Carta al director

Tribuna Deportiva

Por: Diario Concepción | 02 de Octubre 2017

Día internacional del corazón

Señor director:

Cerca de ocho mil chilenos mueren al año a causa de infarto al miocardio, es la enfermedad cardiovascular más frecuente en el mundo y si bien existen factores de riesgo que no se pueden modificar como la edad, el sexo y la herencia, hay eficientes formas para prevenir dolencias cardiacas.

Una mala alimentación basada en una dieta poco saludable, la falta de ejercicio periódico, fumar y el escaso control que se lleva de la presión arterial, la glicemia y los niveles de colesterol, son factores directamente relacionados con el desarrollo de enfermedades cardiacas.

Hay varias causas que puede derivar en una afección al corazón. Una de ellas es la hipertensión, que se puede desencadenar por diversos componentes qué combinados, pueden producir un alza de la presión arterial.

También está el colesterol alto, el cual puede adquirirse por su consumo o producción excesiva en el organismo. Las personas que sufren de obesidad tienen tendencia genética o hereditaria a desarrollar problemas cardíacos y si además padecen de sedentarismo, están más expuestos al aumento de colesterol.

Finalmente, se puede mencionar al tabaquismo. Por cada diez cigarrillos diarios fumados, la mortalidad por enfermedad cardiovascular aumenta un 18% en los hombres y un 31% en las mujeres. En los hombres fumadores el infarto agudo de miocardio puede aparecer en promedio una década antes, en relación con los no fumadores. Y si el consumo es mayor a veinte cigarrillos por día, puede anticiparse aproximadamente en veinte años. Las mujeres no fumadoras desarrollan un primer evento coronario casi diez años después que los hombres; en cambio, las fumadoras pueden desarrollar un infarto agudo de miocardio a edades similares que los varones.

Para prevenir estas afecciones, es fundamental comer sano, consumir frutas y verduras, ya que además de los beneficios que poseen, son alimentos que contienen cantidades de cloruro de sodio muy bajas.

Bruno Dighero
Cardiólogo Clínica Avansalud

Etiquetas