Ciudad

Salud busca retrasar inicio del consumo de cigarrillos en niños

Por: Ximena Valenzuela | 01 de Junio 2017
Fotografía: Archivo Grupo Copesa

Adicción a la nicotina, en general, parte por motivaciones de aceptación social. Cerca del 50% de los alumnos de cuarto año medio fuman.

En promedio, el inicio en el consumo de cigarrillo, tanto a nivel regional como nacional, comienza a los 13,7 años, motivado, en general, por la curiosidad.

“Fumé por primera vez a los 12 años porque una amiga me invitó, me gustó, pero no se hizo costumbre hasta que me encontraba en enseñanza media, de ahí en adelante nunca más he parado y ya tengo más de 40”, dijo Juana Lorca, paramédico que, a pesar de conocer los peligros que implica fumar, no ha podido dejar la adicción.

Casos como el de Lorca no son menores, sobre todo si se piensa que el consumo de cigarrillo se incrementa a medida que la persona aumenta en edad. De hecho, según datos de la Seremi de Salud, el 25,1% de los alumnos fuma en octavo básico, cifra que se incrementa en cuarto medio, llegando a 47,8%.

Por ello, la cartera de Salud busca retrasar al máximo el inicio del consumo, meta que se dio a conocer ayer en el Colegio Bío Bío en el marco de la celebración del Día Mundial Sin Fumar y que contribuiría a evitar 16.532 muertes a nivel nacional por año.

El encargado de Promoción de la Salud, Ivar Daroch, presidió la iniciativa que fue compartida por 21 alumnos del primer año básico del establecimiento, donde se explicó a los menores el consumo se inicia buscando aceptación social; por lo que la campaña insta a que los jóvenes destaquen por sus dones y competencia, a objeto de no buscar la aprobación de terceros, que conduzcan a un daño.

“El que la campaña se encuentre focalizada en el retraso de la edad de inicio del consumo implica aportar por la salud en la niñez, ya que es este grupo el que expuesto al humo del tabaco puede causar o exacerbar diversas enfermedades como afecciones al oído medio, tos, dificultad para respirar, bronquitis, neumonía, aumento de posibilidad de desarrollar asma bronquial, y aumento de posibilidad de generar bajo peso del feto al nacer”, declaró Daroch.

La iniciativa, que considera un spot digital de 45 segundos, un plan de medios y dar a conocer un video de hogares libres de humo de tabaco, forma parte de una serie de medidas orientadas a frenar el consumo de tabaco, lo que ya se refleja en la disminución del porcentaje de consumo y exposición al humo de tabaco en la población, que pasó de un 40% a un 30,1% según la Encuesta Nacional de Salud 2016.

Pronta legislación

Chile Libre de Tabaco y organizaciones vinculadas a la salud demandaron al Gobierno favorecer el bien común por sobre los intereses de la industria tabacalera y que se decrete la suma urgencia al proyecto de ley de tabaco que busca salvar vidas.

Solicitaron al Parlamento voluntad política para la aprobación de la iniciativa, que está estancada en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados desde julio de 2015, sin avance, luego de su aprobación en el Senado.

El proyecto de ley, que adecua la actual legislación al Convenio Marco del Control de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), contempla medidas como la prohibición del uso de aditivos en productos de tabaco, la adopción del empaquetado genérico y la prohibición de la exhibición de sus productos en los puntos de venta.

Sonia Covarrubias, coordinadora de Chile Libre de Tabaco, afirmó que “nos impacta la falta voluntad política para legislar en favor de proteger la salud de niñas, niños y adolescentes, hacia quienes está dirigido este proyecto de ley. Un número importante de menores se inicia en el consumo con cigarrillos saborizados y mentolados, y toda la publicidad y marketing de la industria tabacalera está enfocada a atraer a este grupo etario al consumo, por tanto, hay que prohibir el uso de aditivos y la exhibición de productos de tabaco en los puntos de venta”.

Alcances de la adicción

A nivel regional el consumo de tabaco en población bajo control en el Programa de Salud Cardiovascular llega al 4,78%; mientras que el tabaquismo en población que se ha realizado el Examen de Medicina Preventiva alcanza el 14.04%.

El país tiene la mayor prevalencia de consumo de tabaco en jóvenes y adultos en Las Américas; donde un aspecto relevante es que la prevalencia anual en población adulta, entre 15 y 65 años, pasó de 40,6% en 2010 a 30,1% en 2015.

El Departamento de Informaciones y Estadísticas de Salud (Deis) señala que entre los años 1985 y 2010 se produjeron 331.000 muertes atribuibles al tabaco en Chile; y de acuerdo a información Senda en escolares de Octavo Básico a Cuarto Medio la edad promedio de inicio de consumo de tabaco es de 13,2 años en mujeres y 13,3 años en varones.

La carga de enfermedad a nivel país atribuible al tabaco indica que anualmente 51.450 personas adquieren enfermedad pulmonar crónica, 20.191 desarrollan enfermedades cardíacas, 12.050 sufren un accidente cerebro vascular, 5.269 enferman de neumonía, 3.076 son diagnosticadas con cáncer de pulmón y 4.805 enferman de otros cánceres.

Las muertes atribuibles al tabaco indican que por año 4.523 personas fallecen de enfermedad pulmonar crónica; 2.988 de otros cánceres, 2.565 patologías cardíacas, 2.335 de cáncer de pulmón, 1.902 de tabaquismo pasivo, 1.497 de accidente cerebro vascular, y 722 por neumonía.
Producto del control por Ley de Tabaco, la seremi de realizó el año pasado 761 fiscalizaciones y en 2017 ya suman 187 inspecciones; que dieron origen a tres denuncias derivadas al Juzgado de Policía Local en el primer período y una en el segundo.

Desde 2014 se han desarrollado un total de 3.014 fiscalizaciones a instalaciones de alimentos, establecimientos educacionales municipales, empresas de la construcción, además de pub/discotecas.lo que contribuye a cumplir el objetivo sanitario 2010-2020 de disminuir la prevalencia de fumadores en población general de 40,6% a 35,6%.

Etiquetas