Carta al director

Calle Miguel Ignacio Collao Ugarte

Por: Diario Concepción | 26 de Agosto 2017

Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor Historia y Geografía
Investigador del Archivo Histórico de Concepción

Don Miguel Ignacio Collao es un digno representante de la fuerza del trabajo y el empuje de los penquistas del siglo XIX. Sus estudios los realizó en el Instituto Nacional en 1844, para luego continuar la carrera de derecho en la Universidad de Chile, titulándose de abogado el 12 de agosto de 1880. Casado con doña Delfina Palma Izcué, dama descendiente de ricos empresarios trigueros y vineros. Don Miguel Ignacio estuvo asociado en Concepción con las más grandes empresas como fue, la firma Gleisner, que contaba con cinco sociedades de gran capital entre las décadas de 1880 – 1890, estuvo asociado también a la firma Collao Hermanos que contaba con los primeros molinos como lo fueron los de Puchacay y Tomé, que elaboraban el trigo proveniente de la “Hacienda Traiguén” de su propiedad y de otros fundos colindantes en la región.

Entre los cargos que desarrolló don Miguel Ignacio en Concepción, podemos destacar que fue fundador del Banco Garantizador de Valores del Sur en 1870 y del Banco Concepción en 1871, fue también fundador y Presidente del Club Concepción entre los años 1886 y 1888. Administrador del Cementerio de Concepción en 1873, exportador de trigo desde 1867 y pionero en la instalación de molinos en nuestra región. Entre sus cargos políticos, fue elegido diputado por Coelemu entre 1879 – 1882 y por Concepción entre 1888 – 1891, ocupando también el cargo de Intendente de Concepción el 28 de febrero de 1894. Por un corto periodo fue nombrado Teniente Tesorero de la Aduana de Valparaíso. Dentro de las obras de beneficencia realizadas por don Miguel Ignacio, lo encontramos presidiendo fundaciones como: la Junta de Beneficencia, el Hospital San Juan de Dios, el Hospicio, La Casa de Huérfano y el Manicomio local.

Durante la administración del Intendente don Vicente Pérez Rozales, (1859 – 1863), quien inicia el embellecimiento de nuestra Plaza de la Independencia, es don Miguel Ignacio quien regala desde sus viveros tanto las plantas como los árboles que decoraron nuestro principal paseo. Junto con esto, además dona todo el sector de Puchacay para la construcción de nosocomios (hospitales). En la década de 1927 el Presidente Carlos Ibáñez del Campo, cambia la principal intención del sentido del legado y coloca en el lugar los regimientos.

Don Miguel Ignacio Collao muere en Concepción rodeado de su familia un 7 de febrero de 1901. La Ilustre Municipalidad de Concepción decidiendo perpetuar su memoria, designa con el nombre de Avenida Miguel Ignacio Collao al antiguo camino de Puchacay el 2 de octubre de 1904 como homenaje a tan destacado benefactor penquista.

Etiquetas