afuera de su casa.

“Me hago tres mil o cuatro mil pesos para comprar alimento a mis perritas. Me gusta trabajar porque le permite conversar con mucha gente y como soy solita es bonito tener con quién hablar”.  

El director del Senama, José Antonio Fernández, reconoció que no se trata de una situación aislada y que continuamente se enteran de este tipo de casos. “Activamos todos los mecanismos, primero la vamos a conocer, vemos sus antecedentes y el camino a seguir. Si es una persona autovalente, que se mantiene sola, podría  haber una posibilidad a través del programa de condominios de viviendas tuteladas, que son construidos por el Serviu y administrados por Senama, que pueden ser entregadas en comodato de por vida, sólo deben pagar agua y luz”.

La Región cuenta con viviendas tuteladas en San Pedro de la Paz, Penco, Hualqui, Coronel y Contulmo, que tienen capacidad actual ara 85 personas y, según el director,  se está construyendo otro en Nacimiento y pronto vienen otros dos en Quillón y Contulmo, que tendrían capacidad para 40 viviendas más.

Ahora bien, el director explicó que cuando la persona no es autovalente y no tiene redes de apoyo, puede ser destinada a un Establecimiento de Larga Estadía del Senama, un hogar

Población envejecida

Fernández detalló que actualmente el 15,6% de la población regional corresponde a adultos mayores y, que según las proyecciones, en 10 años la cifra podría llegar a 22%, lo que hace necesario mejorar las políticas públicas de la materia. “El Gobierno está construyendo 15 nuevos centros de larga estadía en el país, la idea es que todas las regiones tengan uno. La iniciativa parte porque los municipios tengan terrenos disponibles para construir, luego el Serviu construye y después nosotros administramos”.

Aseguró que además se está trabajando por impulsar los centros diurnos de adultos mayores, pues facilitan el trabajo con ellos en distintas áreas, desde la kinesiología básica para su movimiento como el área social. “La población va a seguir envejeciendo y con este tipo de iniciativas se mejora su calidad de vida, acceso a la recreación y cultura”.

El director de Senama agregó que como sociedad debemos hacernos cargo de nuestros adultos mayores, teniendo en cuenta que existe penalidad ante la vulneración de sus derechos ya sea por maltrato físico, psíquico o incluso patrimonial, tema que se realiza a través del programa de Buen Trato que se realiza con las familias, cuando las tienen, y con la red asistencial para abrir el abanico de oportunidades.

“Ya está tipificado el maltrato al adulto mayor, pronto  se va a promulgar la Convención Interamericana de Protección de los Adultos Mayores, toda la agenda legislativa va a estar orientado a ellos que tienen el derecho a vivir tranquilos, a no ser discriminado  por su edad, que cuenten con recreación, vivienda digna, respeto y derecho a vivir tranquilos”.

Por eso, realizó un llamado a todas las personas a sensibilizarse ante la realidad de los adultos mayores, que lo valoren, lo respeten y cuiden hasta el último día de sus vidas. Casos como el de María no son extraños, “incluso hay quienes tienen familiares, pero estos no quieren vivir con ellos y vienen a nosotros buscando un hogar. Lamentablemente nuestra capacidad como país para albergarlos a todos nunca será suficiente”.

Cabe destacar que Diario Concepción dio a conocer la realidad de María el año pasado, momento en el que recibió apoyo municipal  y de los vecinos del sector. Ahora es tiempo de una nueva ayuda, pero definitiva.

 

Etiquetas