Carta al director

Carta abierta a Vargas Llosa

Por: Diario Concepción | 05 de Octubre 2017

Señor Director:

Soy un socialista viejo, cada día más fabiano, por lo tanto muy lejos de los experimentos populistas de izquierda que usted tanto repudia.  Ha viajado a este país del fin del mundo para entregar su apoyo a su amigo Sebastián Piñera, candidato de la derecha a la presidencia. Si, de la  misma derecha que usted calificó, con acierto,  de “cavernaria” porque no admite el aborto, ni siquiera en tres causales (“Eso es una estupidez, una barbaridad, y hay que decírselo claramente a esa derecha, porque no es liberal y no entiende lo que son los derechos humanos”). Duros términos y los comparto.

Sin embargo le cuento que en el sarao del Ritz-Carlton en el que usted y Piñera intercambiaron loas para inflar sus respectivos egos y luego dictó su conferencia centrada en los beneficios que tenía la lectura para la democracia, se encontraba presente la flor y nata de los cavernícolas. Varios ex ministros y altos funcionarios de Pinochet, empresarios Opus Dei y legionarios, plumarios de extrema derecha, etc. Ninguno de ellos ha agarrado un libro de esos que a usted le gustan, es más, mientras usted hablaba de lo beneficioso que resulta leer, una parte no menor estaba fuera de la sala seguramente arrancando de lo que para ellos ya era “una lata”.

Usted entregó su respetado apoyo a una derecha que, a las taras y defectos  que usted señaló, se suman: su  racismo, la ignorancia, el   arribismo,  y que en su oportunidad dijo no  a la ley  de  divorcio, no a la ley de filiación, no a los anticonceptivos, no a  píldora del día después y  organizó un golpe de estado brutal  contra un presidente constitucional, etc.

En resumen, una derecha que desde siempre se ha opuesto a todo aquello que toque sus privilegios o  signifique un avance social para todos. Por lo tanto, creo que en esta oportunidad usted se equivocó  por cuanto entregó su apoyo a la derecha más conservadora de América Latina. Una derecha  que como usted lo dijo, es  “cavernaria”, “bárbara” e  “ignora lo que son los derechos humanos”. Con todo respeto, en esta oportunidad no le comprendo.

 

Dr. Ariel Ulloa

Socialista Fabiano

Etiquetas