Ciudad

En prisión por tráfico quedó conocido animador penquista

Por: Carolina Abello | 15 de Junio 2017
Fotografía: Copesa

El hombre conocido como “Johnny Disco”, viajó desde Perú con el cargamento de droga bajo la silla de su hijo.

Conmoción causó en Concepción y también en su familia en Santiago la detención de Alejandro José Cuevas Capstick, de 42 años, conocido animador de fiestas y despedidas de solteros de Concepción, donde trabajó en la discoteca “La Capilla” y también en Santiago, en los Barrios Suecia y Bellavista.

El hombre fue detenido en Lampa, junto a su esposa Mónica Inés Espíndola Zamorano, de 46 años, por el OS-7 de Carabineros. En su automóvil llevaban 26 kilos de cocaína, pero lo más llamativo fue que la ocultaron bajo el asiento trasero de su vehículo y luego instalaron la silla de seguridad donde viajaba su hijo de cinco años, para intentar burlar la vigilancia de la policía, lo que no resultó, porque eran investigados hace varias semanas por efectivos policiales y la Fiscalía Centro Norte.

Para concretar el tráfico, la pareja viajó en su vehículo hasta Arica y después a Tacna, y al regreso fueron detenidos por la policía en Lampa, donde incautaron la droga avaluada en 520 millones de pesos. Con el fin de que no se escaparan, los carabineros simularon un control de rutina, donde revisaron el vehículo y encontraron el millonario cargamento de cocaína que, como ellos sabían, el matrimonio había ingresado desde Perú y que fue detectada por un perro policial debajo del asiento donde viajaba el menor de edad.

El matrimonio fue formalizado por tráfico de drogas y quedó en prisión preventiva, por lo que sus cuatro hijos quedaron bajo custodia de sus abuelos. Ambos arriesgan hasta 10 años de cárcel, con el agravante de estar con un menor de edad al momento de trasladar las drogas.

En Santiago, sus familiares y amigos aseguraron que el difícil momento económico que vivían los llevó a cometer el delito.

Etiquetas