Carta al director

Haitianos en Concepción

Por: Diario Concepción | 17 de Septiembre 2017

Señor Director:

De a poco, pero de manera creciente y sostenida, se ha visto en las calles de nuestra ciudad, a ciudadanos haitianos recién llegados. Aunque todavía son pocos de todos modos se hacen notar, no solo por lo evidente que se da por su piel y su francés, sino también por los trámites en extranjería que deben hacer, lo cual los lleva a transitar por el centro de Concepción. Pasando yo frente al edificio que albergaba a la Intendencia Regional, casi llegando a la calle O’Higgins por Aníbal Pinto, había un joven de esa nacionalidad, me dí cuenta debido a que estaba consultando en francés a un transeúnte que pasaba por ahí “où est le bureau pour régulariser la résidence?” (”¿dónde queda la oficina para regularizar la residencia?) pregunta frente a la cual, nuestro coterráneo en respuesta solo movía las manos en señas de no entender nada, o casi nada, de lo que se le preguntaba.

Debo agregar, además, una nota singular en la escena que le relato, pues el joven inmigrante vestía como tradicionalmente se visten los jóvenes de esa edad, jeans, zapatillas, polerón; más un chaquetón que le llegaba casi a la rodilla, en una tela como de paño, de un color rosado eléctrico, como el color de la pantera rosa, lo cual lo hacía aún más visible. Desgraciadamente, debo decir, no faltaban las personas que le decían feas palabras en tono de broma pesada, pero que él parecía no entender. Me contaron que se han agrupado en algunos barrio populares de nuestra ciudad, y que están haciendo un esfuerzo por perteneces a este país.

Ojalá sea así, y estos inmigrantes sean muy bien recibidos por nuestras autoridades y los penquistas en general. Nuestra tierra es un país que ha sabido integrar a los hombres y mujeres de muy diferentes lugares. Ellos, además, los haitianos, han llegado a embellecer el ya florido jardín penquista. Todo parece quedarles bien, hasta ese chaquetón rosado eléctrico.

 

Mauricio de Gilbert

Etiquetas